119 - A Mejías Delamano y col. - Enero de 2020

  • Delamano
  • Orazio
  • Serra
  • Psico
  • Editorial
  • Desarrollo
  • Perinatal
  • Madre
  • Posparto
  • Mujeres
  • Riesgo
  • Brexanolona
  • Embarazo
  • Tratamiento
Actualidad en el tratamiento de la Depresión Posparto

119 - A Mejías Delamano y col. - Enero de

Psicofarmacología 119 - Enero de 2020 Psicofarmacología 20:119, Enero de 2020 Dr. Alexis Mejías Delamano 1 , Lic. Julieta D´Orazio 2 , Dr. Héctor Alejandro Serra 3 1. Médico Especialista en Psiquiatría. Médico Especialista en Medicina de la Industria Farmacéutica (UBA). Médico Especialista en Farmacología (UBA). Docente Auxiliar de Primera, 1 ra Cátedra de Farmacología, Facultad de Medicina (UBA). Docente de la Carrera de Médico Especialista en Farmacología, Facultad de Medicina (UBA). Docente del Módulo de Neuropsicofarmacología de la Carreras de Médico Especialista en Psiquiatría y Neurología, Facultad de Medicina (UBA). Presidente y Socio Fundador de la Sociedad Argentina de Neuropsicofarmacología (SANEPSI). 2. Licenciada en Psicología, Universidad Maimónides. 3. Médico Especialista en Farmacología (UBA). Profesor Adjunto de Farmacología, 1 ra Cátedra de Farmacología, Facultad de Medicina (UBA). Director de la Carrera de Médico Especialista en Farmacología, 1 ra Cátedra de Farmacología, Facultad de Medicina (UBA). Fecha de recepción: 3 de octubre de 2019 Fecha de aceptación: 16 de diciembre de 2019 Actualidad en el tratamiento de la Depresión Posparto Resumen La depresión posparto (DPP) es una afección clínica que afecta al 10-15% de las mujeres. Su severidad puede ser variable. El factor de riesgo principal es el antecedente de DPP en un embarazo previo. Casi el 50% de las mujeres con DPP presentarán una recurrencia en un embarazo posterior. En algunos casos, el cuadro puede ser muy grave y requerir un tratamiento intensivo debido a las potenciales consecuencias para la propia paciente, el niño y su entorno familiar. Respecto al abordaje psicológico, la Psicología perinatal se orienta a atenuar los efectos negativos de la DPP a través de técnicas que facilitan la protección del apego y promueven vínculo madre e hijo por medio de abordajes individuales y grupales que faciliten la cercanía corporal y los sentimientos de maternaje. Es importante destacar el papel preventivo de la Psicología perinatal en cuadros de DPP, si las intervenciones se realizan desde el momento de la gestación. En relación al tratamiento psicofarmacológico, actualmente los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) constituyen el tratamiento habitual de la depresión durante el embarazo y la lactancia. Recientemente, se ha aprobado una novedosa droga para el tratamiento específico de la DPP: la brexanolona. Esta es una formulación de la alopregnanolona, una hormona cerebral y metabolito de la progesterona, que actúa como modulador alostérico del receptor GABA-A sináptico y extra sináptico. Otros fármacos que están siendo desarrollados para el tratamiento de la DPP son la ganaxolona y zuranolona (SAGE- 217), ambos moduladores del receptor GABA-A (en fase 2 y 3 de la investigación clínica, respectivamente). Palabras clave Depresión posparto – Antidepresivos – Psicología perinatal – Tratamiento psicológico – Brexanolona. Mejías Delamano Alexis, D´Orazio Julieta, Serra Héctor Alejandro. “Actualidad en el tratamiento de la Depresión Postparto”. Psicofarmacología 2020;119:3-14. Puede consultar otros artículos publicados por los autores en la revista Psicofarmacología en sciens.com.ar Introducción La depresión posparto (DPP) es una afección clínica que afecta aproximadamente al 20% de las mujeres, constituyendo la complicación más frecuente del parto. La incidencia de DPP es de 7 a 15% en los primeros 3 meses posparto, lo que sugiere que las mujeres en la etapa posparto presentan tasas de depresión similares a la población general. La tasa de prevalencia de depresión posparto oscila entre el 7 y el 13% en los países de elevados ingresos y más del 20% en aquellos con bajos ingresos. Recientemente, se estimó que la incidencia de la DPP con síntomas durante de inicio en el embarazo fue del 33% y del 27% con inicio previo al embarazo. Por lo tanto, se podría hablar de una depresión perinatal en lugar de depresión posparto. La severidad de la DPP es variable, siendo en algunos casos muy grave y requerir un tratamiento intensivo debido a las potenciales consecuencias para la propia paciente, el niño y su entorno familiar (Hirst 2010, Stewart 2016 y 2019). EDITORIAL SCIENS // 3

Biblioteca