Views
4 years ago

Psiquiatría 9

  • Text
  • Individuo
  • Paciente
  • Infestacion
  • Ekbom
  • Dermatozoos
  • Delirio
  • Yo
Revista Latinoamericana de Psiquiatría.

Psiquiatría 3:9, Marzo 2010 indefectiblemente de un particular estado de ánimo patológico depresivo o al menos de desagrado. Las sensaciones corporales internas son erróneamente interpretadas como evidencia inequívoca de la actividad del parásito. En metaanálisis de 1.223 casos recabados durante 100 años, Trabert observó un predominio en mujeres que aumentaba con la edad. La duración del delirio era de 13 ± 4.6 años. El aislamiento social era más un rasgo premórbido que un fenómeno secundario, y el pronóstico no era tan desfavorable como se suponía. En la actualidad se sabe que el pronóstico mejora considerablemente cuando el período sintomático previo al tratamiento es muy corto. Los síntomas más comunes son prurito intenso, ardor y sensación de picadura o mordedura, que son provocadas por un estado alucinatorio táctil, alucinaciones visuales y/o percepciones delirantes e ilusiones, con la recolección de escamas o pequeños fragmentos de piel que el paciente equipara con parásitos. Los fragmentos o escamas son llevados al dermatólogo en frascos de vidrio o pequeñas cajas (signo de la caja de fósforos). Por lo general, los sujetos que sufren este padecimiento son mujeres entre la cuarta y la quinta décadas de la vida, que viven solas y que han tenido una experiencia traumática reciente. Relatan en su mayoría haber acudido a las consultas con múltiples médicos sin haber podido resolver su problema, así como refieren el uso de distintos medicamentos y de sustancias cáusticas e insecticidas. Recurren con frecuencia al rascado, al frotamiento de la piel con diversas sustancias desinfectantes, por lo que no es raro que se agreguen ulceraciones, dermatitis de contacto, lesiones por rascado, infecciones oportunistas, etcétera, alteraciones de la piel que ellas atribuyen a la presencia del parásito (ideación delirante hipocondríaca). En el interrogatorio dicen experimentar una sensación reptante, mientras que en la exploración física se aprecian desde escoriaciones hasta verdaderas úlceras de figuras abigarradas y bordes netos, que fácilmente se perciben como autoinflingidas. El delirio de parasitosis se puede manifestar como trastorno psicótico compartido, o forma de folie a deux. Ésta es una situación poco común, en la que la persona que convive y tiene una relación afectiva estrecha con el paciente, comparte la idea delirante. El sujeto que sufre inicialmente el trastorno se llama “inductor” o “caso primario”, el sujeto influenciado que comparte su creencia es el “inducido”. Análisis de los síntomas Para Jaspers el cuerpo constituye la única parte del mundo que es simultáneamente sentida por dentro y percibida en su superficie, por eso es vivenciado como objeto, pero también como parte de mí mismo. Sentirse y percibirse son funciones que están indisolublemente unidas formando parte del “yo”, por lo tanto las sensaciones del cuerpo con las que se construye el ser consciente y los sentimientos del estado corporal son los mismos, inseparables pero distinguibles. El filosofo Scheller habla de la existencia de sensaciones corporales a las que considera se acompañan forzosamente de una tonalidad afectiva que puede ser placentera o displacentera, a esta dupla inseparable (sensación corporal + tonalidad afectiva), llama sentimientos sensoriales o sentimientos corporales localizados. López Ibor divide los sentimientos en cuatro estratos, según el grado de complejidad afectiva con que se vivencien: 1. Sentimientos sensoriales: estados corporales localizados, placenteros o displacenteros, nacen en algún lugar del organismo, de ellos no se guarda recuerdo con repercusión pática (emocional); por ejemplo, dolor de muelas, sensación de viento fresco en la cara, hambre dolorosa, etcétera. 2. Sentimientos vitales: estados corporales difusos, no localizados, placenteros o displacenteros, son endógenos, nacen de la estructura vital del yo corporal; por ejemplo, sentir bienestar, sentir malestar, sentir energía, sentir agotamiento, etcétera. 3. Sentimientos psíquicos: estados psíquicos, placenteros o displacenteros, originados en la reacción de la psique a un acontecimiento externo, por ejemplo, alegría por aprobar un examen, tristeza por perder un amigo, etcétera, de estos se tiene recuerdo con repercusión pática. Se viven en el yo psíquico. 4. Sentimientos espirituales: son estados absolutos del yo, nacen de la espiritualidad de una persona, determinan una forma de ser, más que una forma de sentir; por ejemplo, ser feliz, ser pesimista. Los estratos interaccionan así, una persona puede ser feliz porque es su manera de ser y, a la vez, estar triste por una pérdida económica. Es difícil de entender, pero justamente de allí deriva la complejidad de los sentimientos humanos. Para Kleist los fenómenos de la vida psíquica se dividen en homónimos, intermedios y heterónimos. Si se aplican estos conceptos a los sentimientos corporales, que son los que nos interesan en este apartado, se tendrían: a) Síntomas corporales homónimos: son aquellos que, por su forma de manifestarse, resultan similares a enfermedades corporales conocidas y son: • Primarios: son sensaciones del cuerpo sin suficiente estrato fisiopatológico; por ejemplo, dolor en el pecho, dolor de cabeza, mareos, molestias vegetativas; no preocupan al paciente, y la consulta es con el médico clínico. • Secundarios: son sensaciones corporales a las que el paciente atribuye excesiva importancia, las relata con detalle, se autoobserva y se preocupa en demasía, es el típico en b) Síntomas corporales heterónimos: son aquellos que por su forma de manifestarse se vivencian como algo nuevo, no se parecen a nada conocido y son el producto de una psique patológica. Se expresan comparándolas con algo conocido o como una metáfora, por ejemplo, como si la cabeza estuviera vacía, como si el hígado fuera de piedra, etcétera. • Primarios: corresponden a los trastornos de la cenestesia en sentido estricto, la actitud de los enfermos es de perple- EDITORIAL SCIENS // 15

Dra. Norma Derito, Dr. Alberto Monchablon Espinoza jidad o angustia, se quejan con frecuencia de sus sufrimientos. • Secundarios: son similares a los primarios, pero se agregan interpretaciones erróneas irreductibles de las alteraciones patológicas de los sentimientos corporales que, generalmente, adquieren el carácter de la influencia externa con matiz persecutorio. Estas sensaciones corporales normales y anormales pueden ser localizadas o difusas, y pueden tener una connotación afectiva agradable o desagradable. Menciona Jaspers a Head, quien sostiene que las impresiones espaciales –quinestésicas, táctiles, ópticas– forman modelos organizados de nosotros mismos que se pueden llamar esquemas corporales. Para Wernicke, la conciencia del estado corporal y el esquema espacial del cuerpo constituyen en conjunto la somatopsiquis. Participan de esta todas las sensaciones; algo menos el ojo y el oído que necesitan de un estímulo violento a corta distancia; también el olfato y el gusto. Para Jaspers las sensaciones corporales normales pueden ser divididas en tres grupos: 1. De la superficie del cuerpo 2. Del movimiento y del espacio 3. De los órganos Térmicas Ápticas Hígricas Estado de los órganos internos (no hay registro) Para el mismo autor, las sensaciones corporales anormales se pueden dividir en cuatro grupos: 1. Alucinaciones de los sentidos corporales 2. Sensaciones vitales Quinestésicas Vestibulares Térmicas Ápticas Hígricas Alucinaciones musculares de Cramer Alteraciones de la existencia corporal El caso que nos ocupa, el delirio de los dermatozoos de Ekbon, se puede clasificar dentro de las enfermedades mentales monosintomáticas, que presentan: síntomas corporales heterónimos primarios. Esos síntomas corresponden a sensaciones corporales anormales de la superficie del cuerpo (alucinaciones de los sentidos corporales térmicas, ápticas, hígricas, etcétera). Se afecta patológicamente el estrato de los sentimientos sensoriales (Scheller, López Ibor). Al no tener influencia externa, no se lo puede incluir dentro del grupo secundario que abarca todo el espectro esquizofreniforme, por lo que quedaría dentro del grupo de las depresiones psicóticas. Atento al complejo sintomático tenemos dos posibilidades: • Psicosis endógena crónica monosintomática, que pertenecería al círculo de las fasofrenias, y puede incorporarse como una forma peculiar de manifestarse la depresión hipocondríaca. Según Leonhard, la depresión hipocondríaca pertenece a las depresiones puras monopolares. En general, esta enfermedad manifiesta sensaciones corporales erróneas en los órganos internos; en el caso de las parasitosis externas, las sensaciones corporales erróneas quedarían circunscriptas al órgano de la piel y las mucosas. • Psicosis exógenas, que se manifiestan con estas sensaciones corporales anormales, especialmente de la menopausia y la presenilidad (arterioesclerosis, tóxicas, metabólicas, tumorales, etcétera). Si se acepta la propuesta, el origen de la psicosis sería afectivo con compromiso patológico, especialmente de los sentimientos sensoriales o corporales, el estrato más primitivo de los sentimientos y el estrato de los sentimientos vitales. Sus síntomas esenciales son sensaciones corporales anormales localizadas, en este caso en el órgano de la piel y las mucosas; en la forma de alucinaciones táctiles, picazón, quemadura, pinchazo, reptación, que son interpretadas por el paciente como producto de la infestación sufrida por parásitos, desgracia que le ha tocado en suerte. No atribuye a nadie la culpa del suceso, hecho que descarta el componente de influencia externa y, por lo tanto, desecha su inclusión en las formas esquizofreniformes. El paciente se cree responsable de su dolencia, por no higienizarse o desinfectarse lo suficiente como para haberlo evitado. Cree ver los parásitos, ácaros, gusanillos; en ocasiones parecen alucinaciones visuales, que en algunos casos probablemente lo sean, en otros, cuando se le pide al paciente que identifique los parásitos, señala granitos, manchitas de la piel, la coloración azulada de las venas, diciendo que esos son los animalitos que lo invaden. De ello se deduce que más probablemente se trate de percepciones o ilusiones delirantes surgidas por el afecto patológico que acompaña a estas sensaciones corporales anómalas. 3. Influencia externa en las vivencias corporales 4. Posiciones del cuerpo Sensaciones corporales hechas desde afuera Conclusiones De lo expuesto se deduce que el delirio de los dermatozoos de Ekbom, al carecer de la característica que le da la presencia de ideas de influencia externa, sería una forma peculiar de depresión psicótica hipocondríaca de origen endógeno (que for- 16 // EDITORIAL SCIENS

Biblioteca

V Porto, L Sarubbo - Octubre 2019
MF Iveli, V Ferreyra - Septiembre 2019
117 - G Tamosiunas - Julio 2019
116 - M Toledo y col - Junio de 2019
116 - C Morra - Junio de 2019
115 - D Cohen - Mayo 2019
115 - CP Ríos - Mayo 2019
114 - A Gómez - Abril 2019
114 - A Kabanchik - Abril 2019
113 - HA Serra - Febrero 2019
113 - Mazzoglio y Nabar Martín - Febrero 2019
113 - GB Acosta - Febrero 2019
113 - L Allegro - Febrero 2019
psico 113 - Novedades
112 - MS Pérez de Vargas - Enero 2019
112 - J Galzerano - Enero 2019
112 - Novedades - Enero 2019
Psico 111 - 1
Psico 111 - 2
psico 110 - 1
110 - MS Pérez de Vargas
psico 109 - 1
psico 109 - 2
108 - E Carranza Vélez - Febrero 2018
psico 108 - 2
psico 108 - 3
psico 107 - 1
psico 107 - 2
psico 106 - 1
psico 106 - 2
psico 106 - 3
psico 105 - 1
psico 105 - 2
Psico 104 - nota 1
Psico 104 - nota 2
psico 103 - nota 1
psico 103 - nota 2
psico 103 - nota 3
102 - MJ Mazzoglio y Nabar - Febrero 2017
102 - NM Zelaschi y col. - Febrero 2017
101 - LM Zieher - Noviembre 2016
101 - Rodolfo Ferrando y col. - Noviembre 2016
101 - Ética - Noviembre 2016
100 - LM Zieher - Octubre 2016
100 - Laura Sarubbo - Octubre 2016
99 - JP Díaz - Agosto 2016
99 - D Serrani - Agosto 2016
98 - D Serrani - Junio 2016
98 - VM Daverio - Junio 2016
97 - Diego Cohen - Abril 2016
97 - MC Brió - Abril 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2016
95 - D Serrani - Noviembre 2015
95 - A Sánchez Toranzo y col. - Noviembre 2015
94 - MS Perez de Vargas - Octubre 2015
94 - MJ Scolari - Octubre 2015
93 - MS Perez de Vargas - Agosto 2015
93 - NM Zelaschi y col. - Agosto 2015
92 - LM Zieher - Junio 2015
92 - D Saferstein - Junio 2015
91 - D Serrani - Abril 2015
91 - D Cohen - Abril 2015
91 - A Sánchez Toranzo - Abril 2015
90 - MS Gonçalves Borrega - Febrero 2015
90 - AR Lasarte Lloveras y col. - Febrero 2015
89 - EK Blanc - Noviembre 2014
89 - L Carosella y col. - Noviembre 2014
88 - E Isasi y col. - Octubre 2014
88 - D Serrani - Octubre 2014
87 - S Dias Kümpel - Agosto 2014
87 - M Zorrilla Zubilete - Agosto 2014
86 - D Cohen - Junio 2014
85 - AB Romeo - Abril 2014
85 - O Bondolfi - Abril 2014
84 - LM Zieher - Febrero 2014
84 - P Osores - Febrero 2014
84 - R Groisman - Febrero 2014
83 - P Osores - Noviembre 2013
83 - A Vicario - Noviembre 2013
83 - MJ Scolari - Noviembre 2013
82 - LM Zieher - Octubre 2013
82 - E Serfaty - Octubre 2013
82 - D Serrani - Octubre 2013
81 - LM Zieher - Agosto 2013
81 - A Kabanchik - Agosto 2013
80 - O Bondolfi - Junio 2013
80 - A Sayús - Junio 2013
79 - K Alipanahi - Abril 2013
79 - E Serfaty y col. - Abril 2013
79 - RJM Rocabado Vargas - Abril 2013
78 - E Serfaty y col. - Febrero 2013
78 - MV Chiappe - Febrero 2013
78 - A Kabanchik - Febrero 2013
77 - A Kabanchik - Noviembre 2012
77 - LE Barrera y col. - Noviembre 2012
77 - LV Galván - Noviembre 2012
76 - A Sánchez Toranzo - Octubre 2012
76 - D Serrani - Octubre 2012
76 - M Scolari - Octubre 2012
75 - MX Oviedo Mañas - Agosto 2012
75 - MA Marco - Agosto 2012
75 - R Groisman - Agosto 2012
74 - LR Guelman - Junio 2012
74 - EM Serfaty - Junio 2012
74 - L Perissé - Junio 2012
73 - M Zorrilla Zubilete - Abril 2012
73 - G Delmonte - Abril 2012
73 - SP Udry - Abril 2012
72 - AC Cipolla - Febrero 2012
72 - A Sayús - Febrero 2012
72 - Olga Bondolfi - Febrero 2012
71 - LM Zieher - Noviembre 2011
71 - E Serfaty - Noviembre 2011
71 - V de la Paz Sáenz - Noviembre 2011
70 - A Sánchez Toranzo y col. - Octubre 2011
70 - PR Papaleo - Octubre 2011
70 - AB Kabanchik - Octubre 2011
psico 69 - nota 1
69 - D Serrani - Agosto 2011
69 - FM Daray y col. - Agosto 2011
68 - LM Zieher - Junio 2011
68 - D Saferstein - Junio 2011
68 - SP Udry - Junio 2011
67 - MC Brió - Abril 2011
67 - ML González - Abril 2011
67 - PS Cuevas - Abril 2011
66 - E Serfaty - Febrero 2011
66 - R Groisman - Febrero 2011
66 - A Kabanchik - Febrero 2011
65 - JA Reyes Ticas - Noviembre 2010
65 - O Bondolfi - Noviembre 2010
65 - G Delmonte - Noviembre 2010
64 - D Cohen - Octubre 2010
64 - E Serfaty - Octubre 2010
64 - G Delmonte - Octubre 2010
63 - E Serfaty y col. - Agosto 2010
63 - G Daruich - Agosto 2010
63 - AB Kabanchik - Agosto 2010
62 - M Alonso - Junio 2010
62 - EL Schvartzapel - Junio 2010
61 - M Alonso - Abril 2010
61 - ÁSA Álvarez Sanguedolce - Abril 2010
60 - MR Batsios y col. - Febrero 2010
60 - GB Acosta - Febrero 2010
60 - E Serfaty - Febrero 2010
59 - SA Alvano y col. - Noviembre 2009
59 - A Sánchez Toranzo - Noviembre 2009
59 - AS Ekboir - Noviembre 2009
58 - SA Alvano y col. - Octubre 2009
58 - O Bondolfi - Octubre 2009
58 - AB Kabanchik - Octubre 2009
57 - ML González - Agosto 2009
57 - MC Brió - Agosto 2009
57- NE Grañana - Agosto 2009
56 - LM Zieher - Junio 2009
56 - PD Gargoloff - Junio 2009
56 - Alicia Kabanchik - Junio 2009
55 - D Cohen - Abril 2009
55 - M Bonanni - Abril 2009
55 - MJ Scolari - Abril 2009
54 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2009
54 - B Saravia - Febrero 2009
54 - GJ Hönig - Febrero 2009
53 - RS Gilszlak, S Estensoro - Noviembre 2008
53 - GJ Hönig - Noviembre 2008
53 - P Antúnez - Noviembre 2008
52- LM Zieher - Octubre 2008
52 - D Maur, B Bourdet - Octubre 2008
52 - GJ Hönig - Octubre 2008
51- M Migueres y col. - Agosto 2008
51 - MC Brió - Agosto 2008
51 - MV Rodríguez - Agosto 2008
50 - LM Zieher - Junio 2008
50 - N Fejerman - Junio 2008
50 - LR Guelman - Junio 2008
49 - A Sánchez Toranzo - Abril 2008
49 - S Gobbi1 y N Zelaschi - Abril 2008
49 - MF Kuspiel y J Torrez - Abril 2008
48 - S Halsband - Febrero 2008
48 - MJ Scolari y GB Acosta - Febrero 2008
48 - L Scévola y col. - Febrero 2008
47 - GE Barrantes - Noviembre 2007
47 - F Vidal - Octubre 2007
46 - P Vallejos y col. - Noviembre 2007
46 - R Groisman - Noviembre 2007
46 - MA Kauffman y col. - Octubre 2007
45 - MJ Scolari - Agosto 2007
45 - HJ Bertera - Agosto 2007
45 - RA Yunes - Agosto 2007
44 - MC Brió - Junio 2007
44 - RA Yunes - Junio 2007
44 - D Saferstein - Junio 2007
43 - LM Zieher - Abril 2007
43 - RA Yunes - Abril 2007
43 - L Scévola y col. - Abril 2007
42 - MJ Scolari - Febrero 2007
42 - M Zorrilla Zubilete - Febrero 2007
41 - LM Zieher - Diciembre 2006
41- MC Brió - Ddiciembre 2006
41 - D Scublinsky - Diciembre 2006
40 - SA Alvano - Octubre 2006
40 - D Cohen, M Rodríguez - Octubre 2006
40 - L D`Alessio y col. - Octubre 2006
39- SA Alvano - Agosto 2006
39 - GE Barrantes, MO Ortells - Agosto 2006
39 - N Braguinsky - Agosto 2006
38 - R Bauducco, D Magris - Junio 2006
38 - A Sánchez Toranzo - Junio 2006
38 - GB Acosta - Junio 2006
37 - LM Zieher, LR Guelman - Abril 2006
37 - D Fadel, HA Serra - Abril 2006
37 - V Barel - Abril 2006
36 - LR Guelman- Febrero 2006
36 - SA Halsband - Febrero 2006
36 - Victoria Barel - Febrero 2006
35 - LM Zieher - Diciembre 2005
35 - AI Taboada - Diciembre 2005
35 - Victoria Barel - Diciembre 2005
34 - PR Gargoloff, J Rovner y col - Octubre 2005
34 - M P Vallejos, N Zelaschi y col - Octubre 2005
34 - DG Sotelo Octubre 2005
33 - LM Zieher - Agosto 2005
33 - P Antúnez - Agosto 2005
33 - D Cohen - Agosto 2005
32 - D Fadel, R Barman y col. - Junio 2005
32 - C Hornstein - Junio 2005
32 - HA Serra - Junio 2005
31 - SA Alvano - Abril 2005
31 - VI Fernández Pinto - Abril 2005
31 - A Sánchez Toranzo, F Hansen - Abril 2005
30 - SA Alvano - Febrero 2005
30 - LM Zieher - febrero 2005
30 - SC Gaitán, JL Rodriguez y col - Febrero 2005
29 - LM Zieher, LR Guelman - Diciembre 2004
29 - A Lazarowski - Diciembre 2004
29 - M Bendersky - Diciembre 2004
28 - LR Guelman - Noviembre 2004
28 - D Scublisky - Noviembre 2004
28 - LJ Rodriguez, NM Zelaschi - Noviembre 2004
27 - ME Palacios Vallejos - Septiembre 2004
27 - NV Florenzano - Septiembre 2004
26 - AM Genaro - Julio 2004
26 - BB Saravia, HA Zavala - Julio 2004
25 - LM Zieher - Abril 2004
25 - HA Serra, D Fadel - Abril 2004
25 - D Fadel, HA Serra - Abril 2004
24 - D Cohen - Febrero 2004
24 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2004
24 - BB Saravia, HA Zavala - Febrero 2004
23 - LM Zieher - Diciembre 2003
23 - L Rilla Manta y col - Diciembre 2003
23 - PB Antúnez - Diciembre 2003
22 - L Rilla Manta y col - Octubre 2003
22 - C Di Toro - Octubre 2003
22 - I Brunke, M Altamirano y col. - Octubre 2003
21 - D Fadel, H Serra, L Zieher - Agosto 2003
21 - LM Zieher, LR Guelman - Agosto 2003
21 - L D´Alessio, y col. - Agosto 2003
Guía de tratamiento 2019 - Abril 2019
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 1
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 2
Neurotransmisión adrenérgica - 7/2018
Dislipemias y aterogenesis
Hipertensión Arterial
Bases biológicas y targets
Neurociencia & Cardiología 1 - Julio 2018
Guías de tratamiento 2018 - Marzo 2018
AAP Forense 39 - Octubre 2018
Urgencias 1 - Trastornos de ansiedad
Urgencias 2 - Psicosis de base somática
Urgencias 3 - Psicosis endógenas agudas
Urgencias 4 - Episodios agudos en psicosis crónicas
Urgencias 5 - Episodios agudos en psicosis orgánicas crónicas
Urgencias 6 - Trastornos de la personalidad
Alcohol
Cocaína
Psicofármacos. Benzodiacepinas y drogas Z
Tabaco
Marihuana
Poblaciones especiales
Deterioro corgnitivo leve
Gerontopsiquiatría - Trastornos depresivos
Gerontopsiquiatría - Trastornos de ansiedad
Imágenes de la Psiquiatría Latinoamericana
Volumen I - Esquizofrenia y otras psicosis
Volumen II-2 - Trastornos depresivos II - 9/2010
Volumen II - Trastornos depresivos I - 7/2010
Volumen III - T. del ánimo: Bipoladirar 5/2011
Volumen IV - Demencias - 9/2011
Volumen V - Adicciones - 4/2012
Volumen VI - Trastornos de ansiedad - 11/2012
Volumen VII - Adultos mayores - Agosto 2013
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 1
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 2
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 3
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 4
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 5
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 6
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 7
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 8
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 9
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 10
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 11
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 12
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 13
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 14
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 15
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 16
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 17
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 19
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 20
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 21
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 22
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 23
Tratado de Actualización en Psiquiartía - Fascículo 24
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 25
46 - V R Rohwain - Julio 2019
45 - E Zaidel - Mayo 2019
45 - E Yarri - Mayo 2019
44 - E Zaidel - Marzo 2019
44 - P Forcada - Marzo 2019
43 - E Zaidel - Septiembre 2018
43 - A Sigal - Septiembre 2018
Neuro & cardio 1 - P Forcada - Julio 2018
Neuro & cardio - A Vicario - Julio 2018
42 - JP Costabel - Junio 2018
42 - E Zaidel y col. - Junio 2018
41 - EJ Zaidel - Abril 2018
41 - E Sagray y col. - Abril 2018
40 - LM Pupi - Noviembre 2017
40 - E Zaidel - Noviembre 2017
39 - AM Cafferata y col. - Octubre de 2017
39 - GD Elikir - Octubre de 2017
38 - E Zaidel - Junio 2017
38 - I Recabarren - Junio 2017
38 - L Allegro - Julio 2017
37 - P Forcada - Marzo 2017
37 - EM Ylarri - Marzo 2017
36 - Ezequiel Zaidel - Noviembre de 2016
36 - D Aimone, E Esteban - Noviembre de 2016
35 - Pedro Forcada - Septiembre de 2016
35 - EM Ylarri - Septiembre de 2016
34 - EJ Zaidel - Junio de 2016
34 - PS Lipszyc - Junio de 2016
33 - PS Lipszyc - Abril de 2016
33 - EM Ylarri - Abril de 2016
37 - Derito - Julio 2019
36 - MNC Derito - Junio 2019
Psiquiatria 35 - 2
Psiquiatría 35 - 1
Psiquiatría 34 - 2
Psiquiatría 34 1
Psiquiatría 33 - 1
Psiquiatría 33 - 2
Psiquiatría 33 - 3
32 - GJ Hönig - Diciembre 2015
32 - I Díaz Azar y col - Diciembre 2015
32 - MNC Derito Diciembre 2015
32 - F Allegro - Diciembre 2015
31 - MNC Derito - Septiembre 2015
31 - F Rebok - Septiembre 2015
31 - F Allegro - Septiembre 2015
30 - RE Cortese - Junio 2015
30 - MNC Derito - Junio 2015
29 - RE Cortese - Abril 2015
29 - F Rebok - Abril 2015
29 - MNC Derito - Abril 2015
29 - F Allegro - Abril 2015
28 - MF Mutti - Noviembre 2014
28 - C Rosenfeld - Noviembre 2014
28 - EB Mansilla - Noviembre 2014
27 - JC Fantin - Septiembre 2014
27 - JP Marino - Septiembre 2014
27 - F Allegro - Septiembre 2019
25 - AB Kabanchik - Mayo 2014
25 - Alicia Guerra - Mayo 2014
25 - G Zarebski - Mayo 2014
25 - H Andrés - Mayo 2014
Resistencia antimicrobiana - Julio 2019
Ansiedad en niños y adolescentes - Junio 2019
Teoría de la mente. Neurobiología - D Coehn
Neurociencias y Cardiología - P Forcada
Microbita, estrés y depresión en la vejez - A Kabanchik
Mecanismos moleculares que unen dolor y trastornos psiquiátricos - A Serra
Encrucijada psicofarmacológica con los antipsicóticos - D Fadel

Av. García del Río 2585 Piso 12 A - C.A.B.A
+54 11 2092 1646 | info@sciens.com.ar

Editorial Sciens, Todos los Derechos Reservados 2015