01 - LM Zieher - Diciembre 1999

  • Mente
  • Neurona
  • Zieher
  • Factores
  • Receptores
  • Efectos
  • Molecular
  • Antidepresivos
  • Conciencia
  • Procesamiento
  • Niveles
  • Cambios
  • Nivel
De la neurona a la mente: una aproximación racional para el uso de los psicofármacos

01 - LM Zieher - Diciembre 1999

De la neurona a la mente: una aproximación racional para el uso de los psicofármacos El uso racional de los psicofármacos, a las puertas del siglo XXI, implica un cambio fundamental respecto de las posiciones, prácticas, interpretaciones y doctrinas que imperaron desde su introducción como grupo terapéutico en la década de 1950. Los primeros psicofármacos (neurolépticos, antidepresivos triciclicos, IMAO, litio) fueron descubiertos en buena medida por casualidad (serendipity), como efectos colaterales de medicaciones utilizadas con otros propósitos (antihistamínicos, tuberculostaticos). A partir de mediados de la década de 1980, dejaron paso a productos obtenidos por "diseño" en los que se caracteriza en primer termino el target molecular al que el fármaco se deberá fijar (binding), para luego de la obtención de gran cantidad de compuestos por química combinatorial definir su acción (agonista, agonista parcial, antagonista competitivo o no competitivo) y los efectos derivados de la acción, a corto y a largo plazo en modelos simples (tejidos, estructuras, subcelulares, sistemas) y en organismos complejos (animales, en la farmacología preclínica, y seres humanos, en la farmacología clínica). En buena medida, la búsqueda de recursos terapéuticos para el tratamiento de las enfermedades mentales se asocia con los avances espectaculares de las disciplinas neurobiológicas y psicológicas que permiten una mejor comprensión de los mecanismos por los cuales el Sistema Nervioso Central (SNC) controla la conducta. El estudio de los niveles de integración desde las estructuras moleculares hasta los organismos adaptatívos complejos (Murray Gell-Mann) no es de interés exclusivo para la “neurofilosofia”, sino que tiene implicancias de todo tipo y, en particular, para comprender la fisiopatogenia de los trastornos psicopatológicos, conformar la base de las clasificaciones diagnosticas y encarar racionalmente las terapias de base psicológica y farmacológica. En este sentido, la neurociencia involucra la integración de los distintos niveles en un enfoque multidisciplinario de la investigación y el modelaje de los datos obtenidos en las investigaciones experimental y clínica. En el Human Brain Project se esquematizan los niveles de funcionamiento cerebral en los siguientes estamentos: GENES: ADN y secuencias proteicas. MOLECULAS: receptores, canales, enzimas y proteínas estructurales con su correspondiente fisiología y farmacología, moduladores, hormonas, neurotrofinas y factores de trascripción. ORGANOIDES: sinapsis, mitocondrias, microtubulos, registro de corrientes sinápticas y potenciales. MICROCIRCUITOS: estructura e imaginología de patrones sinápticos, farmacología sináptica, patrones de descarga de los potenciales de acción. COMPARTIMIENTOS NEURONALES: imaginología tridimensional de terminales axonicos, conos de crecimiento, dendritas, espinas dendríticas y localización tridimensional de los organoides y microcircuitos sinápticos. CELULAS NERVIOSAS: morfología e imaginología funcional tridimensional de las células, registros electrofisiológicos de los patrones de descarga de los potenciales de acción y corrientes de membrana. REGIONES ESPECIFICAS: citoarquitectura de las capas y columnas funcionales, localización de los receptores para los distintos neurotransmisores, mapas anatómicos, fisiológicos y metabólicos. SISTEMAS DISTRIBUTIVOS: las redes neuronales estudiadas con procedimientos

Biblioteca