Views
10 months ago

Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 13

  • Text
  • Zoofilia
  • Froteurismo
  • Sadomasoquismo
  • Paidofilia
  • Fetichismo
  • Voyeurismo
  • Parafilias
  • Poscoito
  • Compulsiva
  • Vaginismo
  • Dispareunia
  • Precoz
  • Orgasmicos
  • Sexual
  • Sexo
  • Hipoactivo
  • Sexual
  • Sexual
  • Sexuales
  • Sexual
Trastornos sexuales y de la identidad sexual - Autor: Dr. Gustavo Corra

Trastornos sexuales y

Trastornos sexuales y de la identidad sexual // Otras parafilias fijos, estas relaciones fueron mensuradas como duraderas, satisfactorias y placenteras para los involucrados (42). Criterio diagnóstico (Tabla 14). Nosografía comparada El DSMIV TR incluye al sadomasoquismo en dos categorías separadas, sosteniendo, como en el diagnóstico de todas las parafilias, la condición de una evolución constante de al menos seis meses. Tabla 14 // Sadomasoquismo. CIE 10 F65.5 Consiste en una preferencia por actividades sexuales que implican el infringir dolor, humillación o esclavitud. Si el enfermo prefiere ser el receptor de tales estimulaciones, entonces, se denomina masoquismo; si es el que lo ocasiona, se trata entonces de sadismo. A menudo un individuo obtiene excitación sexual tanto de actividades sádicas como de masoquistas. Es frecuente que se utilicen grados leves de estimulación sadomasoquista para potenciar una actividad sexual que por lo demás sería normal. Esta categoría debe ser únicamente utilizada si la actividad sadomasoquista es la fuente más importante para la estimulación o si es necesaria para la gratificación sexual. El sadismo sexual es difícil de distinguir de la crueldad en situaciones sexuales o de la cólera no relacionada con el erotismo. El diagnóstico puede hacerse con claridad cuando la violencia es necesaria para la excitación sexual. Incluye: Masoquismo, sadismo. Otras parafilias Clínicamente están descriptas muchas formas de práctica sexual que pueden salir más o menos de las prácticas generales a las que el común de la gente puede avenirse. Sería de validez incluir en este aparte solo a aquellas que pudieran significar riesgos psicofísicos para quienes las practican o para terceros, dándole a este ejercicio diagnóstico la posibilidad de utilizarse en prevención primaria. Tal podría ser el caso en principio de actividades sexuales practicadas en grupo o en solitario en las que se ejercen situaciones de asfixia o de inhalaciones de sustancias que pueden ser nocivas o fatales para los participantes (47). En la actualidad son muchos los reportes científicos que refieren a este tipo de práctica y muchos también los que han descripto casos fatales de tales prácticas de asfixia erótica (48). Froteurismo Esta parafilia consiste en buscar frotamientos del pene contra las nalgas u otras partes del cuerpo de personas desprevenidas. Esto suele ocurrir en lugares en los que hay mucha cantidad de gente y poco espacio, circunstancia que favorece al froteurista. Medios de transportes, aglomeraciones, espectáculos públicos, etcétera, son los lugares de acción del froteurista. Éstos van cambiando de medio una vez que son identificados. Clásicamente se los describe como seres aislados que deambulan por diferentes lugares con el objetivo de no ser descubiertos en su actividad. Pueden llegar al orgasmo durante la misma actividad froteurista o masturbarse previamente o posteriormente a la actividad. Podemos describir básicamente dos formas de froteurismo, una de ella consiste en la actividad en sí misma en la que el sujeto intenta obtener un goce a partir de alguien desprevenido y, de esa excitación, obtener material fantástico para su actividad masturbatoria. La segunda consiste en individuos que buscan a través de esta actividad una respuesta de quienes son atacados con la ilusión de que alguien responda a sus requerimientos eróticos. Ambas son actividades que ponen en riesgo la integridad psíquica y física de terceros, pero el segundo grupo puede entenderse de mayor peligrosidad pues cabe la posibilidad de que el ataque, en el que la víctima siempre es poco discriminada dadas las características del medio en el que se desarrolla, pueda ser alguien inmaduro o que no se encuentre en condiciones de defenderse adecuadamente del ataque, estaremos entonces en el límite del ataque sexual y frente a un riesgo mayor (34). El froteurismo suele cursar como una parafilia ligada a otras, tales como: el exhibicionismo, el voyeurismo o la paidofilia. En nuestro medio no existe control de quienes efectúan estas actividades perdiéndose la posibilidad de una acción contundente en el terreno de la prevención de las víctimas y de los victimarios. Criterio diagnóstico (Tabla 15). Zoofilia (bestialismo) Parafilia caracterizada por la fantasía sostenida o la conducta de mantener relaciones sexuales con animales de manera repetitiva o estable. La zoofilia está contemplada en la clasificación DSM III y excluida del DSM IV. Para la CIE 10 entraría en la clasificación de otros trastornos de la identidad sexual F65.8. La persona se excita sexualmente con animales y los prefiere a éstos para llevar a la práctica algún tipo de actividad sexual. Las formas de clasificar la zoofilia son múltiples y algunas tienen utilidad para la apreciación diagnóstica. La zoofilia puede ser primaria si la primera o única relación sexual del sujeto fue con animales, y secundaria, si las relaciones sexuales con animales se llevan a cabo luego de haber tenido en algún momento relaciones con personas. Es exclusiva, en el caso de que el sujeto solo mantenga contacto sexual con animales, y no exclusiva, si lo hace a la vez con personas. Ésta es la única parafilia acerca de la cual Kinsey en su momento obtuvo estudios estadísticos, hoy ya históricos, pero aún significativos: el 1% de los adultos mayores de 20 años en los Estados Unidos habían practicado relaciones sexuales con animales, el 6 % entre los 14 y 16 años y el 8% del total eran de los varones. Los varones que habitaban en una granja elevaban el porcentaje al 40 y, si consideramos solo a los solteros, la cifra se eleva al 65%. Kinsey agrega que la zoofilia no era reconocida por quienes la practicaban mientras vivían en su medio rural, y sí, si se llevaba a cabo una mudanza a un medio urbano. Sciens Editorial Tratado de Actualización en Psiquiatría 19

CAPÍTULO XVII Trastornos sexuales y de la identidad sexual // Trastornos del género sexual Los animales más abusados son los animales domésticos de granja: perros, cerdos, burros, yeguas, gallinas, y, como ya mencionamos, en medios rurales esta parafilia es mucho más frecuente que en medios urbanos. Las prácticas zoofilicas suelen ser llevadas a cabo en medios rurales en los que los adolescentes pueden no tener posibilidades de relacionarse con mujeres, en esos casos parecería que cursa sin efectos negativos para el posterior desarrollo del psiquismo de la persona. Es desconocido el efecto que pudiera causar en el animal, pero es claro que este tipo de abuso presupone un sometimiento de éste que posiblemente sea pasible de un daño que también opere en el vínculo sexual como vehículo de excitación del zoofílico. La desigualdad en el vínculo habla de un ejercicio de sometimiento llevado a cabo en el acto capaz de desenmascarar aspectos sádicos en quien lo practica. Algunos contextos culturales rurales son ampliamente tolerantes con estas prácticas por parte del hombre, no así por parte de la mujer a quien es raro que culturalmente le sea permitido. En medios urbanos, el animal más abusado para mantener relaciones sexuales es el perro, y los relatos proponen a mujeres que suelen establecer relaciones orales con sus animales domésticos. Es de entender que hay sujetos cuyas relaciones sociales suelen reducirse al contacto con sus animales domésticos y que, de allí, partiría la relación sexual con estos únicos seres vivos de relación cotidiana con los que suelen dormir. Es de fácil acceso en Internet la publicidad de material pornográfico explícito, fotográfico o fílmico de relaciones sexuales de mujeres con animales, caballos, perros, etcétera. En estas relaciones posiblemente lo que se intente mostrar sea el acto “erótico artístico” en el que la mujer parece disfrutar del contacto con los animales a los fines de generar la erotizacion en quien asiste como voyeurista. Posiblemente estas producciones fílmicas se sostengan en vínculos sadomasoquistas entre las actrices y los productores que desde algún lugar de abuso de poder someten a las participantes y a los animales a tales actos. La zoofilia ha ocupado diferentes lugares en la historia de la humanidad y de maneras muy diversas. El zoolofílico no suele ser más que un ser solitario que establece un vínculo de sumisión con los animales desde su propia desvalorización y la imposibilidad de sentirse capaz para establecer un vínculo con personas. No suele asociarse con otras parafilias que pongan en riesgo la integridad de terceros. Aunque en algunos casos sí es pasible de comorbilidad con patologías psiquiátricas de gravedad (43). Aun así, algunos autores prefieren colocar las prácticas zoofilicas fuera del terreno de las parafilias (44). La zoofilia es una conducta sexual que somete al animal a un acto del que no se sabe qué nivel de conciencia posee desde una posición de acoso y abuso de poder (45). Se encuentra suficiente comomorbilidad entre alcoholismo e intoxicación por sustancias como para ser tenidos en cuenta en tanto dato clínico significativo (46). Criterio diagnóstico (Tabla 15). Necrofilia Consiste en la actividad sexual que incluya cadáveres humanos únicos o múltiples, ya sean estos necesarios o no para la consumación del orgasmo. Dicha parafilia suele coexistir con otros trastornos graves de la personalidad y con otros tipos de trastornos psiquiátricos. Es de difícil diagnóstico, ya que no es motivo de consulta del que existan suficientes registros. Criterio diagnóstico (Tabla 15). Tabla 15 // Otros trastornos de la inclinación sexual. CIE 10 F65.8 Se incluyen aquí diferentes formas de inclinaciones sexuales y actividades consiguientes que son todas ellas relativamente poco frecuentes. Entre éstas se encuentran el hacer llamadas telefónicas obscenas, el frotarse contra otras personas para conseguir una estimulación sexual ("froteurismo"), el intentarlo con animales ("bestialismo"), el emplear la estrangulación o anoxia para intensificar la excitación sexual y una preferencia por parejas con alguna anomalía anatómica especial, como un miembro amputado. Las prácticas eróticas son tan diversas y muchas de ellas son tan excepcionales o particulares que no se justifica un epígrafe propio para cada una de ellas. La ingestión de la orina, el untarse excrementos o perforarse el prepucio o los pezones, pueden formar parte del repertorio sadomasoquista. Son frecuentes los rituales de masturbación de varios tipos, pero las prácticas más extremas, tales como la inserción de objetos en el recto o en la uretra peneana, o la autoestrangulación parcial, cuando sustituyen otros tipos de contactos sexuales ordinarios, alcanzan el grado de lo anormal. La necrofilia debe también ser codificada en este apartado. Incluye: Froteurismo, necrofilia. Trastornos sexuales sin especificar Criterio diagnóstico (Tabla 16). Tabla 16 // Trastornos de la inclinación sexual sin especificar. CIE 10 F65.9 Incluye: Desviación sexual sin especificar. Trastornos del género sexual Palabras claves Trastorno del género, transvestismo, homosexualidad, transvestismo no fetichista, trastorno sexual de la personalidad, transexualismo, trastorno del género sexual en la infancia. Introducción Hasta hace muy poco el sexo de una persona era definido por una sola variable, el aspecto de sus genitales. La concepción actual de género sexual tiende a ser más amplia y es capaz de incluir otras variables, tales como: los aspectos psicológicos, sociales y biológicos y, dentro de estos últimos, el gonadal, cromosómico, genital y hormonal, entre otros. Este es un terreno de la Psiquiatría, del estudio de los 20 Dr. Gustavo Corra

Biblioteca

Guía de tratamiento 2019 - Abril 2019
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 1
Farm. endócrina y del metabolismo. Parte 2
Neurotransmisión adrenérgica - 7/2018
Dislipemias y aterogenesis
Hipertensión Arterial
Bases biológicas y targets
Neurociencia & Cardiología 1 - Julio 2018
Guías de tratamiento 2018 - Marzo 2018
AAP Forense 39 - Octubre 2018
Urgencias 1 - Trastornos de ansiedad
Urgencias 2 - Psicosis de base somática
Urgencias 3 - Psicosis endógenas agudas
Urgencias 4 - Episodios agudos en psicosis crónicas
Urgencias 5 - Episodios agudos en psicosis orgánicas crónicas
Urgencias 6 - Trastornos de la personalidad
Alcohol
Cocaína
Psicofármacos. Benzodiacepinas y drogas Z
Tabaco
Marihuana
Poblaciones especiales
Deterioro corgnitivo leve
Gerontopsiquiatría - Trastornos depresivos
Gerontopsiquiatría - Trastornos de ansiedad
Imágenes de la Psiquiatría Latinoamericana
Volumen I - Esquizofrenia y otras psicosis
Volumen II-2 - Trastornos depresivos II - 9/2010
Volumen II - Trastornos depresivos I - 7/2010
Volumen III - T. del ánimo: Bipoladirar 5/2011
Volumen IV - Demencias - 9/2011
Volumen V - Adicciones - 4/2012
Volumen VI - Trastornos de ansiedad - 11/2012
Volumen VII - Adultos mayores - Agosto 2013
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 1
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 2
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 3
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 4
Tratado de actualización en Psiquiatría - Fascículo 5
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 6
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 7
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 8
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 9
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 10
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 11
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 12
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 13
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 14
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 15
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 16
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 17
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 19
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 20
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 21
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 22
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 23
Tratado de Actualización en Psiquiartía - Fascículo 24
Tratado de Actualización en Psiquiatría - Fascículo 25
116 - M Toledo y col - Junio de 2019
116 - C Morra - Junio de 2019
115 - D Cohen - Mayo 2019
115 - CP Ríos - Mayo 2019
114 - A Gómez - Abril 2019
114 - A Kabanchik - Abril 2019
113 - HA Serra - Febrero 2019
113 - Mazzoglio y Nabar Martín - Febrero 2019
113 - GB Acosta - Febrero 2019
113 - L Allegro - Febrero 2019
psico 113 - Novedades
112 - MS Pérez de Vargas - Enero 2019
112 - J Galzerano - Enero 2019
112 - Novedades - Enero 2019
Psico 111 - 1
Psico 111 - 2
psico 110 - 1
110 - MS Pérez de Vargas
psico 109 - 1
psico 109 - 2
108 - E Carranza Vélez - Febrero 2018
psico 108 - 2
psico 108 - 3
psico 107 - 1
psico 107 - 2
psico 106 - 1
psico 106 - 2
psico 106 - 3
psico 105 - 1
psico 105 - 2
Psico 104 - nota 1
Psico 104 - nota 2
psico 103 - nota 1
psico 103 - nota 2
psico 103 - nota 3
102 - MJ Mazzoglio y Nabar - Febrero 2017
102 - NM Zelaschi y col. - Febrero 2017
101 - LM Zieher - Noviembre 2016
101 - Rodolfo Ferrando y col. - Noviembre 2016
101 - Ética - Noviembre 2016
100 - LM Zieher - Octubre 2016
100 - Laura Sarubbo - Octubre 2016
99 - JP Díaz - Agosto 2016
99 - D Serrani - Agosto 2016
98 - D Serrani - Junio 2016
98 - VM Daverio - Junio 2016
97 - Diego Cohen - Abril 2016
97 - MC Brió - Abril 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - MC Brió - Febrero 2016
96 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2016
95 - D Serrani - Noviembre 2015
95 - A Sánchez Toranzo y col. - Noviembre 2015
94 - MS Perez de Vargas - Octubre 2015
94 - MJ Scolari - Octubre 2015
93 - MS Perez de Vargas - Agosto 2015
93 - NM Zelaschi y col. - Agosto 2015
92 - LM Zieher - Junio 2015
92 - D Saferstein - Junio 2015
91 - D Serrani - Abril 2015
91 - D Cohen - Abril 2015
91 - A Sánchez Toranzo - Abril 2015
90 - MS Gonçalves Borrega - Febrero 2015
90 - AR Lasarte Lloveras y col. - Febrero 2015
89 - EK Blanc - Noviembre 2014
89 - L Carosella y col. - Noviembre 2014
88 - E Isasi y col. - Octubre 2014
88 - D Serrani - Octubre 2014
87 - S Dias Kümpel - Agosto 2014
87 - M Zorrilla Zubilete - Agosto 2014
86 - D Cohen - Junio 2014
85 - AB Romeo - Abril 2014
85 - O Bondolfi - Abril 2014
84 - LM Zieher - Febrero 2014
84 - P Osores - Febrero 2014
84 - R Groisman - Febrero 2014
83 - P Osores - Noviembre 2013
83 - A Vicario - Noviembre 2013
83 - MJ Scolari - Noviembre 2013
82 - LM Zieher - Octubre 2013
82 - E Serfaty - Octubre 2013
82 - D Serrani - Octubre 2013
81 - LM Zieher - Agosto 2013
81 - A Kabanchik - Agosto 2013
80 - O Bondolfi - Junio 2013
80 - A Sayús - Junio 2013
79 - K Alipanahi - Abril 2013
79 - E Serfaty y col. - Abril 2013
79 - RJM Rocabado Vargas - Abril 2013
78 - E Serfaty y col. - Febrero 2013
78 - MV Chiappe - Febrero 2013
78 - A Kabanchik - Febrero 2013
77 - A Kabanchik - Noviembre 2012
77 - LE Barrera y col. - Noviembre 2012
77 - LV Galván - Noviembre 2012
76 - A Sánchez Toranzo - Octubre 2012
76 - D Serrani - Octubre 2012
76 - M Scolari - Octubre 2012
75 - MX Oviedo Mañas - Agosto 2012
75 - MA Marco - Agosto 2012
75 - R Groisman - Agosto 2012
74 - LR Guelman - Junio 2012
74 - EM Serfaty - Junio 2012
74 - L Perissé - Junio 2012
73 - M Zorrilla Zubilete - Abril 2012
73 - G Delmonte - Abril 2012
73 - SP Udry - Abril 2012
72 - AC Cipolla - Febrero 2012
72 - A Sayús - Febrero 2012
72 - Olga Bondolfi - Febrero 2012
71 - LM Zieher - Noviembre 2011
71 - E Serfaty - Noviembre 2011
71 - V de la Paz Sáenz - Noviembre 2011
70 - A Sánchez Toranzo y col. - Octubre 2011
70 - PR Papaleo - Octubre 2011
70 - AB Kabanchik - Octubre 2011
psico 69 - nota 1
69 - D Serrani - Agosto 2011
69 - FM Daray y col. - Agosto 2011
68 - LM Zieher - Junio 2011
68 - D Saferstein - Junio 2011
68 - SP Udry - Junio 2011
67 - MC Brió - Abril 2011
67 - ML González - Abril 2011
67 - PS Cuevas - Abril 2011
66 - E Serfaty - Febrero 2011
66 - R Groisman - Febrero 2011
66 - A Kabanchik - Febrero 2011
65 - JA Reyes Ticas - Noviembre 2010
65 - O Bondolfi - Noviembre 2010
65 - G Delmonte - Noviembre 2010
64 - D Cohen - Octubre 2010
64 - E Serfaty - Octubre 2010
64 - G Delmonte - Octubre 2010
63 - E Serfaty y col. - Agosto 2010
63 - G Daruich - Agosto 2010
63 - AB Kabanchik - Agosto 2010
62 - M Alonso - Junio 2010
62 - EL Schvartzapel - Junio 2010
61 - M Alonso - Abril 2010
61 - ÁSA Álvarez Sanguedolce - Abril 2010
60 - MR Batsios y col. - Febrero 2010
60 - GB Acosta - Febrero 2010
60 - E Serfaty - Febrero 2010
59 - SA Alvano y col. - Noviembre 2009
59 - A Sánchez Toranzo - Noviembre 2009
59 - AS Ekboir - Noviembre 2009
58 - SA Alvano y col. - Octubre 2009
58 - O Bondolfi - Octubre 2009
58 - AB Kabanchik - Octubre 2009
57 - ML González - Agosto 2009
57 - MC Brió - Agosto 2009
57- NE Grañana - Agosto 2009
56 - LM Zieher - Junio 2009
56 - PD Gargoloff - Junio 2009
56 - Alicia Kabanchik - Junio 2009
55 - D Cohen - Abril 2009
55 - M Bonanni - Abril 2009
55 - MJ Scolari - Abril 2009
54 - A Sánchez Toranzo - Febrero 2009
54 - B Saravia - Febrero 2009
54 - GJ Hönig - Febrero 2009
53 - RS Gilszlak, S Estensoro - Noviembre 2008
53 - GJ Hönig - Noviembre 2008
53 - P Antúnez - Noviembre 2008
52- LM Zieher - Octubre 2008
52 - D Maur, B Bourdet - Octubre 2008
52 - GJ Hönig - Octubre 2008
51- M Migueres y col. - Agosto 2008
51 - MC Brió - Agosto 2008
51 - MV Rodríguez - Agosto 2008
50 - LM Zieher - Junio 2008
50 - N Fejerman - Junio 2008
50 - LR Guelman - Junio 2008
49 - A Sánchez Toranzo - Abril 2008
49 - S Gobbi1 y N Zelaschi - Abril 2008
49 - MF Kuspiel y J Torrez - Abril 2008
48 - S Halsband - Febrero 2008
48 - MJ Scolari y GB Acosta - Febrero 2008
48 - L Scévola y col. - Febrero 2008
47 - GE Barrantes - Noviembre 2007
47 - F Vidal - Octubre 2007
46 - P Vallejos y col. - Noviembre 2007
46 - R Groisman - Noviembre 2007
46 - MA Kauffman y col. - Octubre 2007
45 - MJ Scolari - Agosto 2007
45 - HJ Bertera - Agosto 2007
45 - RA Yunes - Agosto 2007
44 - MC Brió - Junio 2007
44 - RA Yunes - Junio 2007
44 - D Saferstein - Junio 2007
43 - LM Zieher - Abril 2007
43 - RA Yunes - Abril 2007
43 - L Scévola y col. - Abril 2007
42 - MJ Scolari - Febrero 2007
42 - M Zorrilla Zubilete - Febrero 2007
41 - LM Zieher - Diciembre 2006
41- MC Brió - Ddiciembre 2006
41 - D Scublinsky - Diciembre 2006
40 - SA Alvano - Octubre 2006
40 - D Cohen, M Rodríguez - Octubre 2006
40 - L D`Alessio y col. - Octubre 2006
46 - V Rodríguez Rohwain y E Zaidel - Julio 2019
45 - E Zaidel - Mayo 2019
45 - E Yarri - Mayo 2019
44 - E Zaidel - Marzo 2019
44 - P Forcada - Marzo 2019
43 - E Zaidel - Septiembre 2018
43 - A Sigal - Septiembre 2018
Neuro & cardio 1 - P Forcada - Julio 2018
Neuro & cardio - A Vicario - Julio 2018
42 - JP Costabel - Junio 2018
42 - E Zaidel y col. - Junio 2018
41 - EJ Zaidel - Abril 2018
41 - E Sagray y col. - Abril 2018
40 - LM Pupi - Noviembre 2017
40 - E Zaidel - Noviembre 2017
39 - AM Cafferata y col. - Octubre de 2017
39 - GD Elikir - Octubre de 2017
36 - MNC Derito - Junio 2019
Psiquiatria 35 - 2
Psiquiatría 35 - 1
Psiquiatría 34 - 2
Psiquiatría 34 1
Psiquiatría 33 - 1
Psiquiatría 33 - 2
Psiquiatría 33 - 3
Ansiedad en niños y adolescentes - Junio 2019
Teoría de la mente. Neurobiología - D Coehn
Neurociencias y Cardiología - P Forcada
Microbita, estrés y depresión en la vejez - A Kabanchik
Mecanismos moleculares que unen dolor y trastornos psiquiátricos - A Serra
Encrucijada psicofarmacológica con los antipsicóticos - D Fadel
Fallas evolutivas responsables de las enfermedades mentales - M Mora

Av. García del Río 2585 Piso 12 A - C.A.B.A
+54 11 2092 1646 | info@sciens.com.ar

Editorial Sciens, Todos los Derechos Reservados 2015

Neurociencia - De la neurona a la mente

De la neurona a la mente