Cardiopatía isquémica - Capítulo 7

  • Angiotensina
  • Zaidel
  • Zaidel
  • Ventricular
  • Efectos
  • Microvascular
  • Enfermedad
  • Efecto
  • Ieca
  • Coronaria
  • Sraa
  • Inhibidores
  • Pacientes
Uso racional de inhibidores del sistema renina angiotensina en cardiopatía isquémica. Ezequiel Zaidel

Cardiopatía isquémica - Capítulo

VER EL LIBRO COMPLETO Capítulo 7 Uso racional de inhibidores del sistema renina angiotensina en cardiopatía isquémica Ezequiel Zaidel El reconocimiento del sistema renina angiotensina aldosterona (SRAA) y sus moduladores, fue uno de los principales hitos en la terapéutica cardiovascular, siendo uno de los fármacos más utilizados en la actualidad. No hay dudas de sus beneficios en mortalidad y morbilidad en pacientes con disfunción sistólica por infarto u otra cardiopatía crónica o en diabéticos con compromiso renal. La mayoría de los pacientes cardiópatas reciben inhibidores del SRAA por uno u otro motivo. Sin embargo, los sustratos fisiopatológicos, evidencias clínicas y recomendaciones, no son universales y muchas veces se extrapolan resultados de una entidad a otra. Se analizan a continuación aspectos fisiopatológicos de la enfermedad coronaria, del SRAA y las bases racionales para la utilización de los inhibidores del SRAA en dichos pacientes, especialmente con isquemia y función sistólica preservada, pero sin discutir la utilización en indicaciones actualmente aceptadas como la disfunción sistólica de ventrículo izquierdo, la evidencia o diagnóstico de insuficiencia cardíaco o el diagnóstico de cardiomiopatía. Fisiopatología de los síndromes coronarios agudos y la enfermedad coronaria crónica, y sus dianas terapéuticas En la actualidad se reconoce que el principal mecanismo fisiopatológico que lleva a los síndromes coronarios agudos es la aterosclerosis coronaria con ruptura de placa, exposición del subendotelio, agregación plaquetaria y trombosis in situ (parcial o total). Sin embargo, también se reconocen otros mecanismos que provocan dolor precordial y síndromes coronarios agudos, como el espasmo de las arterias coronarias epicárdicas, las alteraciones microvasculares, las enfermedades protrombóticas, anemia severa, taquiarritmias, y muchas otras más que llevan finalmente a un disbalance entre la oferta y la demanda de oxígeno que se manifestará como ángor, como se describe en el capítulo correspondiente del primer tomo de esta obra. Por ello, las dianas terapéuticas en los síndromes coronarios agudos y la enfermedad coronaria crónica son muy diversas; se pueden citar la vasodilatación coronaria, el control del doble producto, los antitrombóticos, la inhibición del remodelado adverso, la corrección de dislipemias, etcétera, los que se logran con una adecuada combinación de antitrombóticos, estatinas, betabloqueantes (y nitratos y bloqueantes cálcicos 85

Biblioteca