Views
3 years ago

Psicofarmacología 31

Revista Latinoamericana de Psicofarmacología y Neurociencia.

Victoria Inés

Victoria Inés Fernández Pinto Introducción El descubrimiento casual de fármacos útiles para el tratamiento de la depresión en la década de 1950 (antidepresivos tricíclicos e IMAO), abrió paso a la hipótesis de las monoaminas postulada por Schildkraut, Bunney y Davis, la cual impulsó el desarrollo de drogas antidepresivas efectivas capaces de aumentar la concentración de las aminas biógenas en la hendidura sináptica (1, 2, 3). En el transcurso de las últimas décadas, se comenzó a conceptualizar el efecto deletéreo del estrés. Es en este momento cuando aparecieron las nuevas teorías sobre la neurobiología de la depresión, las cuales hacen hincapié sobre la participación del estrés y su correlación con la aparición de estados depresivos y trastornos de ansiedad (4, 5, 6). Dentro de los hallazgos más contundentes en la neurobiología del trastorno depresivo se debe destacar la evidencia científica que avala la existencia de una disfunción en la señalización del sistema de neurotransmisión del factor liberador de corticotrofina (CRF), en la cual este neuropéptido y su receptor CRF1 desempeñan un papel preponderante. Se observó que existía un incremento en la transmisión CRFérgica de las neuronas del sistema límbico, con el correlato de un eje hipotálamo-pituitario-adrenal (HPA) hiperactivo y elevadas concentraciones del CRF en el líquido cefalorraquídeo (7, 8, 9, 10, 11). La disfunción del eje HPA adquiere un papel protagónico, dado que la remisión duradera de la signo-sintomatología del trastorno depresivo está estrechamente vinculada con la normalización del patrón de funcionamiento de este eje (7, 12, 13, 14). Los niveles normales de cortisol son necesarios para un feedback eficiente, lo cual está programado por el genotipo. Estos niveles pueden ser modificados, pudiendo alcanzar un nivel más alto por influencia de las experiencias adversas y estresantes, lo cual es particularmente cierto en las etapas tempranas del desarrollo. El abuso sexual, el maltrato físico y/o psíquico y el cuidado parental negligente padecido en la infancia, se correlacionan con un incremento de la vulnerabilidad para el desarrollo de estados depresivos y trastornos de ansiedad (4, 15, 16). Las experiencias adversas en otras etapas de la vida preceden también con frecuencia al trastorno depresivo asociándose el estrés a la gravedad de la enfermedad. En los casos mencionados se postula un círculo vicioso que involucra el aumento de la síntesis y la liberación del CRF, resistencia en el feedback (deficiente apagado o shut-off del eje HPA) e hipercortisolismo (12, 15, 16). A su vez, se ha constatado que los niveles elevados persistentes de glucocorticoides (GC) alteran la función y la estructura del hipocampo, perdiéndose el balance adecuado de la acción de los receptores a mineralocorticoides y los receptores a glucocorticoides (MR/GC). Se produce una desensibilización de los MR, que precede a la down regulation de los GR, con agravamiento de la disfunción de la regulación neuroendocrina y la aparición de cambios del humor, así como alteraciones cognitivas y conductuales importantes (17, 18). Por otra parte, nuevas líneas de investigación en el campo de la psiconeuroinmunología han podido establecer la existencia de un diálogo o comunicación recíproca entre el sistema inmunológico y el SNC de insospechadas características (19). Se ha comprobado que el tratamiento con interferones (como el INF a y el INF g) induce síntomas depresivos o trastornos depresivos mayores en una gran cantidad de sujetos. En estudios llevados a cabo en roedores, con la administración de las interleuquinas 1 o 6 (IL1-IL6) se constata la aparición de una compleja sintomatología (sickness behavior) caracterizada por anorexia, pérdida de peso y supresión de las conductas sociales, motoras y exploratorias, que son síntomas extrapolables a los de la depresión humana. La administración crónica de la IL6 en ratas induce la falta de preferencia por la sacarosa, lo que se correlaciona con equivalentes de anhedonia y dificultad en experimentar placer (20). Por lo tanto se postula, al respecto, que un aumento de la producción de citoquinas pro-inflamatorias (IFN g, IL1, IL6) se correlaciona con la etiología y la sintomatología de la depresión (2, 20, 21). Los avances espectaculares en el campo de la biología celular y molecular han permitido delinear las cascadas de señalización intracelular activadas luego del acople del complejo agonistareceptor y se han comenzado a caracterizar las acciones del estrés y también de los antidepresivos sobre estos caminos intracelulares. Se debe tener en cuenta que la exposición aguda o crónica al estrés produce una disminución de la expresión celular de factores neurotróficos, en las neuronas de la región CA3 del hipocampo, induciendo la atrofia de las mismas y promoviendo la aparición de la sintomatología depresiva en los individuos vulnerables. Así, las teorías celulares y moleculares sobre la neurobiología de la depresión sostienen que la administración de fármacos antidepresivos a largo plazo induce un sustancial incremento del AMPc y de la expresión de la proteína de unión al elemento de respuesta del AMPc (CREB) en áreas específicas del cerebro, lo que conlleva a la regulación de genes específicos. Se constata así, un aumento de la expresión del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) en ciertas poblaciones neuronales del hipocampo y de la corteza frontal, lográndose una nuevo estado adaptativo tendiente a revertir las alteraciones inducidas por el estrés (1, 2, 5). Existen múltiples teorías que intentan explicar la neurobiología de la depresión (22). Dada la complejidad con la que el SNC lleva a cabo el procesamiento emocional, muchas de estas hipótesis no se excluyen sino que son complementarias y han permitido el diseño de fármacos antidepresivos con novedosos mecanismos de acción más allá de los ofrecidos por la inicial hipótesis monoaminérgica. En este contexto, en la última década se ha podido correlacionar ciertos neuropéptidos con la neurobiología de las patologías asociadas con el estrés (23, 24). Los neuropéptidos son moléculas constituidas por cadenas cortas de aminoácidos, que pueden cumplir funciones como neurotransmisores, neurohormonas o neuromoduladores (25). Dadas las características plásticas en el patrón de expresión, como también las interacciones funcionales (ya sea sinérgicas o antagónicas) con sus congéneres y la importante modulación de los sistemas clásicos de neurotransmisión en los circuitos neuronales que procesan el miedo, la ansiedad y los estados afectivos, los péptidos neuroactivos son moléculas de gran importancia en el procesamiento de las emociones (25, 26). Con el desarrollo de fármacos de gran selectividad sobre los receptores de unión a estos péptidos se abre la expectativa del comienzo de una nueva etapa en la terapéutica del amplio campo del estrés, la depresión y la ansiedad. En este trabajo se analizaran los datos disponibles que correlacionan a la sustancia P (SP) con la neurobiología de la depresión y de los trastornos de ansiedad y la posibilidad de contar con nuevos fármacos antagonistas selectivos del receptor para la SP (SPAs). La familia de las taquikininas y sus receptores En el año 1931, von Euler y Gaddum descubrieron en extractos 18 // EDITORIAL SCIENS

Psicofarmacología 5:31, abril 2005 de intestino y cerebro equino, una sustancia que provocaba contracciones del músculo liso, a la que dieron el nombre de “sustancia P” (SP). Recién en 1970, Chang y Leeman lograron caracterizarla como un péptido constituido por 11 aminoácidos. Así, la SP pasó a formar parte de la familia de neupéptidos denominada taquikininas, junto a la neurokinina A (NKA) y a la neurokinina B (NKB) (27, 28, 29). Los neuropéptidos agrupados en la familia de las taquikininas poseen en común una misma secuencia terminal: Phe-X-Gly-Leu-Met-NH2 (Figura 1). En los mamíferos, las taquikininas que se expresan en el sistema nervioso central se denominan neurokininas (28). Las neurokininas son codificadas por dos genes. 1. La SP y la NKA son codificadas por el gen preprotaquikinina I o A (PPT I o A). Como resultado del splicing alternativo del ARN transcripto primario de este gen se originan: a) El a-PPT ARNm, el b-PPT ARNm y el g-PPT ARNm y, subsecuentemente, la a, b, y g PST. b) La SP se origina a partir del procesamiento ulterior de estas tres variantes de PPTs. c) Solo las formas a y g se correlacionan con la expresión de la NKA. 2. La NKB es codificada por otro gen: el PPT-B o II (27, 29). Se conocen tres receptores para las taquikininas en los mamíferos, los cuales están bien caracterizados. En 1984 en el simposio sobre taquikininas, llevado a cabo en Montreal, se propuso adoptar la siguiente nomenclatura oficial, con el fin de unificar criterios: a) receptor taquikinina NK1 (NK1R) b) receptor taquikinina NK2 (NK2R) c) receptor taquikinina NK3 (NK3R) Generalmente, por razones de comodidad y para abreviar, se procede a la omisión del término taquikinina. Las tres neurokininas poseen capacidad de unión para todos estos receptores, aunque la SP tiene alta afinidad por el NK1R y se la considera su ligando endógeno. Por su parte, la NKA es un potente agonista del NK2R y lo mismo se verifica con la NKB respecto del receptor NK3 (27, 29) (Figura 2). La sustancia P: Su receptor, localización anatómica y funciones fisiológicas La sustancia P es la neurokinina más y mejor estudiada. Tiene alta expresión dentro del SNP y SNC, estando el neuropéptido y su receptor ampliamente distribuidos en la médula espinal y en la sustancia nigra. También se encuentra altamente expresada en circuitos neuronales cerebrales y del tronco del encéfalo de capital importancia en el procesamiento emocional como la corteza cerebral, el hipotálamo, la amígdala, el septum, el hipocampo, el núcleo del lecho de la estría terminal (BNST), el locus coeruleus (LC), los núcleos del rafe (NR), la habénula lateral (LHB), la sustancia gris periacueductal (PAG) y el núcleo parabraquial (PB) (24, 28, 29). FIGURA 1 Familia de las Taquikininas en los mamíferos La sustancia P (SP) fue descubierta en el año 1931 (Von Euler) en extractos de intestino y cerebro equino. La SP se colocaliza con otros neurotransmisores, y ejerce importantes efectos neuromodulatorios. Así, es posible encontrar subpoblaciones de neuronas serotonérgicas de los NR, noradrenérgicas del LC, dopaminérgicas del tallo cerebral y del estriado, de neuronas productoras del CRF en el hipotálamo, así como de neuronas gabaérgicas y las colinérgicas de la corteza cerebral, que coexpresan SP (24, 30, 31). El receptor de la SP (NK1R) fue clonado en humanos y el gen codificador de esta proteína se localiza en el cromosoma 2. Este receptor se expresa dentro del SNC, tanto en las neuronas como en la glía, y también presenta una distribución en tejidos periféricos, incluso en células no neuronales (27). Los NK1Rs pertenecen a la superfamilia de receptores acoplados a proteína G. La estimulación de estos receptores activa segundos mensajeros, pudiéndose inducir un incremento del AMPc vía la enzima adenilatociclasa, o se pueden activar las cascadas intracelulares que involucran al inositol trifosfato (IP3) y al diacilglicerol (DAG) y la movilización del ácido araquidónico mediante la participación de la fosfolipasa C (PLC) y/o la fosfolipasa A (PLA), respectivamente (28). Por su amplia distribución y efectos modulatorios, la SP se correlacionó tradicionalmente con diversas condiciones como la inflamación, el dolor, las funciones respiratorias y las gastrointestinales. Con la síntesis de antagonistas de gran selectividad por el NK1R, desarrollados a partir de la década de 1990, se han podido ir testeando sus funciones hipotéticas, con lo que cobró particular interés su participación en el procesamiento de las respuestas al estrés y la emesis. Los primeros antagonistas selectivos y no péptidicos del NK1R, también mencionados como antagonistas selectivos de la SP (SPAs), fueron sintetizados como posibles fármacos de utilidad en el tratamiento del dolor, aunque no se ha podido demostrar la eficacia clínica en tal sentido. Con el advenimiento de modelos experimentales a través de manipulaciones genéticas específicas, como los ratones con knockout génico del gen codificador del NK1R, se pudieron corroborar los resultados de los estudios farmacológicos con los SPAs. En estos ratones, las respuestas conductuales a los estímulos nociceptivos agudos, tanto térmicos como mecánicos o químicos, no se diferencian de los del grupo control (ratones no mutantes) (28, 32). Los SPAs han demostrado poseer propiedades antieméticas, dado que inhiben los vómitos secundarios a la administración de apomorfina y loperamida (las cuales inducen el vómito a través FIGURA 2 La Familia de las Taquikininas en los mamíferos h SP h NK1R Gen PPT I o A h NKA h NK2R Gen PPT II o B h NKB h NK3R Es un neuropéptido constituido por 11 aminoácidos: SP: Arg-Pro-Lys-Pro-Gln-Gln-Phe-Phe-Gly-Leu-Met-NH2. En los mamíferos conforma la familia de las taquikininas junto a: 1. Neurokinina A: His-Lys-Thr-Asp-Ser-Phe-Val-Gly-Leu-Met-NH2 2. Neurokinina B: Asp-Met-His-Asp-Phe-Val-Gly-Leu-Met-NH2 Las taquikininas tienen en común la secuencia terminal: Phe- X-Gly-Leu- Met-NH2. Hipotálamo Amígdala Hipocampo Estriado N. Acc Habénula PAG N. Raphe Estriado Septum medial LC Corteza cerebral Loop nigro-estriatal BNST Hipotálamo Habénula Amígdala EDITORIAL SCIENS // 19

Biblioteca

Guía de tratamiento 2019 - Abril 2019
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 1
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 2
Neurotransmisión adrenérgica - 7/2018
Dislipemias y aterogenesis
Hipertensión Arterial
Bases biológicas y targets
Neurociencia & Cardiología 1 - Julio 2018
Guías de tratamiento 2018 - Marzo 2018
AAP Forense 39 - Octubre 2018
Urgencias 1 - Trastornos de ansiedad
Urgencias 2 - Psicosis de base somática
Urgencias 3 - Psicosis endógenas agudas
Urgencias 4 - Episodios agudos en psicosis crónicas
Urgencias 5 - Episodios agudos en psicosis orgánicas crónicas
Urgencias 6 - Trastornos de la personalidad
Alcohol
Cocaína
Psicofármacos. Benzodiacepinas y drogas Z
Tabaco
Marihuana
Poblaciones especiales
Deterioro corgnitivo leve
Gerontopsiquiatría - Trastornos depresivos
Gerontopsiquiatría - Trastornos de ansiedad
Imágenes de la Psiquiatría Latinoamericana
Volumen I - Esquizofrenia y otras psicosis
Volumen II-2 - Trastornos depresivos II - 9/2010
Volumen II - Trastornos depresivos I - 7/2010
Volumen III - T. del ánimo: Bipoladirar 5/2011
Volumen IV - Demencias - 9/2011
Volumen V - Adicciones - 4/2012
Volumen VI - Trastornos de ansiedad - 11/2012
Volumen VII - Adultos mayores - Agosto 2013
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 1
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 2
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 3
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 4
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 5
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 6
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 7
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 8
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 9
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 10
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 11
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 12
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 13
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 14
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 15
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 16
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 17
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 19
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 20
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 21
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 22
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 23
Tratado de Actualización en Psiquiartía - Fascículo 24
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 25
116 - M Toledo y col - Junio de 2019
116 - C Morra - Junio de 2019
115 - D Cohen - Mayo 2019
115 - CP Ríos - Mayo 2019
114 - A Gómez - Abril 2019
114 - A Kabanchik - Abril 2019
113 - HA Serra - Febrero 2019
113 - Mazzoglio y Nabar Martín - Febrero 2019
113 - GB Acosta - Febrero 2019
113 - L Allegro - Febrero 2019
psico 113 - Novedades
112 - MS Pérez de Vargas - Enero 2019
112 - J Galzerano - Enero 2019
112 - Novedades - Enero 2019
Psico 111 - 1
Psico 111 - 2
psico 110 - 1
110 - MS Pérez de Vargas
psico 109 - 1
psico 109 - 2
108 - E Carranza Vélez - Febrero 2018
psico 108 - 2
psico 108 - 3
psico 107 - 1
psico 107 - 2
psico 106 - 1
psico 106 - 2
psico 106 - 3
psico 105 - 1
psico 105 - 2
Psico 104 - nota 1
Psico 104 - nota 2
psico 103 - nota 1
psico 103 - nota 2
psico 103 - nota 3
102 - MJ Mazzoglio y Nabar - Febrero 2017
102 - NM Zelaschi y col. - Febrero 2017
101 - LM Zieher - Noviembre 2016
101 - Rodolfo Ferrando y col. - Noviembre 2016
101 - Ética - Noviembre 2016
100 - LM Zieher - Octubre 2016
100 - Laura Sarubbo - Octubre 2016
99 - JP Díaz - Agosto 2016
99 - D Serrani - Agosto 2016
98 - D Serrani - Junio 2016
98 - VM Daverio - Junio 2016
97 - Diego Cohen - Abril 2016
97 - MC Brió - Abril 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2016
95 - D Serrani - Noviembre 2015
95 - A Sánchez Toranzo y col. - Noviembre 2015
94 - MS Perez de Vargas - Octubre 2015
94 - MJ Scolari - Octubre 2015
93 - MS Perez de Vargas - Agosto 2015
93 - NM Zelaschi y col. - Agosto 2015
92 - LM Zieher - Junio 2015
92 - D Saferstein - Junio 2015
91 - D Serrani - Abril 2015
91 - D Cohen - Abril 2015
91 - A Sánchez Toranzo - Abril 2015
90 - MS Gonçalves Borrega - Febrero 2015
90 - AR Lasarte Lloveras y col. - Febrero 2015
89 - EK Blanc - Noviembre 2014
89 - L Carosella y col. - Noviembre 2014
88 - E Isasi y col. - Octubre 2014
88 - D Serrani - Octubre 2014
87 - S Dias Kümpel - Agosto 2014
87 - M Zorrilla Zubilete - Agosto 2014
86 - D Cohen - Junio 2014
85 - AB Romeo - Abril 2014
85 - O Bondolfi - Abril 2014
84 - LM Zieher - Febrero 2014
84 - P Osores - Febrero 2014
84 - R Groisman - Febrero 2014
83 - P Osores - Noviembre 2013
83 - A Vicario - Noviembre 2013
83 - MJ Scolari - Noviembre 2013
82 - LM Zieher - Octubre 2013
82 - E Serfaty - Octubre 2013
82 - D Serrani - Octubre 2013
81 - LM Zieher - Agosto 2013
81 - A Kabanchik - Agosto 2013
80 - O Bondolfi - Junio 2013
80 - A Sayús - Junio 2013
79 - K Alipanahi - Abril 2013
79 - E Serfaty y col. - Abril 2013
79 - RJM Rocabado Vargas - Abril 2013
78 - E Serfaty y col. - Febrero 2013
78 - MV Chiappe - Febrero 2013
78 - A Kabanchik - Febrero 2013
77 - A Kabanchik - Noviembre 2012
77 - LE Barrera y col. - Noviembre 2012
77 - LV Galván - Noviembre 2012
76 - A Sánchez Toranzo - Octubre 2012
76 - D Serrani - Octubre 2012
76 - M Scolari - Octubre 2012
75 - MX Oviedo Mañas - Agosto 2012
75 - MA Marco - Agosto 2012
75 - R Groisman - Agosto 2012
74 - LR Guelman - Junio 2012
74 - EM Serfaty - Junio 2012
74 - L Perissé - Junio 2012
73 - M Zorrilla Zubilete - Abril 2012
73 - G Delmonte - Abril 2012
73 - SP Udry - Abril 2012
72 - AC Cipolla - Febrero 2012
72 - A Sayús - Febrero 2012
72 - Olga Bondolfi - Febrero 2012
71 - LM Zieher - Noviembre 2011
71 - E Serfaty - Noviembre 2011
71 - V de la Paz Sáenz - Noviembre 2011
70 - A Sánchez Toranzo y col. - Octubre 2011
70 - PR Papaleo - Octubre 2011
70 - AB Kabanchik - Octubre 2011
psico 69 - nota 1
69 - D Serrani - Agosto 2011
69 - FM Daray y col. - Agosto 2011
68 - LM Zieher - Junio 2011
68 - D Saferstein - Junio 2011
68 - SP Udry - Junio 2011
67 - MC Brió - Abril 2011
67 - ML González - Abril 2011
67 - PS Cuevas - Abril 2011
66 - E Serfaty - Febrero 2011
66 - R Groisman - Febrero 2011
66 - A Kabanchik - Febrero 2011
65 - JA Reyes Ticas - Noviembre 2010
65 - O Bondolfi - Noviembre 2010
65 - G Delmonte - Noviembre 2010
64 - D Cohen - Octubre 2010
64 - E Serfaty - Octubre 2010
64 - G Delmonte - Octubre 2010
63 - E Serfaty y col. - Agosto 2010
63 - G Daruich - Agosto 2010
63 - AB Kabanchik - Agosto 2010
62 - M Alonso - Junio 2010
62 - EL Schvartzapel - Junio 2010
61 - M Alonso - Abril 2010
61 - ÁSA Álvarez Sanguedolce - Abril 2010
60 - MR Batsios y col. - Febrero 2010
60 - GB Acosta - Febrero 2010
60 - E Serfaty - Febrero 2010
59 - SA Alvano y col. - Noviembre 2009
59 - A Sánchez Toranzo - Noviembre 2009
59 - AS Ekboir - Noviembre 2009
58 - SA Alvano y col. - Octubre 2009
58 - O Bondolfi - Octubre 2009
58 - AB Kabanchik - Octubre 2009
57 - ML González - Agosto 2009
57 - MC Brió - Agosto 2009
57- NE Grañana - Agosto 2009
56 - LM Zieher - Junio 2009
56 - PD Gargoloff - Junio 2009
56 - Alicia Kabanchik - Junio 2009
55 - D Cohen - Abril 2009
55 - M Bonanni - Abril 2009
55 - MJ Scolari - Abril 2009
54 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2009
54 - B Saravia - Febrero 2009
54 - GJ Hönig - Febrero 2009
53 - RS Gilszlak, S Estensoro - Noviembre 2008
53 - GJ Hönig - Noviembre 2008
53 - P Antúnez - Noviembre 2008
52- LM Zieher - Octubre 2008
52 - D Maur, B Bourdet - Octubre 2008
52 - GJ Hönig - Octubre 2008
51- M Migueres y col. - Agosto 2008
51 - MC Brió - Agosto 2008
51 - MV Rodríguez - Agosto 2008
50 - LM Zieher - Junio 2008
50 - N Fejerman - Junio 2008
50 - LR Guelman - Junio 2008
49 - A Sánchez Toranzo - Abril 2008
49 - S Gobbi1 y N Zelaschi - Abril 2008
49 - MF Kuspiel y J Torrez - Abril 2008
48 - S Halsband - Febrero 2008
48 - MJ Scolari y GB Acosta - Febrero 2008
48 - L Scévola y col. - Febrero 2008
47 - GE Barrantes - Noviembre 2007
47 - F Vidal - Octubre 2007
46 - P Vallejos y col. - Noviembre 2007
46 - R Groisman - Noviembre 2007
46 - MA Kauffman y col. - Octubre 2007
45 - MJ Scolari - Agosto 2007
45 - HJ Bertera - Agosto 2007
45 - RA Yunes - Agosto 2007
44 - MC Brió - Junio 2007
44 - RA Yunes - Junio 2007
44 - D Saferstein - Junio 2007
43 - LM Zieher - Abril 2007
43 - RA Yunes - Abril 2007
43 - L Scévola y col. - Abril 2007
42 - MJ Scolari - Febrero 2007
42 - M Zorrilla Zubilete - Febrero 2007
41 - LM Zieher - Diciembre 2006
41- MC Brió - Ddiciembre 2006
41 - D Scublinsky - Diciembre 2006
40 - SA Alvano - Octubre 2006
40 - D Cohen, M Rodríguez - Octubre 2006
40 - L D`Alessio y col. - Octubre 2006
46 - V Rodríguez Rohwain y E Zaidel - Julio 2019
45 - E Zaidel - Mayo 2019
45 - E Yarri - Mayo 2019
44 - E Zaidel - Marzo 2019
44 - P Forcada - Marzo 2019
43 - E Zaidel - Septiembre 2018
43 - A Sigal - Septiembre 2018
Neuro & cardio 1 - P Forcada - Julio 2018
Neuro & cardio - A Vicario - Julio 2018
42 - JP Costabel - Junio 2018
42 - E Zaidel y col. - Junio 2018
41 - EJ Zaidel - Abril 2018
41 - E Sagray y col. - Abril 2018
40 - LM Pupi - Noviembre 2017
40 - E Zaidel - Noviembre 2017
39 - AM Cafferata y col. - Octubre de 2017
39 - GD Elikir - Octubre de 2017
36 - MNC Derito - Junio 2019
Psiquiatria 35 - 2
Psiquiatría 35 - 1
Psiquiatría 34 - 2
Psiquiatría 34 1
Psiquiatría 33 - 1
Psiquiatría 33 - 2
Psiquiatría 33 - 3
Ansiedad en niños y adolescentes - Junio 2019
Teoría de la mente. Neurobiología - D Coehn
Neurociencias y Cardiología - P Forcada
Microbita, estrés y depresión en la vejez - A Kabanchik
Mecanismos moleculares que unen dolor y trastornos psiquiátricos - A Serra
Encrucijada psicofarmacológica con los antipsicóticos - D Fadel
Fallas evolutivas responsables de las enfermedades mentales - M Mora

Av. García del Río 2585 Piso 12 A - C.A.B.A
+54 11 2092 1646 | info@sciens.com.ar

Editorial Sciens, Todos los Derechos Reservados 2015

Neurociencia - De la neurona a la mente

De la neurona a la mente