04 - Junio 2000

  • Antipsicoticos
  • Neurocognitivos
  • Esquizofrenia
  • Cognitive
  • Neurocognitivas
  • Funciones
  • Neurocognitivos
  • Alteraciones
  • Psychiatry
  • Trastornos
  • Memoria
  • Pacientes
Trastornos Neurocognitivos en la Esquizofrenia

04 - Junio

Trastornos Neurocognitivos en la Esquizofrenia Resumen Los trastornos neurocognitivos son características fundamentales de la esquizofrenia debido a la frecuencia de su aparición y su fuerte implicancia en la evolución social, laboral y académica de los pacientes. Déficits en la atención, memoria, lenguaje y función ejecutiva son los trastornos más observados. Los antipsicóticos convencionales, a pesar de su eficacia en la sintomatología positiva no ha demostrado producir mejorías sustanciales en la función cognitiva de los esquizofrénicos. A pesar de que ningún antipsicótico atípico produce una mejoría generalizada, tendrían una mayor eficacia en este dominio que los neurolépticos, existiendo patrones de respuesta cognitiva específica a cada fármaco. El hallazgo de un tratamiento efectivo para estos trastornos tendrá un sustancial impacto en el funcionamiento social y la calidad de vida de los pacientes. Palabras clave • esquizofrenia • trastornos neurocognitivos • antipsicóticos • Generalidades Cuando hablamos de trastornos neurocognitivos en la esquizofrenia hacemos referencias a todos los déficits en la adquisición, procesamiento y utilización de la información que padecen los esquizofrénicos. En los últimos años estos trastornos han comenzado a estudiarse con mayor frecuencia si bien ya habían sido observados en las descripciones originales desarrolladas por los primeros investigadores de esta enfermedad (2,30). La espectacularidad de la sintomatología positiva y las posibilidades terapéuticas de ésta, gracias al uso de medicación antipsicótica, hicieron que los déficits neurocognitivos hayan pasado a un segundo plano durante décadas. El interés actual en estos trastornos deriva principalmente de la observación de que, a pesar de la mejoría sintomatológica, los pacientes siguen teniendo alteraciones en su forma de pensar, de ser, de interpretar la información, que en definitiva serían las manifestaciones fundamentales de la enfermedad. La importancia del estudio de los trastornos neurocognitivos esta basada también en la alta frecuencia de su aparición y su fuerte implicancia en la adaptación de los pacientes en la sociedad (12). En la actualidad se discute si los trastornos neurocognitivos siguen un patrón específico diferencial en la esquizofrenia o si simplemente se pueden explicar como parte de un déficit generalizado. En un estudio realizado por Saykin (38), éste observó un déficit selectivo en la memoria (semántica y visual) y en el aprendizaje. Las otras funciones neurocognitivas también resultan alteradas pero fue principalmente en estas tres donde se notó la mayor diferencia con los sujetos normales. En cambio Blanchard y Neale (1) consideran que el problema sería generalizado y bilateral y no se podría hablar de funciones más alteradas que otras. La construcción de un perfil de trastornos neurocognitivos específico para la esquizofrenia sería un aporte inestimable para contribuir al diagnóstico diferencia, pero aún se está lejos de poder establecerlo. En relación al curso de las alteraciones neurocognitivas hay también dos puntos de vista (23). Uno considera que los déficits cognitivos van progresando a lo largo de la evolución de la enfermedad. El otro punto de vista, mejor sustentado por investigaciones recientes sostiene que las alteraciones neurocognitivas una vez que comienzan se mantienen

Biblioteca