117 - M Toledo y col - Octubre de 2019

  • Toledo
  • Olmos
  • Mato
  • Accesibilidad
  • Antopsicoticos
  • Nota
  • Mauricio
  • Haloperidol
  • Seguridad
  • Eficacia
  • Estudios
  • Pacientes
  • Tratamiento
  • Pipotiazina
  • Oral
  • Cumplimiento
Antipsicóticos de depósito o larga duración. Eficacia, seguridad y accesibilidad. Dr. Mauricio Toledo, Dr. Ismael Olmos, Dr. Mauricio Mato

117 - M Toledo y col - Octubre de

Psicofarmacología 19:116, Junio de 2019 Dr. Mauricio Toledo 1 , Dr. Ismael Olmos 2 , Dr. Mauricio Mato 3 1. Médico Psiquiatra. Mgtr. en Farmacología, UAB. Unidad de Farmacología Clínica, Hospital Vilardebó, ASSE. Facultad de Medicina, Claeh. 2. Químico Farmacéutico. Departamento de Farmacia, Unidad de Farmacología Clínica, Hospital Vilardebó, ASSE. Estudiante de posgrado, Facultad de Química (UdelaR). 3. Químico Farmacéutico. Departamento de Farmacia, Unidad de Farmacología Clínica, Hospital Vilardebó, ASSE. Fecha de recepción: 7 de enero de 2019 Fecha de aceptación: 25 de febrero de 2019 Antipsicóticos de depósito o larga duración. Eficacia, seguridad y accesibilidad Resumen El desarrollo de los antipsicóticos ha cambiado el genio evolutivo de la esquizofrenia. La falta de cumplimiento terapéutico llevó al desarrollo de antipsicóticos de depósito a mediados de la década del sesenta del siglo pasado. Los primeros antipsicóticos de depósito fueron el enantato de flufenazina y el decanoato de flufenazina. Luego siguieron pipotiazina y haloperidol en depósito, y en la actualidad, estamos asistiendo a un nuevo desarrollo de antipsicóticos de depósito de segunda generación. Los antipsicóticos de depósito han sido y son objeto de controversia en lo referente a eficacia, seguridad y utilización. El presente trabajo tiene el objetivo de analizar aspectos de eficacia, seguridad y accesibilidad. Palabras clave Antopsicóticos – Eficacia – Seguridad – Accesibilidad. Mauricio Toledo Mauricio, Olmos Ismael, Mato Mauricio. “Antipsicóticos de depósito o larga duración.Eficacia, seguridad y accesibilidad”. Psicofarmacología 2019;116:5-8. Puede consultar otros artículos publicados por los autores en la revista Psicofarmacología en sciens.com.ar Introducción El desarrollo de los antipsicóticos ha cambiado el genio evolutivo de la esquizofrenia. Estos han demostrado ser eficaces en la etapa aguda de la enfermedad así como en la prevención de la recurrencia en la fase de mantenimiento (1). Sin embargo, un aspecto que se observó desde el inicio de la era farmacoterapéutica con antipsicóticos orales es la falta de cumplimiento terapéutico por parte de los pacientes. Esto llevó al desarrollo de antipsicóticos de depósito a mediados de la década del sesenta del siglo pasado. Los primeros antipsicóticos de depósito fueron el enantato de flufenazina y el decanoato de flufenazina. Luego siguieron pipotiazina y haloperidol en depósito, y en la actualidad, a nivel mundial, estamos asistiendo a un nuevo desarrollo de antipsicóticos de depósito de segunda generación que expande el horizonte en el tratamiento antipsicótico (risperidona, aripiprazol, olanzapina y paliperidona). La frecuencia del uso de las formas farmacéuticas de depósito varía según los países. Las tasas de prescripción en Francia, Reino Unido, Bélgica, Hong Kong y Australia varían entre 22% y 36% de los pacientes que se les prescriben antipsicóticos (2). Los antipsicóticos de depósito han sido y son objeto de controversia en lo referente a eficacia, seguridad y utilización. El presente trabajo tiene el objetivo de analizar aspectos de eficacia, seguridad y accesibilidad. Eficacia En los últimos años se han realizado revisiones sistemáticas y meta-análisis para comparar la eficacia-efectividad de los antipsicóticos de depósito con los antipsicóticos por vía oral. Algunos estudios han dado resultados contradictorios. Un meta-análisis de Leucht y colaboradores (3) de 10 estudios aleatorizados en pacientes ambulatorios en tratamiento con antipsicóticos de depósito versus tratamiento antipsicóticos vía oral de al menos 12 meses de duración. Los trabajos publicados van desde 1975 a 2010. El trabajo incluye 1700 EDITORIAL SCIENS // 5

Biblioteca