Views
4 years ago

Psiquiatría 4

  • Text
  • Anancastica
  • Compulsivo
  • Psicosis
  • Psiquismo
  • Cuentos
  • Mental
  • Multitud
Revista Latinoamericana de Psiquiatría.

Psiquiatría 1:4, octubre 2008 ¿No “sabe” la madre acaso que ese juego que juegan a modo de ritual, ya con sus reglas, es repasar una y otra vez escenas de cuentos donde la niña no termina de convencerse, por ejemplo, de que haya una madrastra que castiga con la muerte el ser más hermosa que ella? Otras acepciones de la palabra juego son: - disposición de dos cosas articuladas (el juego de un gozne, articulación), - conjunto de cosas que se emplean juntas (juego de comedor), - hacer juego: corresponderse o convenirse dos cosas: (estos cuadros hacen juego). El sentido de dos cosas articuladas se correspondería con lo que madre–hijo hacen en el momento cautivante en que ambos quedan aprisionados en una zona intermedia también, puesto que los cuentos se cuentan con frecuencia ante de dormir, entre la realidad y el soñar, absorbiendo los significados de una historia que una madre cuenta a su hijo/a y éste/a lo hará algún día a su niño y así por generaciones. Se recrea el pasado con otros actores en los mismos lugares, en las mismas funciones, pero a la vez se crea el diálogo articulador y articulado: las fantasías del niño acerca del mundo, la vida y la muerte, los vínculos y las respuestas que los adultos dan complementariamente a esas fantasías: a una niña audaz y desprevenida se la come un lobo feroz; conclusión: “yo quiero hacer mi camino” dice la niña, “cuidado” dice la madre, “corres peligro si no te quedas a mi lado o con la abuela”, esto parafrasea que están perdidas las niñas que se sueltan del camino que el mandato de madres y abuelas señala. “Ah!” -puede decir la niña- “pero un hombre me salvó, no hay encierro que me limite, el bosque es grande y hermoso y yo quiero sus flores”. El carácter de juego de esta suerte de diálogo parafraseado está sostenido por esa madre y esa niña que se reúnen alrededor de ese cuento, miran a esa otra madre y a esa otra niña que protagonizan el cuento y se identifican más o menos con ellas: es divertido y es emocionante pero y a la vez hay un serio compromiso, se rehusan a tomar algo en serio (juego), pero a la vez se dramatiza algo serio que les concierne: la futura pubertad, la menarca (caperuza roja), la individuación creciente, el no querer envejecer la madre y la abuela, el no quedarse más solas, el no perder a la niña que se larga a ese bosque donde estará fuera de su control. Una y otra vez los adultos le dicen a Caperucita: “no te desvíes del camino entre tu mamá y tu abuela” en nombre del miedo a los hombres (simbolizados por el lobo) y la ridiculización de éstos: no pueden tener niños (piedras en la barriga), como analiza Erich Fromm (15); en nombre de la sensata prudencia de no hacer “esas cosas” antes de tiempo, como apunta Bruno Bettelheim (16) o en nombre de cristalizar regresivamente la simbiosis madre-hija, como señalan las Lic. M. Mannigot, y Lic. M. Pardo (17) en un trabajo no publicado. Una y otra vez le dijeron los adultos a Caperucita que no se desvíe y una y otra vez Caperucita se desvía. Y eso el niño lo va sabiendo. Juegos A los cuentos en general, se le asignan seis funciones: 1- descarga instintiva. 2- externalización de una fantasía inconciente. 3- expresión de una situación de angustia. 4- equivalente masturbatorio. 5- conducta de comunicación. 6- conducta creativa. La actividad que se genera al contar cuentos, se ciñe prácticamente a todas estas funciones. El material del juego es el cuento, los protagonistas: el que relata y el que escucha, y entre sí se comunican esas cosas que pueden ser angustiosas, que hacen a sus fantasías inconcientes, que quedan externalizadas en y a través de la dramática del cuento y, a partir de ahí, esto permite vislumbrar y crear, en el progenitor y en el niño nuevas verdades. El niño, en palabras de A. Aberasturi (14), “necesita para su evolución normal desarrollar la fantasía y dar a conocer la verdad”. Entonces ese juego jugado entre un adulto y un niño, a punto de partida de un material ya establecido y conocido por el adulto de mucho antes, es un juego de complementariedad. El niño va sabiendo de las duras pruebas, de odios destructivos latentes que puede haber en los adultos y, a su vez, va haciendo saber que para no tener que ser un niño falso, necesita que se lo acepte también con sus hostilidades y odios, no sólo con sus amores. Va sabiendo que el precio de su individualidad es salir de la ligadura de los vínculos primarios, de las grandes ambivalencias. El niño parece aceptarlo con tal que el epílogo sea feliz. Él conquistará la exogamia, la edad adulta igual que papá y mamá (reyes de “La bella durmiente”, por ejemplo). Mitos, funciones Los cuentos de hadas se originan en mitos antiguos, se combinan entre sí y se presentan en su estructura conocida en el período medieval, al igual que la legislación que aún hoy nos rige basada en el derecho canónico. Los mitos sabemos que tienen una función de operador como un elemento intermedio entre opuestos inconciliables; introducen por medio de una dimensión simbólica una posibilidad de superar contradicciones lógicas entre categorías irreductibles. María Torok (18) sostiene que “las fantasías, los mitos y las religiones están para hacer pantalla ante una realidad amarga, y en consecuencia inintroyectable. Los fantasmas se esfuerzan con toda su potencia de adorno en cubrir el drama, ensordecer el ruido”. ¿Cuáles son las contradicciones irreductibles?, ¿cuál es el drama? Entre el niño y la madre circula un mundo conflictivo donde hay hostilidades, abandonos, rivalidades, madres malas (alias madrastras, brujas), padres abandonantes, madres represoras, odiosas madres que han dado hermanas a la niña (“Cenicienta”), madres sofocantes que no dejan ir más allá a sus hijas (“Caperucita”), donde hay niños que padecen la desvalidez de la infancia (“El patito feo”) o las pruebas temibles del ensayo-error hasta hacerse sólidos y solventes (“Los tres chanchitos”). Frente a esto, adulto y niño son cómplices en la desmentida, ambos “saben” todo esto entre sí, sólo aceptan a la madre buena, al padre protector, al niño bueno. Posibilidades que da el cuento El cuento posibilita la legalidad de denunciar una y otra vez el odio que puede haber en el vínculo (brujas que mueren, ogros burlados o asesinados, madrastras crueles, etcétera) y que por la cultura oficial no es admitido como integrante de las relaciones maternofiliales. El niño se entera del odio y la madre también. Si el niño es sostenido por una “madre suficientemente buena”, saldrá enriquecido; sea que el niño le proyecte su propia hostilidad, sea que ésta es del adulto, lo cierto es que la resolución de estas escenas de hostilidad hará que el niño desplace una parte de sus afectos hacia otros objetos (simbolización, exogamia) en buena parte de los cuentos (“Cenicienta”, “Blancanieves”, etcétera, o modifique las características de su dependencia (“Hansel y Grettel”). ¿Para qué sirve saber esto? Los cuentos cuentan las verdades que en los vínculos cotidianos quedan inconfesas y vedadas: hay amor y hay odio, hay deseo hacia el hijo y también muerte de la madre de la infancia, cosa a la que ésta se resiste. La vida de los niños implica la futura vejez y muerte de los padres “prepárate niño, tú también serás huérfano” (“La vendedora de cerillas”, de H. Ch. Andersen), el adulto elabora su propia muerte, son duelos que tratan de evitarse hasta lo imposible, hasta que ya no hay más alternativa, cada destete lo remite a su finitud. Los cuentos blanquean la relación parentofilial, denuncian su violencia y dramaticidad, organizan y ponen en escena (“jugar un papel en representaciones dramáticas”) no sólo las fantasías y ansiedades del niño/a, sino también las de los progenitores. Éstos no intervienen en forma mecánica como pudiera pensarse habitualmente, son igualmente protagonistas. ¿Qué madre no ha neutralizado al relatar la maldad de la madrastra de “Blancanieves”, o el abandono de los padres de “Hansel y Gretel”? ¿Acaso es indiferente a una extensión de sí el que ella lime las asperezas de los personajes? Es una desmentida no sólo de su ambivalencia sino también de su duelo de la primer madre oral y nutricia, que está destinada a modificarse y a disminuir su control para permitir a los niños hacer su propio camino. Desmentida La desmentida o renegación es un mecanismo que puede ser utilizado para crecer y eludir el peligro de la madre mala y, por consi- EDITORIAL SCIENS // 15

Dra. Elsa Wolfberg guiente, del niño frágil y desamparado. Recordemos el capítulo de “La negación” de El yo y los mecanismos de defensa de Ana Freud (19) con los numerosos ejemplos, en realidad habla de la renegación de niños que eluden la desvalidez supliendo esto con fantasías compensadoras y grandilocuentes. También los adultos se valen de estas fantasías, de estos “cuentos” para eludir su propia desvalidez o los desafíos a su integridad narcisista. La crueldad imputada a los cuentos tradicionales no es más que pretender ocultarse y ocultar que el crecimiento de los hijos lleva a duelos no sólo a éstos sino también a los padres y ninguna posición placentera es cedida espontáneamente, al decir de S. Freud (20), se la trata de recuperar por otros caminos. Esa es la lucha en zigzag que los cuentos abren a ambos protagonistas, cada uno juega su lugar, hay quien dependerá del camino, las miguitas que lo señalan desaparecerán, el niño tendrá que recrear otro camino hacia su madre y otro hacia afuera, pero ésta también tendrá que haber aceptado que no puede serlo todo para su niño/a, estos tendrán que lanzarse al mundo para ser sujetos de sus propias historias. “Hansel y Grettel” puede ser una historia de filicidio, pero también puede ser entendida como las dolorosas pérdidas insoslayables a que el crecimiento lleva; el niño caminará vacilante por una ruta nueva, encontrará obstáculos, los vencerá o no; la madre tendrá que aceptar caminar de otro modo con él/ella. Luego se encontrarán en otro nivel de relación, más individuados ambos: “si uno quiere encontrarse tiene que correr el riesgo de perderse” (Winnicott ) (10). Todo esto sirve además para saber que la ambivalencia de los vínculos es inherente a las generaciones, no son sólo resorte de la patología, no son sólo propias de los niños ni pre-edípicos ni edípicos, también los adultos luchan. “Ya lo sé pero aún así….”, el adulto deja relegado al cuento su conocimiento de lo tormentoso del vínculo “sólo” son creencias infantiles, los adultos no tenemos crisis… Como diría O. Mannoni, (21) en “El rey desnudo” se le hace decir al niño lo que el adulto no se puede confesar: lo cierto es que los cuentos, expresión del mundo infantil, casi invierten el sentido porque en esos momentos nos “cuentan” a nosotros nuestras victorias y derrotas como adultos, muestran desde el niño las miserias del adulto; ni es tan poderoso, ni es tan tolerante, ni siquiera tan solvente, sólo se reviste de vestiduras ideales para hacer frente a su propia desvalidez. Narcisismo, amor-odio Los cuentos trasbordan a otros personajes y conflictos eso tan insoluble que es admitir el amor al propio producto, “Su Majestad el Bebé” (20), amor narcisista como todo amor (el niño conteniendo el ideal de lo que los padres fueron, querrían ser y siendo una parte de ellos) es un amor que contiene la agresividad ineludible que el narcisismo conlleva: la vida de uno es la futura muerte del otro, la unificación y la fragmentación son caras de una misma moneda, esto es dicho por Lacan (22) y también por Winnicott (23): “sugiero que la madre odia al bebé antes de que éste la odie a ella y antes de que el bebé pueda saber que su madre le odia”. Las razones por las cuales la madre odia son, entre otras: - “El bebe es cruel, la trata como a una sirvienta gratuita, una esclava”. - “El bebé interfiere en la vida privada de la madre, ese es un reto que provoca preocupación”. “A mí me parece dudoso que una criatura humana, a medida que se va desarrollando sea capaz de tolerar el alcance pleno de su propio odio en un ambiente sentimental. Necesita del odio para odiar”. André Green (23) sintetiza diciendo que Winnicott nos ha enseñado que si el niño busca el odio legítimo, preciso es que pueda alcanzar el objetivo, a falta de lo cual no tendrá el sentimiento de legítimo amor que está a su alcance. Ya Freud había dicho que al objeto se lo conoce en el odio. Ese conflicto que se da desde el comienzo, a través de relatos de historias que reflejan la tradición cultural de cómo se ha ido resolviendo a lo largo de siglos, desencadena y motiva un juego recíproco, expresión de cada integrante de la dupla. Es indisociable la expresión del niño de la del adulto: una inflexión de voz, una expresión de cada uno de los integrantes inclina la vela de la nave hacia ese parto reiterado que supone estar juntos y a la vez diferenciándose (25), o hacia lo monocorde de estar ajenos a la tradición y a la cultura, que dicen invariablemente: padres e hijos son dos generaciones que se unen y se separan con amor, con odio, con dolor. Personajes masculinos y femeninos Dicen los cuentos con personajes masculinos: “El patito feo”, “Hansel y Grettel”, “Los tres chanchitos”, “El rey desnudo”: andarás un camino duro y difícil hasta que tú Hansel, pato, chanchito, puedas construir tu propio ámbito. Serás dejado por tu madre, te irás de su lado, te unirán a ella miguitas, consejos y ni siquiera eso y en alguna otra región tendrás que madurar en contacto con otra gente, otras exigencias, otras acciones. Tendrás miedo de morir de hambre, ser devorado, apresado, accederás a la adultez pagándolo con terrores, combates y prohibiciones. La etapa de pensamiento mágico y omnipotencia que tiene su antecedente de que, con sólo llorar, venía un adulto a satisfacerlo, se expresa también en los cuentos (hadas, madrinas, genios, etcétera) donde la realidad se hace deseo. Esta creencia en los propios poderes mágicos persiste largo tiempo en la infancia y hay huellas en el adulto. “Si fallas, si eliges un camino narcisista y mágico te pasará lo que “El rey desnudo”, quedarás desnudo…”. Dicen los cuentos con protagonistas femeninas: “Blancanieves”, “La Bella Durmiente”, “Cenicienta”, “Caperucita Roja”: tendrás en tu madre a una amiga y a una enemiga, tú la amarás y odiarás, para hacerte mujer tendrás que ganártelo con trabajo y ayuda de otros, ya que tu juventud a tu madre le significará vejez. Si no lo adviertes, volverás a su lado, ya no podrás explorar el bosque sola, ni descubrir sus bonitas flores... En siete de los ocho cuentos que considero hay soportes exteriores, otros adultos ayudan. Son cuentos con esperanza, si no son los propios padres, son otras figuras que hacen de soporte para la continuación de la exploración y ubicación en el mundo externo. Hay otros cuentos de Andersen (1805-1875) en que no hay soportes adultos alternativos para continuar la maduración y el final es traumático y desesperanzante: “La vendedora de cerillas”, “Las zapatillas rojas”, “La sirenita”. En el cuento “El rey desnudo” el soporte del crecimiento del adulto es un niño (¡es recíproco entonces!). Los cuentos proporcionan la posibilidad genérica de convivir con sentimientos opuestos, de habilitar que el niño/a no tenga que ser hipócrita sino también pueda tener sentimientos de desapego y odios, y otro tanto los adultos. El efecto de los cuentos tradicionales no se traduce en huellas visibles al modo de las imitaciones de la “Mujer Maravilla” o de “Superman” por ejemplo, yo ideales de numerosos niños/as; mas bien se trasmutan en valores de mayor nivel de abstracción que regulan vínculos entre generaciones. Más bien son valores que se incorporan al sistema ideal del Yo-Super Yo. Constituyen un caudal ideativo y emocional que se incorpora al torrente psíquico global y se traduce en un amplio haz de actitudes, en el plano de la maduración, en la vida toda del niño. Referencias bibliográficas 1. Hermanos Grimm, “Hansel y Grettel”, “Blancanieves”. 2. Perrault, Ch, “La bella durmiente”, “Cenicienta”, “Caperucita”. 3. Andersen H Ch, “El patito feo”, “El rey desnudo”, “La vendedora de cerillas”. 4. Anónimo, “Los tres chanchitos”. 5. Soriano M, Los cuentos de Perrault, Siglo XXI, 1975. 6. Propp V, Morfología del cuento, Fundamentos, 1977. 7. Hannois A, Literatura infantil, Centro Editor de América Latina, 1971. 8. Winnicott D, del libro Realidad y juego, “El lugar en que vivimos” y “El juego: exposición teórica”, Gedisa, Buenos. Aires, 1986. 9. Milner M, El papel de la ilusión en la formación de símbolos, del libro: “Nuevas Direcciones en Psicoanálisis”. Paidós, 1965. 16 // EDITORIAL SCIENS 10. Winnicott D, del libro Escritos de pediatría y psicoanálisis, La ubicación de la experiencia emocional, Laia, Barcelona, 1970. 11. Fulford B, “Las ideas de unos niños argentinos y canadienses sobre las capacidades y el papel de los padres”, Tesis de Doctorado en Psicología, 1982 (no publicado). 12. Valeros J, “Acerca del jugar”, Rev. Apdeba, vol IV, Nro. 1. 13. Valeros J, “Hay una microscopía en psicología humana? Ficha 1982 (no publicada). 14. Aberasturi, A: “Lenguaje paraverbal y no verbal en Psicoanálisis de niños” Rev. de APA Tomo XXVIII, nro.3, 1971. 15. Fromm E, El lenguaje olvidado. Hachette, 1974. 16. Bettelheim B, Psicoanálisis de los cuentos de hadas, Crítica, Grijalbo, 1978. 17. Manigot M y Pardo M, “Caperucita Roja”, monografía 1976, (no publicada). 18. Torok M, “Melanie Mell, par elle meme” del Rencontre Franco -Latino–Americaine, Paris, Fevrier 1981. 19. Freud A, “El yo y los mecanismos de defensa”. Paidós, 1961. 20. Freud S, “Introducción al narcisismo”, Obras completas. Biblioteca Nueva, Madrid, 1968. 21. Mannoni O, del libro La otra escena, “Ya lo sé, pero aún así…”. Amorrortu, 1969. 22. Lacan J, “Seminario 1”. Paidós 1981. 23. Winnicott D, “El odio en la contratransferencia”, Int. Journal of Psychoanalysis, 1979, XX, nro 2. 24. Green A, “La realeza pertenece al niño”, del libro “Donald W Winnicott”. Trieb, 1978. 25. Mahler M, del libro “El nacimiento psicológico del infante humano”, “Simbiosis humana: las vicisitudes de la individuación”. Hayman, 1991.

Biblioteca

V Porto, L Sarubbo - Octubre 2019
MF Iveli, V Ferreyra - Septiembre 2019
117 - G Tamosiunas - Julio 2019
116 - M Toledo y col - Junio de 2019
116 - C Morra - Junio de 2019
115 - D Cohen - Mayo 2019
115 - CP Ríos - Mayo 2019
114 - A Gómez - Abril 2019
114 - A Kabanchik - Abril 2019
113 - HA Serra - Febrero 2019
113 - Mazzoglio y Nabar Martín - Febrero 2019
113 - GB Acosta - Febrero 2019
113 - L Allegro - Febrero 2019
psico 113 - Novedades
112 - MS Pérez de Vargas - Enero 2019
112 - J Galzerano - Enero 2019
112 - Novedades - Enero 2019
Psico 111 - 1
Psico 111 - 2
psico 110 - 1
110 - MS Pérez de Vargas
psico 109 - 1
psico 109 - 2
108 - E Carranza Vélez - Febrero 2018
psico 108 - 2
psico 108 - 3
psico 107 - 1
psico 107 - 2
psico 106 - 1
psico 106 - 2
psico 106 - 3
psico 105 - 1
psico 105 - 2
Psico 104 - nota 1
Psico 104 - nota 2
psico 103 - nota 1
psico 103 - nota 2
psico 103 - nota 3
102 - MJ Mazzoglio y Nabar - Febrero 2017
102 - NM Zelaschi y col. - Febrero 2017
101 - LM Zieher - Noviembre 2016
101 - Rodolfo Ferrando y col. - Noviembre 2016
101 - Ética - Noviembre 2016
100 - LM Zieher - Octubre 2016
100 - Laura Sarubbo - Octubre 2016
99 - JP Díaz - Agosto 2016
99 - D Serrani - Agosto 2016
98 - D Serrani - Junio 2016
98 - VM Daverio - Junio 2016
97 - Diego Cohen - Abril 2016
97 - MC Brió - Abril 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2016
95 - D Serrani - Noviembre 2015
95 - A Sánchez Toranzo y col. - Noviembre 2015
94 - MS Perez de Vargas - Octubre 2015
94 - MJ Scolari - Octubre 2015
93 - MS Perez de Vargas - Agosto 2015
93 - NM Zelaschi y col. - Agosto 2015
92 - LM Zieher - Junio 2015
92 - D Saferstein - Junio 2015
91 - D Serrani - Abril 2015
91 - D Cohen - Abril 2015
91 - A Sánchez Toranzo - Abril 2015
90 - MS Gonçalves Borrega - Febrero 2015
90 - AR Lasarte Lloveras y col. - Febrero 2015
89 - EK Blanc - Noviembre 2014
89 - L Carosella y col. - Noviembre 2014
88 - E Isasi y col. - Octubre 2014
88 - D Serrani - Octubre 2014
87 - S Dias Kümpel - Agosto 2014
87 - M Zorrilla Zubilete - Agosto 2014
86 - D Cohen - Junio 2014
85 - AB Romeo - Abril 2014
85 - O Bondolfi - Abril 2014
84 - LM Zieher - Febrero 2014
84 - P Osores - Febrero 2014
84 - R Groisman - Febrero 2014
83 - P Osores - Noviembre 2013
83 - A Vicario - Noviembre 2013
83 - MJ Scolari - Noviembre 2013
82 - LM Zieher - Octubre 2013
82 - E Serfaty - Octubre 2013
82 - D Serrani - Octubre 2013
81 - LM Zieher - Agosto 2013
81 - A Kabanchik - Agosto 2013
80 - O Bondolfi - Junio 2013
80 - A Sayús - Junio 2013
79 - K Alipanahi - Abril 2013
79 - E Serfaty y col. - Abril 2013
79 - RJM Rocabado Vargas - Abril 2013
78 - E Serfaty y col. - Febrero 2013
78 - MV Chiappe - Febrero 2013
78 - A Kabanchik - Febrero 2013
77 - A Kabanchik - Noviembre 2012
77 - LE Barrera y col. - Noviembre 2012
77 - LV Galván - Noviembre 2012
76 - A Sánchez Toranzo - Octubre 2012
76 - D Serrani - Octubre 2012
76 - M Scolari - Octubre 2012
75 - MX Oviedo Mañas - Agosto 2012
75 - MA Marco - Agosto 2012
75 - R Groisman - Agosto 2012
74 - LR Guelman - Junio 2012
74 - EM Serfaty - Junio 2012
74 - L Perissé - Junio 2012
73 - M Zorrilla Zubilete - Abril 2012
73 - G Delmonte - Abril 2012
73 - SP Udry - Abril 2012
72 - AC Cipolla - Febrero 2012
72 - A Sayús - Febrero 2012
72 - Olga Bondolfi - Febrero 2012
71 - LM Zieher - Noviembre 2011
71 - E Serfaty - Noviembre 2011
71 - V de la Paz Sáenz - Noviembre 2011
70 - A Sánchez Toranzo y col. - Octubre 2011
70 - PR Papaleo - Octubre 2011
70 - AB Kabanchik - Octubre 2011
psico 69 - nota 1
69 - D Serrani - Agosto 2011
69 - FM Daray y col. - Agosto 2011
68 - LM Zieher - Junio 2011
68 - D Saferstein - Junio 2011
68 - SP Udry - Junio 2011
67 - MC Brió - Abril 2011
67 - ML González - Abril 2011
67 - PS Cuevas - Abril 2011
66 - E Serfaty - Febrero 2011
66 - R Groisman - Febrero 2011
66 - A Kabanchik - Febrero 2011
65 - JA Reyes Ticas - Noviembre 2010
65 - O Bondolfi - Noviembre 2010
65 - G Delmonte - Noviembre 2010
64 - D Cohen - Octubre 2010
64 - E Serfaty - Octubre 2010
64 - G Delmonte - Octubre 2010
63 - E Serfaty y col. - Agosto 2010
63 - G Daruich - Agosto 2010
63 - AB Kabanchik - Agosto 2010
62 - M Alonso - Junio 2010
62 - EL Schvartzapel - Junio 2010
61 - M Alonso - Abril 2010
61 - ÁSA Álvarez Sanguedolce - Abril 2010
60 - MR Batsios y col. - Febrero 2010
60 - GB Acosta - Febrero 2010
60 - E Serfaty - Febrero 2010
59 - SA Alvano y col. - Noviembre 2009
59 - A Sánchez Toranzo - Noviembre 2009
59 - AS Ekboir - Noviembre 2009
58 - SA Alvano y col. - Octubre 2009
58 - O Bondolfi - Octubre 2009
58 - AB Kabanchik - Octubre 2009
57 - ML González - Agosto 2009
57 - MC Brió - Agosto 2009
57- NE Grañana - Agosto 2009
56 - LM Zieher - Junio 2009
56 - PD Gargoloff - Junio 2009
56 - Alicia Kabanchik - Junio 2009
55 - D Cohen - Abril 2009
55 - M Bonanni - Abril 2009
55 - MJ Scolari - Abril 2009
54 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2009
54 - B Saravia - Febrero 2009
54 - GJ Hönig - Febrero 2009
53 - RS Gilszlak, S Estensoro - Noviembre 2008
53 - GJ Hönig - Noviembre 2008
53 - P Antúnez - Noviembre 2008
52- LM Zieher - Octubre 2008
52 - D Maur, B Bourdet - Octubre 2008
52 - GJ Hönig - Octubre 2008
51- M Migueres y col. - Agosto 2008
51 - MC Brió - Agosto 2008
51 - MV Rodríguez - Agosto 2008
50 - LM Zieher - Junio 2008
50 - N Fejerman - Junio 2008
50 - LR Guelman - Junio 2008
49 - A Sánchez Toranzo - Abril 2008
49 - S Gobbi1 y N Zelaschi - Abril 2008
49 - MF Kuspiel y J Torrez - Abril 2008
48 - S Halsband - Febrero 2008
48 - MJ Scolari y GB Acosta - Febrero 2008
48 - L Scévola y col. - Febrero 2008
47 - GE Barrantes - Noviembre 2007
47 - F Vidal - Octubre 2007
46 - P Vallejos y col. - Noviembre 2007
46 - R Groisman - Noviembre 2007
46 - MA Kauffman y col. - Octubre 2007
45 - MJ Scolari - Agosto 2007
45 - HJ Bertera - Agosto 2007
45 - RA Yunes - Agosto 2007
44 - MC Brió - Junio 2007
44 - RA Yunes - Junio 2007
44 - D Saferstein - Junio 2007
43 - LM Zieher - Abril 2007
43 - RA Yunes - Abril 2007
43 - L Scévola y col. - Abril 2007
42 - MJ Scolari - Febrero 2007
42 - M Zorrilla Zubilete - Febrero 2007
41 - LM Zieher - Diciembre 2006
41- MC Brió - Ddiciembre 2006
41 - D Scublinsky - Diciembre 2006
40 - SA Alvano - Octubre 2006
40 - D Cohen, M Rodríguez - Octubre 2006
40 - L D`Alessio y col. - Octubre 2006
39- SA Alvano - Agosto 2006
39 - GE Barrantes, MO Ortells - Agosto 2006
39 - N Braguinsky - Agosto 2006
38 - R Bauducco, D Magris - Junio 2006
38 - A Sánchez Toranzo - Junio 2006
38 - GB Acosta - Junio 2006
37 - LM Zieher, LR Guelman - Abril 2006
37 - D Fadel, HA Serra - Abril 2006
37 - V Barel - Abril 2006
36 - LR Guelman- Febrero 2006
36 - SA Halsband - Febrero 2006
36 - Victoria Barel - Febrero 2006
35 - LM Zieher - Diciembre 2005
35 - AI Taboada - Diciembre 2005
35 - Victoria Barel - Diciembre 2005
34 - PR Gargoloff, J Rovner y col - Octubre 2005
34 - M P Vallejos, N Zelaschi y col - Octubre 2005
34 - DG Sotelo Octubre 2005
33 - LM Zieher - Agosto 2005
33 - P Antúnez - Agosto 2005
33 - D Cohen - Agosto 2005
32 - D Fadel, R Barman y col. - Junio 2005
32 - C Hornstein - Junio 2005
32 - HA Serra - Junio 2005
31 - SA Alvano - Abril 2005
31 - VI Fernández Pinto - Abril 2005
31 - A Sánchez Toranzo, F Hansen - Abril 2005
30 - SA Alvano - Febrero 2005
30 - LM Zieher - febrero 2005
30 - SC Gaitán, JL Rodriguez y col - Febrero 2005
29 - LM Zieher, LR Guelman - Diciembre 2004
29 - A Lazarowski - Diciembre 2004
29 - M Bendersky - Diciembre 2004
28 - LR Guelman - Noviembre 2004
28 - D Scublisky - Noviembre 2004
28 - LJ Rodriguez, NM Zelaschi - Noviembre 2004
27 - ME Palacios Vallejos - Septiembre 2004
27 - NV Florenzano - Septiembre 2004
26 - AM Genaro - Julio 2004
26 - BB Saravia, HA Zavala - Julio 2004
25 - LM Zieher - Abril 2004
25 - HA Serra, D Fadel - Abril 2004
25 - D Fadel, HA Serra - Abril 2004
24 - D Cohen - Febrero 2004
24 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2004
24 - BB Saravia, HA Zavala - Febrero 2004
23 - LM Zieher - Diciembre 2003
23 - L Rilla Manta y col - Diciembre 2003
23 - PB Antúnez - Diciembre 2003
22 - L Rilla Manta y col - Octubre 2003
22 - C Di Toro - Octubre 2003
22 - I Brunke, M Altamirano y col. - Octubre 2003
21 - D Fadel, H Serra, L Zieher - Agosto 2003
21 - LM Zieher, LR Guelman - Agosto 2003
21 - L D´Alessio, y col. - Agosto 2003
Guía de tratamiento 2019 - Abril 2019
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 1
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 2
Neurotransmisión adrenérgica - 7/2018
Dislipemias y aterogenesis
Hipertensión Arterial
Bases biológicas y targets
Neurociencia & Cardiología 1 - Julio 2018
Guías de tratamiento 2018 - Marzo 2018
AAP Forense 39 - Octubre 2018
Urgencias 1 - Trastornos de ansiedad
Urgencias 2 - Psicosis de base somática
Urgencias 3 - Psicosis endógenas agudas
Urgencias 4 - Episodios agudos en psicosis crónicas
Urgencias 5 - Episodios agudos en psicosis orgánicas crónicas
Urgencias 6 - Trastornos de la personalidad
Alcohol
Cocaína
Psicofármacos. Benzodiacepinas y drogas Z
Tabaco
Marihuana
Poblaciones especiales
Deterioro corgnitivo leve
Gerontopsiquiatría - Trastornos depresivos
Gerontopsiquiatría - Trastornos de ansiedad
Imágenes de la Psiquiatría Latinoamericana
Volumen I - Esquizofrenia y otras psicosis
Volumen II-2 - Trastornos depresivos II - 9/2010
Volumen II - Trastornos depresivos I - 7/2010
Volumen III - T. del ánimo: Bipoladirar 5/2011
Volumen IV - Demencias - 9/2011
Volumen V - Adicciones - 4/2012
Volumen VI - Trastornos de ansiedad - 11/2012
Volumen VII - Adultos mayores - Agosto 2013
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 1
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 2
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 3
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 4
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 5
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 6
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 7
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 8
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 9
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 10
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 11
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 12
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 13
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 14
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 15
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 16
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 17
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 19
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 20
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 21
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 22
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 23
Tratado de Actualización en Psiquiartía - Fascículo 24
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 25
46 - V R Rohwain - Julio 2019
45 - E Zaidel - Mayo 2019
45 - E Yarri - Mayo 2019
44 - E Zaidel - Marzo 2019
44 - P Forcada - Marzo 2019
43 - E Zaidel - Septiembre 2018
43 - A Sigal - Septiembre 2018
Neuro & cardio 1 - P Forcada - Julio 2018
Neuro & cardio - A Vicario - Julio 2018
42 - JP Costabel - Junio 2018
42 - E Zaidel y col. - Junio 2018
41 - EJ Zaidel - Abril 2018
41 - E Sagray y col. - Abril 2018
40 - LM Pupi - Noviembre 2017
40 - E Zaidel - Noviembre 2017
39 - AM Cafferata y col. - Octubre de 2017
39 - GD Elikir - Octubre de 2017
38 - E Zaidel - Junio 2017
38 - I Recabarren - Junio 2017
38 - L Allegro - Julio 2017
37 - P Forcada - Marzo 2017
37 - EM Ylarri - Marzo 2017
36 - Ezequiel Zaidel - Noviembre de 2016
36 - D Aimone, E Esteban - Noviembre de 2016
35 - Pedro Forcada - Septiembre de 2016
35 - EM Ylarri - Septiembre de 2016
34 - EJ Zaidel - Junio de 2016
34 - PS Lipszyc - Junio de 2016
33 - PS Lipszyc - Abril de 2016
33 - EM Ylarri - Abril de 2016
37 - Derito - Julio 2019
36 - MNC Derito - Junio 2019
Psiquiatria 35 - 2
Psiquiatría 35 - 1
Psiquiatría 34 - 2
Psiquiatría 34 1
Psiquiatría 33 - 1
Psiquiatría 33 - 2
Psiquiatría 33 - 3
32 - GJ Hönig - Diciembre 2015
32 - I Díaz Azar y col - Diciembre 2015
32 - MNC Derito Diciembre 2015
32 - F Allegro - Diciembre 2015
31 - MNC Derito - Septiembre 2015
31 - F Rebok - Septiembre 2015
31 - F Allegro - Septiembre 2015
30 - RE Cortese - Junio 2015
30 - MNC Derito - Junio 2015
29 - RE Cortese - Abril 2015
29 - F Rebok - Abril 2015
29 - MNC Derito - Abril 2015
29 - F Allegro - Abril 2015
28 - MF Mutti - Noviembre 2014
28 - C Rosenfeld - Noviembre 2014
28 - EB Mansilla - Noviembre 2014
27 - JC Fantin - Septiembre 2014
27 - JP Marino - Septiembre 2014
27 - F Allegro - Septiembre 2019
25 - AB Kabanchik - Mayo 2014
25 - Alicia Guerra - Mayo 2014
25 - G Zarebski - Mayo 2014
25 - H Andrés - Mayo 2014
Resistencia antimicrobiana - Julio 2019
Ansiedad en niños y adolescentes - Junio 2019
Teoría de la mente. Neurobiología - D Coehn
Neurociencias y Cardiología - P Forcada
Microbita, estrés y depresión en la vejez - A Kabanchik
Mecanismos moleculares que unen dolor y trastornos psiquiátricos - A Serra
Encrucijada psicofarmacológica con los antipsicóticos - D Fadel

Av. García del Río 2585 Piso 12 A - C.A.B.A
+54 11 2092 1646 | info@sciens.com.ar

Editorial Sciens, Todos los Derechos Reservados 2015