03 - Abril 2000

  • Zoplicona
  • Efectos
  • Bonzodiazepinas
  • Zoplicone
  • Vida
  • Benzodiazepinas
  • Tratamiento
  • Dosis
  • Efecto
  • Zolpidem
  • Insomnio
Farmacología de los fármacos hipnóticos: base para un uso racional

03 - Abril

Farmacología de los fármacos hipnóticos: base para un uso racional. Resumen El trabajo examina la farmacología de las benzodiazepinas, el zolpidem y la zopiclona. Sobre la base de sus características farmacodinámicas y farmacocinéticas se sugieren pautas generales para el tratamiento de insomnio transitorio Palabras clave • insomnio •benzodiazepinas •zolpidem • zoplicona • De acuerdo con su presentación clinica los fármacos del sueño se clasifican en: insomnio, hipersonmio, parasonmias y trastornos del ritmo del sueño-vigilia. Entre ellos el insomnio afecta a una proporción creciente de la población. Es a su vez la causa mas frecuente para la prescripción de benzodiazepinas aunque, como veremos, no siempre su indicación es la mejor estrategia para obtener el alivio del paciente. En este trabajo nos proponemos revisar y comparar la farmacología de tres clases de hipnóticos que actúan a través del sitio de reconocimiento de benzodiazepina, con el fin de establecer las bases racionales para el tratamiento del insomnio transitorio. Clasificación del insomnio según su etiología En la tabla uno detallamos las distintas formas de presentación del insomnio. Se las agrupa en primer lugar por su tiempo de evolución (transitorio o persistente) y en segundo lugar por sus causas aparentes. El insomnio transitorio es una dificultad para conciliar o mantener el sueño casi todas las noches durante menos de tres semanas. En oposición, se considera insomnio persistente aquel cuya duración supera las tres semanas. Dentro del insomnio transitorio se incluyen el adaptativo, asociado a cambios vitales importantes, y el causado por la alteración del ritmo circadiano, que puede deberse tanto a viajes transmeridiano como a cambios en los horarios de trabajo en turnos rotativos. El insomnio persistente puede ser primario o secundario (tabla 1) y este último puede obedecer a diversas causas: medicas en general, psiquiatritas, uso o abuso de sustancias, malos hábitos asociados al sueño, etc. El uso de ligandos benzodiazepinicos está reservado para el tratamiento del insomnio transitorio adaptativo y para el síndrome de las piernas inquietas. El insomnio persistente, primario o secundario, debe ser abordado mediante el tratamiento de sus causas: corregir o atenuar el trastorno médico o psiquiátrico educar para corregir las pautas de conducta perjudiciales, evitar la ingesta de drogas que impidan un sueño satisfactorio, etc. Tratamiento del insomnio transitorio de causa adaptativa El tratamiento consta de medidas farmacológicas y no farmacológicas. Estas últimas incluyen el mejoramiento de patrones de conducta asociados al sueño: evitar el uso de estimulantes durante el día, evitar el ejercicio físico durante la tarde (estar cansado no es lo mismo que tener sueño), promover comidas livianas antes de la hora de irse a dormir, levantarse de la cama en caso de no poder conciliar el sueño. Cuando estas medidas resultan insuficientes y la difusión diurna consecutiva es significativa pueden prescribirse hipnóticos. Es importante señalar que el objetivo del tratamiento es restablecer el sueño por algunas noches, por entenderse que la dificultad es provocada por un evento transitorio. Este plan breve debe ser discutido claramente con el paciente, ya que estas prescripciones constituyen al antecedentes más frecuentes más frecuentes del uso crónicos de hipnóticos.

Biblioteca