Cardiopatía isquémica - Capítulo 1

  • Forcada
  • Forcada
  • Papel
  • Arterial
  • Efectos
  • Enfermedad
  • Flujo
  • Factores
  • Cardiovascular
  • Vascular
  • Endotelial
  • Endotelio
Endotelio y prevención cardiovascular: de la célula a la prevención integral del paciente. Pedro Forcada

Cardiopatía isquémica - Capítulo

VER EL LIBRO COMPLETO Capítulo 1 Endotelio y prevención cardiovascular: de la célula a la prevención integral del paciente Pedro Forcada Perspectiva histórica El estudio de la ultraestructura arterial y en particular del endotelio está íntimamente ligado al desarrollo de la microscopia a mediados de 1600. M. Malpighi (1628-1694), estudiando preparados animales describió conexiones finas como cabellos entre las arteriolas y las vénulas y por ello las denominó “capilares”. Ulteriormente, tanto W. Harvey (1578-1658) en “De Motu Cordis”, como J.L. Pouseuille (1799-1869) intuían que había un sistema microvascular que permitía que la sangre pasara de izquierda a derecha y definían en forma abstracta la “microcirculación”. A comienzos del siglo XX ya se describía la estructura arterial en tres capas con el endotelio, la media muscular y la adventicia, al menos en grandes vasos. A fines de 1960 H. Florey (1898-1968), que trabajaba con Fleming en estudios de microbiología y descubrieron la penicilina y por ello ganaron el premio Nobel, estaba enfocado principalmente en el estudio de las arterias y escribió: “el endotelio es algo más que una capa de celofán nucleado” intuyendo que esas células tenían más funciones que la de simple barrera entre la luz y la pared vascular por lo que había observado en una vida dedicada al estudio de las arterias y como algunas sustancias pasaban de la luz a la pared vascular, unas a través y otras entre las uniones de las células endoteliales (Figura 1). En las dos décadas siguientes un impresionante número de investigadores se lanzaría a entender los “factores derivados del endotelio” que modulaban la vasomoción, el remodelamiento de la pared y los procesos hemostáticos e inmunológicos, y el papel central del endotelio en los mismos. Esta investigación incluyó dos premios Nobel, uno por la prostaciclina (1970) y otro por el óxido nítrico (1988), este último considerado la molécula del año en 1992 por Science, en reconocimiento a sus múltiples funciones biológicas, entre las cuales muchas son mediadoras endoteliales. Desde entonces el endotelio ha sido sujeto de investigación básica y clínica intensiva y al cabo de medio siglo, si bien se conoce bastante de su funcionamiento e importancia biológica (es el primer órgano neuroendocrino en tamaño y función de nuestro organismo), no se ha establecido clínicamente el valor de la detección de la disfunción endotelial y las medidas terapéuticas dirigidas al endotelio que puedan repercutir favorablemente sobre la función vascular y la enfermedad aterosclerótica. Estructura y función de la célula endotelial Conceptos de esqueleto celular, cilios, clones y otros Esencialmente la célula endotelial es una célula aplanada que recubre la superficie 15

Biblioteca