Views
4 years ago

Psiquiatría 27

  • Text
  • Existencia
  • Sujeto
  • Angustia
  • Sintesis
  • Sujeto
Revista Latinoamericana de Psiquiatría.

Psiquiatría 7:27, Septiembre 2014 La angustia en Descartes Bohvjti!jo!!Eftdbsuft Lic. Marcelo La Valle Licenciado en Psicología Miembro de PAUSA Docente en la Cátedra “Problemas Filosóficos en Psicología” – Facultad de Psicología UBA. Investigador UBACyT: “La satisfacción en la estructura del sujeto”. El mundo previo Una de las características que distinguían al mundo medieval era la idea de límite; se trataba de un mundo encerrado dentro de las esferas celestes del sistema ptolemaico. Allí, el hombre se encontraba seguro, esta limitación le brindaba tranquilidad. Citaremos algunos antecedentes que desembocan en la modernidad y en la manera en que el hombre comienza a tomar un lugar. Se descubre América en 1492 y con ello la redondez de la tierra que “flotaba”, por lo tanto, de una manera misteriosa. En 1543, Nicolás Copérnico, astrónomo polaco, escribe Acerca de las revoluciones de los cuerpos celestes; allí propone que el sol es una estrella fija, alrededor de la cual giran los planetas (entre ellos la Tierra). En 1609 Galileo construye el primer telescopio; con el demuestra por primera vez la teoría copernicana con pruebas directas y de observación.También en 1609 Johannes Kepler publica Astronomía nova, describiendo las órbitas elípticas de los planetas. Más tarde aparecería Newton con su Teoría de la gravitación universal, aunque este descubrimiento es poscartesiano (1687) Comienza a cuestionarse la metafísica aristotélica y el modelo ptolemaico del universo que se sostenía hasta el momento. El espacio ordenado (la tierra, debajo los infiernos) y finito, se convierte en homogéneo (los lugares pierden su cualidad diferencial) e infinito. Tenemos a partir de este momento un espacio matemático y geométrico. Galileo, como seguidor de Copérnico sienta las bases de la ciencia moderna, no procede solo por deducción y teoría sino que da lugar al experimento. Argumenta como necesaria la confianza en la razón matemática; su idea es que no se podrá leer el Universo si no conocemos primero el lenguaje en el que está escrito. En su Saggiatore (1623) Galileo escribía lo siguiente: "La Naturaleza está escrita en lenguaje matemático". Surge así en el siglo XVII una actitud optimista respecto de la razón, esta será el motor de la filosofía cartesiana. En Descartes la razón matemática llega a su máximo momento de desarrollo en el Discurso del Método (1637), que luego será fundamentado metafísicamente por las Meditaciones Metafísicas (1641). Esta razón encuentra su contrapeso en la fuerte corriente escéptica que se presenta,desde un poco antes del siglo XVII, con Montaigne. Descartes retoma de Montaigne muchísimos argumentos escépticos con la idea de llevar a cabo dentro de su propia obra esta pelea entre el optimismo de la razón geométrica, que quiere imponerse, y el pesimismo del escepticismo. Montaigne, en su Apología de Raimundo de Sabunde, defiende la separación de razón y fe y propone unas tesis escépticas extraordinarias acerca de la razón. Su intención es mostrar la endeblez de la razón humana y la arrogancia del hombre al colocarse por encima de todo a partir de ella. Descartes había leído a Montaigne y deber realizar un esfuerzo extraordinario para superar sus objeciones, que se sintetizan en la radical insuficiencia de la razón: solo Dios y la fe nos enseñan la verdad. Montaigne argumenta que en toda la filosofía no hay una sola proposición que no haya sido debatida y discutida. Allí empalma la empresa cartesiana: alcanzar una verdad cierta e indubitable. El comienzo de la filosofía cartesiana está dado, en primer lugar, por la admisión de este escepticismo como instrumento necesario para la purificación de una razón que puede ser demasiado indulgente consigo misma. Las meditaciones metafísicas En la filosofía no hay nada que no haya sido objeto de disputa, y es esto lo que no puede soportar, lo dudoso. El conocimiento ha de ser absolutamente seguro o ha de abandonarse. Descartes se propone, así, terminar con ese estado de cosas y fundar el saber sobre bases sólidas. Cuando Descartes escribe las Meditaciones Metafísicas ya había escrito su Discurso del Método y también La Dióptrica (estudios sobre el comportamiento de la luz). Por un lado, Las Meditaciones Metafísicas apuntan a fundamentar metafísicamente el método cartesiano, dando un fundamento que llegue hasta la raíz misma de las cosas. Lo fundamental de su método consiste en el orden, ciertas reglas para la dirección de la mente o el espíritu para la adquisición del conocimiento. Esto lo podemos asemejar al buen camino para acceder a la sabiduría. Por otro lado, es posible pensar las Meditaciones como un movimiento que inicia la modernidad hacia el Yo, se trata del descubrimiento del sujeto de un modo sistematizado. Veamos el modo en que Descartes llega a ese punto indubitable, que será la base de todo su sistema: soy una cosa que piensa. En la primera meditación comienza a enumerar las cosas que pueden ponerse en duda. Se propone a sí mismo deshacerse de todas las opiniones que había admitido hasta el momento con el objeto de partir desde cero, desde los fundamentos. La intención es establecer algo firme y constante, que sea el punto de apoyo de las ciencias. De este modo, cuestiona todo prejuicio que pudiera traer de una educación anterior y no admite como verdadero nada sin la menor ocasión de ponerlo en duda. Todo el pasado encierra al menos una enseñanza: debemos cuidarnos del error; por lo tanto la revisión estará guiada por la duda. EDITORIAL SCIENS // 13

Se convierte la duda en método; se trata de forzar la duda hasta sus mismos límites para ver si queda algo que se resista a ella. Esto mismo se entrama con el precepto primero de su método que insta a no aceptar como verdadero nada que no se le presente al espíritu de manera evidente; lo evidente incluye dos características: aquello a ser aceptado deberá presentarse de modo claro y distinto. La duda queda convertida en método para alcanzar la verdad; la duda tendrá las siguientes características: 1. Metódica: se la emplea como instrumento 2. Universal: habrá de aplicarse a todo sin excepción 3. Hiperbólica: será llevada hasta el último extremo, forzada al máximo posible. En primer término, Descartes pondrá en duda el testimonio de los sentidos. Puesto que los sentidos lo han engañado algunas veces, entonces seguramente es legítimo dudar de ellos como si ellos fueran a engañar siempre. Aquí se ponen en duda las ciencias medievales de la naturaleza, basadas en la cualidad y no en la cantidad (podemos poner como ejemplo la medicina). No se trata de renunciar a los sentidos, sino de poner en duda que la ciencia basada en ese testimonio sea una ciencia. Descartes da un paso más, se pregunta si es posible dudar si él mismo, Descartes, se encuentra allí con su bata, sentado junto al fuego. Ya no se trata de la duda que recae sobre cualidades, sino sobre la existencia misma de las cosas. Propone el argumento del sueño cuestionando el estatuto de realidad allí vivida: “¡Cuántas veces me ha sucedido soñar de noche que estaba en este mismo sitio, vestido, sentado junto al fuego, estando en realidad desnudo y metido en la cama!” 1 A partir de este argumento, Descartes duda entre el estado de vigilia y el de sueño, poniendo en cuestión la existencia de los objetos mismos, incluso del propio cuerpo, independientemente de sus cualidades. Quedan interpeladas así las ciencias basadas en la existencia, como la física; siguen aún en pie ciencias como la matemática y la geometría que se ocupan de cosas muy simples y generales. En estas ciencias están en juego relaciones lógicas que podrían sostenerse aún llegado a este punto de duda. Sin embargo, Descartes avanza un paso más con su instrumento. La duda recaerá finalmente sobre estas ciencias exceptuadas. Se vale de una hipótesis auxiliar, un artificio como parte de su argumentación escéptica llevada al límite: introduce la presencia de un genio maligno; se trata de un ser superior capaz de engañarlo acerca de todo, incluso acerca de las relaciones lógicas de la matemática y de la geometría. Descartes se vale de esta imagen porque espera obtener algo, un conocimiento cualquiera, que sea tan sólido como para salir airoso de esa confrontación. Lleva la confrontación del escepticismo a su extremo, a propósito, para que el producto que sobreviva a eso sea extremadamente confiable. La angustia Luego de haber llevado su empresa al extremo de poner en duda todo su universo, comienza la segunda meditación de la siguiente manera: “La meditación que hice ayer me ha llenado el espíritu de tantas dudas, que ya no me es posible olvidarlas. Y, sin embargo, no veo de qué manera voy a poder resolverlas; y, como si de pronto hubiese caído en unas aguas profundísimas, quédome tan sorprendido, que ni puedo afirmar los pies en el fondo ni nadar para mantenerme sobre la superficie.” 2 La imagen es verdaderamente dramática, y da a pensar un posible trasfondo de la invención cartesiana. La desgarradura del ser humano respecto de la naturalidad, respecto del instinto perdido que daría el ser. ¿Cuál es la respuesta de Descartes al confrontarse con semejante situación de “angustia”? El recurso del que se vale a continuación es producir una torsión: en el momento en que la duda llega al extremo de hacer vacilar todo punto de referencia, se convierte en su opuesto: en un conocimiento absolutamente cierto. Descartes gana así una existencia indudable, siendo su atributo el pensar como lo único propio, aquello que caracterizará ese ser: se trata de una cosa pensante, un intelecto, una razón. Se establece así el cogito: “Pienso, existo”; se trata en este caso de una intuición inmediata y no de una deducción. Encuentra su punto de Arquímedes, el primer principio de filosofía a partir del cual construir todo el edificio de la ciencia. Sin embargo, agrega respecto de su cogito que será verdadero en tanto lo esté pronunciando o concibiendo en su espíritu; con ello nos da pie a preguntar: ¿qué acontece si el pensamiento se detiene? Descartes para reasegurar la existencia de su cogito, propone una nueva operación en la tercera meditación. Aquella hipótesis auxiliar que incluía al genio maligno va a ser reemplazada por un Dios que detenta todas las perfecciones posibles. Es decir, para poder suprimir la duda que ponía en cuestión todo el universo examinará si hay Dios, y si éste puede ser engañador. A partir de darle entidad a la idea de Dios, justificará el grado de realidad del “Yo pienso”. Su argumento se basa en el análisis del pensar; ubica en el hecho de pensar la presencia de ideas, las clasifica y encuentra como idea privilegiada, innata, la idea de Dios. Paralelamente contamos con la noción de causalidad que implica un principio que dice: Un efecto no puede venir de la nada; un efecto tiene que proceder de una causa. Por otro lado la causa, debe tener mayor grado de realidad que el efecto; lo más perfecto no puede ser consecuencia de lo menos perfecto. Por tanto, el argumento en juego dice que la idea de Dios tiene un grado de realidad tan alto que no puede provenir de mí mismo. Así solamente Dios, efectivamente existente por fuera de mí mismo, un ser realísimo, podría servir de modelo o de causa a la cantidad de realidad contenida en mi idea de ser perfectísimo. Por lo tanto, es necesario que Dios exista. Con este último paso Descartes sale del solipsismo, garantiza el “pienso, soy” y también la existencia de Dios, principio absoluto del cual el yo puede ser deducido. El punto de interés de este pequeño desarrollo apunta a una mirada posible acerca de las maniobras de Descartes: en principio utiliza la duda como método para poner en cuestión todo conocimiento anterior con la finalidad de obtener un punto de base para la ciencia, un axioma sea evidente. Esta intervención escéptica lo lleva a un extremo en el que realmente queda cuestionado todo su Universo, no hay ya amarre, referencias en qué sostenerse. Inferimos en ello cierto encuentro con parte de la verdad estructural del ser humano, verdad de la que nada se quiere saber y que contacta con la angustia. Podríamos nombrar esta situación como el desvalimiento del ser humano frente a los poderes del destino. En ese momento de máxima duda y vía una torsión emerge su cogito: “pienso, soy”, punto de Arquímedes que se constituirá en su primer principio de filosofía. Mas como éste no puede sostenerse por sí mismo, redobla la medida protectora invocando la figura de Dios como garantía de todo su sistema. 1. Descartes, Meditaciones Metafísicas, Espasa Calpe, duodécima edición, pág. 94 2. Descartes, Meditaciones Metafísicas, Espasa Calpe, duodécima edición, pág. 98. 14 // EDITORIAL SCIENS

Biblioteca

119 - D Serrani - Octubre 2019
118 - V Porto, L Sarubbo - Octubre 2019
118 - D Serrani - Octubre 2019
117 - MF Iveli, V Ferreyra - Septiembre 2019
117 - G Tamosiunas - Julio 2019
116 - M Toledo y col - Junio de 2019
116 - C Morra - Junio de 2019
115 - D Cohen - Mayo 2019
115 - CP Ríos - Mayo 2019
114 - A Gómez - Abril 2019
114 - A Kabanchik - Abril 2019
113 - HA Serra - Febrero 2019
113 - Mazzoglio y Nabar Martín - Febrero 2019
113 - GB Acosta - Febrero 2019
113 - L Allegro - Febrero 2019
psico 113 - Novedades
112 - MS Pérez de Vargas - Enero 2019
112 - J Galzerano - Enero 2019
112 - Novedades - Enero 2019
Psico 111 - 1
Psico 111 - 2
psico 110 - 1
110 - MS Pérez de Vargas
psico 109 - 1
psico 109 - 2
108 - E Carranza Vélez - Febrero 2018
psico 108 - 2
psico 108 - 3
psico 107 - 1
psico 107 - 2
psico 106 - 1
psico 106 - 2
psico 106 - 3
psico 105 - 1
psico 105 - 2
Psico 104 - nota 1
Psico 104 - nota 2
psico 103 - nota 1
psico 103 - nota 2
psico 103 - nota 3
102 - MJ Mazzoglio y Nabar - Febrero 2017
102 - NM Zelaschi y col. - Febrero 2017
101 - LM Zieher - Noviembre 2016
101 - Rodolfo Ferrando y col. - Noviembre 2016
101 - Ética - Noviembre 2016
100 - LM Zieher - Octubre 2016
100 - Laura Sarubbo - Octubre 2016
99 - JP Díaz - Agosto 2016
99 - D Serrani - Agosto 2016
98 - D Serrani - Junio 2016
98 - VM Daverio - Junio 2016
97 - Diego Cohen - Abril 2016
97 - MC Brió - Abril 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2016
95 - D Serrani - Noviembre 2015
95 - A Sánchez Toranzo y col. - Noviembre 2015
94 - MS Perez de Vargas - Octubre 2015
94 - MJ Scolari - Octubre 2015
93 - MS Perez de Vargas - Agosto 2015
93 - NM Zelaschi y col. - Agosto 2015
92 - LM Zieher - Junio 2015
92 - D Saferstein - Junio 2015
91 - D Serrani - Abril 2015
91 - D Cohen - Abril 2015
91 - A Sánchez Toranzo - Abril 2015
90 - MS Gonçalves Borrega - Febrero 2015
90 - AR Lasarte Lloveras y col. - Febrero 2015
89 - EK Blanc - Noviembre 2014
89 - L Carosella y col. - Noviembre 2014
88 - E Isasi y col. - Octubre 2014
88 - D Serrani - Octubre 2014
87 - S Dias Kümpel - Agosto 2014
87 - M Zorrilla Zubilete - Agosto 2014
86 - D Cohen - Junio 2014
85 - AB Romeo - Abril 2014
85 - O Bondolfi - Abril 2014
84 - LM Zieher - Febrero 2014
84 - P Osores - Febrero 2014
84 - R Groisman - Febrero 2014
83 - P Osores - Noviembre 2013
83 - A Vicario - Noviembre 2013
83 - MJ Scolari - Noviembre 2013
82 - LM Zieher - Octubre 2013
82 - E Serfaty - Octubre 2013
82 - D Serrani - Octubre 2013
81 - LM Zieher - Agosto 2013
81 - A Kabanchik - Agosto 2013
80 - O Bondolfi - Junio 2013
80 - A Sayús - Junio 2013
79 - K Alipanahi - Abril 2013
79 - E Serfaty y col. - Abril 2013
79 - RJM Rocabado Vargas - Abril 2013
78 - E Serfaty y col. - Febrero 2013
78 - MV Chiappe - Febrero 2013
78 - A Kabanchik - Febrero 2013
77 - A Kabanchik - Noviembre 2012
77 - LE Barrera y col. - Noviembre 2012
77 - LV Galván - Noviembre 2012
76 - A Sánchez Toranzo - Octubre 2012
76 - D Serrani - Octubre 2012
76 - M Scolari - Octubre 2012
75 - MX Oviedo Mañas - Agosto 2012
75 - MA Marco - Agosto 2012
75 - R Groisman - Agosto 2012
74 - LR Guelman - Junio 2012
74 - EM Serfaty - Junio 2012
74 - L Perissé - Junio 2012
73 - M Zorrilla Zubilete - Abril 2012
73 - G Delmonte - Abril 2012
73 - SP Udry - Abril 2012
72 - AC Cipolla - Febrero 2012
72 - A Sayús - Febrero 2012
72 - Olga Bondolfi - Febrero 2012
71 - LM Zieher - Noviembre 2011
71 - E Serfaty - Noviembre 2011
71 - V de la Paz Sáenz - Noviembre 2011
70 - A Sánchez Toranzo y col. - Octubre 2011
70 - PR Papaleo - Octubre 2011
70 - AB Kabanchik - Octubre 2011
psico 69 - nota 1
69 - D Serrani - Agosto 2011
69 - FM Daray y col. - Agosto 2011
68 - LM Zieher - Junio 2011
68 - D Saferstein - Junio 2011
68 - SP Udry - Junio 2011
67 - MC Brió - Abril 2011
67 - ML González - Abril 2011
67 - PS Cuevas - Abril 2011
66 - E Serfaty - Febrero 2011
66 - R Groisman - Febrero 2011
66 - A Kabanchik - Febrero 2011
65 - JA Reyes Ticas - Noviembre 2010
65 - O Bondolfi - Noviembre 2010
65 - G Delmonte - Noviembre 2010
64 - D Cohen - Octubre 2010
64 - E Serfaty - Octubre 2010
64 - G Delmonte - Octubre 2010
63 - E Serfaty y col. - Agosto 2010
63 - G Daruich - Agosto 2010
63 - AB Kabanchik - Agosto 2010
62 - M Alonso - Junio 2010
62 - EL Schvartzapel - Junio 2010
61 - M Alonso - Abril 2010
61 - ÁSA Álvarez Sanguedolce - Abril 2010
60 - MR Batsios y col. - Febrero 2010
60 - GB Acosta - Febrero 2010
60 - E Serfaty - Febrero 2010
59 - SA Alvano y col. - Noviembre 2009
59 - A Sánchez Toranzo - Noviembre 2009
59 - AS Ekboir - Noviembre 2009
58 - SA Alvano y col. - Octubre 2009
58 - O Bondolfi - Octubre 2009
58 - AB Kabanchik - Octubre 2009
57 - ML González - Agosto 2009
57 - MC Brió - Agosto 2009
57- NE Grañana - Agosto 2009
56 - LM Zieher - Junio 2009
56 - PD Gargoloff - Junio 2009
56 - Alicia Kabanchik - Junio 2009
55 - D Cohen - Abril 2009
55 - M Bonanni - Abril 2009
55 - MJ Scolari - Abril 2009
54 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2009
54 - B Saravia - Febrero 2009
54 - GJ Hönig - Febrero 2009
53 - RS Gilszlak, S Estensoro - Noviembre 2008
53 - GJ Hönig - Noviembre 2008
53 - P Antúnez - Noviembre 2008
52- LM Zieher - Octubre 2008
52 - D Maur, B Bourdet - Octubre 2008
52 - GJ Hönig - Octubre 2008
51- M Migueres y col. - Agosto 2008
51 - MC Brió - Agosto 2008
51 - MV Rodríguez - Agosto 2008
50 - LM Zieher - Junio 2008
50 - N Fejerman - Junio 2008
50 - LR Guelman - Junio 2008
49 - A Sánchez Toranzo - Abril 2008
49 - S Gobbi1 y N Zelaschi - Abril 2008
49 - MF Kuspiel y J Torrez - Abril 2008
48 - S Halsband - Febrero 2008
48 - MJ Scolari y GB Acosta - Febrero 2008
48 - L Scévola y col. - Febrero 2008
47 - GE Barrantes - Noviembre 2007
47 - F Vidal - Octubre 2007
46 - P Vallejos y col. - Noviembre 2007
46 - R Groisman - Noviembre 2007
46 - MA Kauffman y col. - Octubre 2007
45 - MJ Scolari - Agosto 2007
45 - HJ Bertera - Agosto 2007
45 - RA Yunes - Agosto 2007
44 - MC Brió - Junio 2007
44 - RA Yunes - Junio 2007
44 - D Saferstein - Junio 2007
43 - LM Zieher - Abril 2007
43 - RA Yunes - Abril 2007
43 - L Scévola y col. - Abril 2007
42 - MJ Scolari - Febrero 2007
42 - M Zorrilla Zubilete - Febrero 2007
41 - LM Zieher - Diciembre 2006
41- MC Brió - Ddiciembre 2006
41 - D Scublinsky - Diciembre 2006
40 - SA Alvano - Octubre 2006
40 - D Cohen, M Rodríguez - Octubre 2006
40 - L D`Alessio y col. - Octubre 2006
39- SA Alvano - Agosto 2006
39 - GE Barrantes, MO Ortells - Agosto 2006
39 - N Braguinsky - Agosto 2006
38 - R Bauducco, D Magris - Junio 2006
38 - A Sánchez Toranzo - Junio 2006
38 - GB Acosta - Junio 2006
37 - LM Zieher, LR Guelman - Abril 2006
37 - D Fadel, HA Serra - Abril 2006
37 - V Barel - Abril 2006
36 - LR Guelman- Febrero 2006
36 - SA Halsband - Febrero 2006
36 - Victoria Barel - Febrero 2006
35 - LM Zieher - Diciembre 2005
35 - AI Taboada - Diciembre 2005
35 - Victoria Barel - Diciembre 2005
34 - PR Gargoloff, J Rovner y col - Octubre 2005
34 - M P Vallejos, N Zelaschi y col - Octubre 2005
34 - DG Sotelo Octubre 2005
33 - LM Zieher - Agosto 2005
33 - P Antúnez - Agosto 2005
33 - D Cohen - Agosto 2005
32 - D Fadel, R Barman y col. - Junio 2005
32 - C Hornstein - Junio 2005
32 - HA Serra - Junio 2005
31 - SA Alvano - Abril 2005
31 - VI Fernández Pinto - Abril 2005
31 - A Sánchez Toranzo, F Hansen - Abril 2005
30 - SA Alvano - Febrero 2005
30 - LM Zieher - febrero 2005
30 - SC Gaitán, JL Rodriguez y col - Febrero 2005
29 - LM Zieher, LR Guelman - Diciembre 2004
29 - A Lazarowski - Diciembre 2004
29 - M Bendersky - Diciembre 2004
28 - LR Guelman - Noviembre 2004
28 - D Scublisky - Noviembre 2004
28 - LJ Rodriguez, NM Zelaschi - Noviembre 2004
27 - ME Palacios Vallejos - Septiembre 2004
27 - NV Florenzano - Septiembre 2004
26 - AM Genaro - Julio 2004
26 - BB Saravia, HA Zavala - Julio 2004
25 - LM Zieher - Abril 2004
25 - HA Serra, D Fadel - Abril 2004
25 - D Fadel, HA Serra - Abril 2004
24 - D Cohen - Febrero 2004
24 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2004
24 - BB Saravia, HA Zavala - Febrero 2004
23 - LM Zieher - Diciembre 2003
23 - L Rilla Manta y col - Diciembre 2003
23 - PB Antúnez - Diciembre 2003
22 - L Rilla Manta y col - Octubre 2003
22 - C Di Toro - Octubre 2003
22 - I Brunke, M Altamirano y col. - Octubre 2003
21 - D Fadel, H Serra, L Zieher - Agosto 2003
21 - LM Zieher, LR Guelman - Agosto 2003
21 - L D´Alessio, y col. - Agosto 2003
Guía de tratamiento 2019 - Abril 2019
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 1
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 2
Neurotransmisión adrenérgica - 7/2018
Dislipemias y aterogenesis
Hipertensión Arterial
Bases biológicas y targets
Neurociencia & Cardiología 1 - Julio 2018
Guías de tratamiento 2018 - Marzo 2018
AAP Forense 39 - Octubre 2018
Urgencias 1 - Trastornos de ansiedad
Urgencias 2 - Psicosis de base somática
Urgencias 3 - Psicosis endógenas agudas
Urgencias 4 - Episodios agudos en psicosis crónicas
Urgencias 5 - Episodios agudos en psicosis orgánicas crónicas
Urgencias 6 - Trastornos de la personalidad
Alcohol
Cocaína
Psicofármacos. Benzodiacepinas y drogas Z
Tabaco
Marihuana
Poblaciones especiales
Deterioro corgnitivo leve
Gerontopsiquiatría - Trastornos depresivos
Gerontopsiquiatría - Trastornos de ansiedad
Imágenes de la Psiquiatría Latinoamericana
Volumen I - Esquizofrenia y otras psicosis
Volumen II-2 - Trastornos depresivos II - 9/2010
Volumen II - Trastornos depresivos I - 7/2010
Volumen III - T. del ánimo: Bipoladirar 5/2011
Volumen IV - Demencias - 9/2011
Volumen V - Adicciones - 4/2012
Volumen VI - Trastornos de ansiedad - 11/2012
Volumen VII - Adultos mayores - Agosto 2013
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 1
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 2
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 3
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 4
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 5
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 6
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 7
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 8
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 9
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 10
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 11
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 12
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 13
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 14
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 15
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 16
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 17
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 19
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 20
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 21
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 22
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 23
Tratado de Actualización en Psiquiartía - Fascículo 24
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 25
46 - V R Rohwain - Julio 2019
45 - E Zaidel - Mayo 2019
45 - E Yarri - Mayo 2019
44 - E Zaidel - Marzo 2019
44 - P Forcada - Marzo 2019
43 - E Zaidel - Septiembre 2018
43 - A Sigal - Septiembre 2018
Neuro & cardio 1 - P Forcada - Julio 2018
Neuro & cardio - A Vicario - Julio 2018
42 - JP Costabel - Junio 2018
42 - E Zaidel y col. - Junio 2018
41 - EJ Zaidel - Abril 2018
41 - E Sagray y col. - Abril 2018
40 - LM Pupi - Noviembre 2017
40 - E Zaidel - Noviembre 2017
39 - AM Cafferata y col. - Octubre de 2017
39 - GD Elikir - Octubre de 2017
38 - E Zaidel - Junio 2017
38 - I Recabarren - Junio 2017
38 - L Allegro - Julio 2017
37 - P Forcada - Marzo 2017
37 - EM Ylarri - Marzo 2017
36 - Ezequiel Zaidel - Noviembre de 2016
36 - D Aimone, E Esteban - Noviembre de 2016
35 - Pedro Forcada - Septiembre de 2016
35 - EM Ylarri - Septiembre de 2016
34 - EJ Zaidel - Junio de 2016
34 - PS Lipszyc - Junio de 2016
33 - PS Lipszyc - Abril de 2016
33 - EM Ylarri - Abril de 2016
D Sotelo, HE Gnocchi, AP Sáenz - Octubre 2019
37 - Derito - Julio 2019
36 - MNC Derito - Junio 2019
Psiquiatria 35 - 2
Psiquiatría 35 - 1
Psiquiatría 34 - 2
Psiquiatría 34 1
Psiquiatría 33 - 1
Psiquiatría 33 - 2
Psiquiatría 33 - 3
32 - GJ Hönig - Diciembre 2015
32 - I Díaz Azar y col - Diciembre 2015
32 - MNC Derito Diciembre 2015
32 - F Allegro - Diciembre 2015
31 - MNC Derito - Septiembre 2015
31 - F Rebok - Septiembre 2015
31 - F Allegro - Septiembre 2015
30 - RE Cortese - Junio 2015
30 - MNC Derito - Junio 2015
29 - RE Cortese - Abril 2015
29 - F Rebok - Abril 2015
29 - MNC Derito - Abril 2015
29 - F Allegro - Abril 2015
28 - MF Mutti - Noviembre 2014
28 - C Rosenfeld - Noviembre 2014
28 - EB Mansilla - Noviembre 2014
27 - JC Fantin - Septiembre 2014
27 - JP Marino - Septiembre 2014
27 - F Allegro - Septiembre 2019
25 - AB Kabanchik - Mayo 2014
25 - Alicia Guerra - Mayo 2014
25 - G Zarebski - Mayo 2014
25 - H Andrés - Mayo 2014
Resistencia antimicrobiana - Julio 2019
Ansiedad en niños y adolescentes - Junio 2019
Teoría de la mente. Neurobiología - D Coehn
Neurociencias y Cardiología - P Forcada
Microbita, estrés y depresión en la vejez - A Kabanchik
Mecanismos moleculares que unen dolor y trastornos psiquiátricos - A Serra
Encrucijada psicofarmacológica con los antipsicóticos - D Fadel

Av. García del Río 2585 Piso 12 A - C.A.B.A
+54 11 2092 1646 | info@sciens.com.ar

Editorial Sciens, Todos los Derechos Reservados 2015