118 - G Tamosiunas - Noviembre 2019

  • Nota
  • Uruguay
  • Psico
  • Consumo
  • Problema
  • Veces
  • Efectos
  • Dosis
  • Personas
  • Embargo
  • Indicaciones
  • Medicamentos
  • Pacientes
El dilema de distinguir entre usos e indicaciones de los psicofármacos. A propósito de los antipsicóticos.

118 - G Tamosiunas - Noviembre

Dr. Gustavo Tamosiunas Prof. director del Departamento de Farmacología y Terapéutica. Facultad de Medicina. Universidad de la República Oriental del Uruguay. Fecha de recepción: --- de 2019 Fecha de aceptación: --- de 2019 El dilema de distinguir entre usos e indicaciones de los psicofármacos. A propósito de los antipsicóticos Resumen El uso de psicofármacos en la actualidad es motivo de preocupación en todo el mundo, dado el enorme crecimiento que ha tenido en los últimos años. Seguramente, no se trata de un problema vinculado al aumento de enfermedades mentales o a su mejor diagnóstico, sino, por el contrario, sus causas hay que buscarlas en factores relacionados con el marketing, con presiones comerciales, así como con el conocido proceso de medicalización de nuestras sociedades, que han extendido el uso de estos medicamentos más allá de sus indicaciones aprobadas. Distinguir entre usos e indicaciones hace unos años no parecía un problema; sin embargo, actualmente, se nos impone como un dilema de difícil resolución. Discutiremos estos aspectos especialmente, ya que estos “nuevos usos” son de dudosa efectividad en el mejor de los casos, pero han aumentado el riesgo de la población y merecen una reflexión porque se han naturalizado tanto que, así como van las cosas, parece un camino sin retorno. Usaremos especialmente el ejemplo de los antipsicóticos como analizador. Confiamos en que servirá para repensar el uso de psicofármacos desde una ética diferente, no la del mercado, sino la del uso racional responsable de estos agentes terapéuticos. . – . Palabras clave Introducción El tema que nos proponemos analizar es de gran importancia práctica, aunque de ello no se hable mucho en congresos, textos y reuniones científicas de expertos. Se trata de reflexionar sobre el uso y las indicaciones de los psicofármacos, para lo cual usaremos como analizador el ejemplo de los antipsicóticos. Distinguir entre indicaciones y usos tiene importantes consecuencias éticas, científicas, administrativo-legales y sanitarias para la sociedad actual. Las consecuencias, por tanto, podrían llevar a modificar buena parte de nuestras prácticas médicas habituales. Si estas reflexiones colaboran en este sentido, bienvenido sea, ya que estamos preocupados por el uso que estamos dándoles como sociedad a los psicofármacos. Preocupa especialmente el notorio crecimiento del consumo de psicofármacos en el mundo, denunciado tanto por la OMS como por numerosas agencias sanitarias (1). Por ejemplo, en Portugal, en el período 2000-2012, el consumo de antipsicóticos creció un 171 % y el de antidepresivos, un 240 %. Los hipnóticos y los sedantes —expresados en dosis por 1000 habitantes día (DHD)— aumentaron alrededor del 10 %. En EE. UU. los psicofármacos son los productos farmacéuticos más vendidos, ya que superan a las estatinas (hipolipemiantes). Las ventas en ese país en el año 2012 fueron de 14,6 mil millones de dólares (2). En España, el consumo de antidepresivos en el período 2000-2013 aumentó un 200 % (medido en DHD) (3). Con relación a los hipnóticos y ansiolíticos, en el período 2000-2012 crecieron un 57 % (expresado en DHD) (4). Sin embargo, una vez dicho esto, dejemos en claro que nuestro objetivo lejos está de querer alterar el orden establecido, sino, más bien, busca reflexionar sobre las evidencias y nuestro accionar en lo que a la prescripción de psicofármacos se refiere para acercarnos a considerar el medi- 4 // EDITORIAL SCIENS

Biblioteca