03 - Abril

  • Farmacos
  • Farmacodinamia
  • Farmacocinetica
  • Antirrecurrenciales
  • Drogas
  • Clin
  • Lamotrigina
  • Dosis
  • Bipolares
  • Litio
  • Psychiatry
  • Tratamiento
  • Bipolar
  • Pacientes
Nuevas drogas antirrecurrenciales

03 -

Nuevas drogas antirrecurrenciales Resumen El trastorno bipolar es una enfermedad de curso crónico en la que se suceden episodios depresivos y maniacos (trastorno bipolar tipo I), o episodios depresivos y momentos de hipomanía (trastorno bipolar tipo II). Está clasificada en el DSM IV dentro del capítulo de los trastornos del estado de animo, donde las oscilaciones en el tiempo, hacia el polo de la exaltación o hacia el de la depresión son la característica sobresaliente. La esencia del trastorno bipolar la determina la recurrencia de dichas variaciones de la afectividad, con intervalos de eutimia. Las sales de litio se mantienen como la piedra fundamental del tratamiento farmacológico de esta patología, tanto para la manía aguda como para prevenir las recurrencias (efecto antirrecurrencial). Pero considerando que los valores de eficacia del litio varían entre el 60 a 80% (3,16), un porcentaje importante de pacientes bipolares no se beneficiarían con dicho tratamiento. Así, la búsqueda de fármacos alternativos el litio se oriento hacia el grupo de las drogas antiepilépticas, como el ácido valproico y la carbamazepina, que demostraron tener propiedades antirrecurrenciales. El tratamiento farmacológico del trastorno bipolar continúa planteando un constate desafío a los psiquiatras y a los investigadores. En este articulo se hace una revisión de las nuevas drogas utilizadas como antirrecurrenciales (los fármacos antiepilépticos lamotrigina, gabapentin y topiramato; los antipsicóticos atípicos clozapina, olanzapina y risperidona) y de las nuevas líneas de investigación (los inhibidores de la proteína kinasa C y los ácidos grasos poliinsaturados de más de 20 carbonos). Palabras clave • Bipolar • Antirrecurrenciales • Farmacocinética • Farmacodinamia • Tratamiento • Nuevos Fármacos • Introducción Si bien las sales de litio continúan siendo la base del tratamiento farmacológico del trastorno bipolar, no puede desconocerse el hecho de que la eficacia de dicho tratamiento oscile entre el 60y 80% (3,16). De la amplia gama de pacientes bipolares, los pacientes con buena respuesta al litio resultan los que tuvieron una respuesta previa favorable, los que padecen episodios maniacos clásicos, los que no presentan síntomas psicóticos, los que no tienen patología neurológica concomitante, los que cuentan con pocos episodios previos y los que no manifiestan comorgilidad con abuso a sustancias (3). Retomando el porcentaje de eficacia, aparece una brecha de hasta el 40% de pacientes bipolares que no se beneficiarían con dicho tratamiento. Los fármacos antiepilépticos como el ácido valproico y la carbamezapina, demostraron ser una alternativa importante para el manejo de los pacientes bipolares que no respondían al litio (2, 12, 13, 31). Así, el perfil de mejor respuesta a tales drogas lo comprenderán los pacientes cicladores rápidos, los que presenten episodios mixtos, los que hayan tenido una pobre respuesta previa al litio, los que cursen un episodio de manía secundario y los que tengan comorbilidad con abuso de sustancias (11, 13, 24). Resulta notorio que entre el 30 y el 50% de los pacientes bipolares reciben más de un fármaco antirrecurrencial, siendo la combinación de litio y ácido valproico la más efectiva (2, 3, 21, 25). Además, el porcentaje de eficacia del litio, actualmente es menor que el que se manejaba poco después de su introducción en el mercado, cuando alcanzaba valores del 80% (21). Estos hechos parecerían indicar que cada vez son más los pacientes bipolares que no presentan una respuesta esperable al tratamiento con litio. El

Biblioteca