123 - M Mazzoglio y Nabar - Junio 2020

  • Parafilico
  • Parafilia
  • Silva
  • Silva
  • Nabar
  • Trastornos
  • Trastorno
  • Tratamiento
  • Conductas
  • Respuesta
  • Psychiatry
  • Sexuales
  • Receptores
  • Psico
  • Mazzoglio
  • Nabar
Intervenciones neuropsicofarmacológicas en los trastornos parafílicos

123 - M Mazzoglio y Nabar - Junio

Psicofarmacología 123 - Junio 2020 Psicofarmacología 20:123, Junio de 2020 Dr. Martín Mazzoglio y Nabar 1 , Dr. Daniel Silva 2 1. Médico. Especialista en Psiquiatría. Especialista en Neurología Cognitiva y Neuropsiquiatría, UBA. Magister en Neurociencia y Biología del Comportamiento, Universidad de Murcia. Magister en Psicofarmacología, NeuroscienceEducationalInstitute. Magister en NeuropsicofarmacologíaClínica, Universidad Barceló. Docente Autorizado de Facultad de Medicina en Departamentos de Psiquiatría y de Farmacología, UBA. Jefe Sección Psiquiatría, CPFCABA, Servicio Penitenciario Federal. Médico de Planta, Hospital Alvear. Secretario General del CIDIF (Centro Interdisciplinario de Investigaciones Forenses), Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires. Vicepresidente de SANEPSI. mazzoglioynabar@yahoo.com.ar Fecha de recepción: 24 abril de 2020 Fecha de aceptación: 18 mayo de 2020 2. Médico. Doctor en Humanidades Médicas, Facultad de Medicina, UBA. Especialista en Medicina Legal, Especialista en Psiquiatría, Especialista en Toxicología, UBA. Profesor del Departamento de Medicina Legal, Facultad de Medicina, UBA. Académico Titular, Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires. Intervenciones neuropsicofarmacológicas en los trastornos parafílicos Resumen El trastorno parafílico es una patología que a partir del DSM 5 tiene una entidad propia y diferencial de las parafilias como eran concebidas. Tiene múltiples atravesamientos desde los cuales ha sido estudiado, descripto, interpretado y hasta justificado su abordaje en distintos contextos clínicos. En el presente artículo se abordarán las estrategias neuropsicofarmacológicas aplicadas a este trastorno, sus bases neurobiológicas y el marco clínico actual con focalización en las características semiológicas y conductuales. Se analizarán las publicaciones referidas al tema y propuestas de tratamiento farmacológico con especial atención en sus bases biológicas de intervención. Martín Mazzoglio y Nabar, Daniel Silva. “Intervenciones neuropsicofarmacológicas en los trastornos parafílicos”. Psicofarmacología 2020;123:5-16. Puede consultar otros artículos publicados por los autores en la revista Psicofarmacología en sciens.com.ar Introducción La conducta sexual humana está atravesada por componentes biológicos, psicológicos, sociales, culturales y antropológicos. Es subjetiva para cada persona humana -en tanto su autopercepción- al tiempo que se asienta sobre un soporte biológico dentro de un contexto psicosocial y, si bien se reconocen etapas o fases, la duración y contenido de estas son heterogéneas. Esta conducta sexual, según Masters y Johnson, consta de distintas fases en las que se involucran neurotransmisores y hormonas que ejercen su acción tanto a nivel central como periféricos. Distintas áreas del cerebro humano se activan para dar una respuesta frente a los estímulos diversos y heterogéneos. En el gráfico 1 se especifican las características conductuales y neuroquímicas del ciclo de la respuesta sexual humana con su diferencia entre los hombres y las mujeres. Esta diferencia descripta en el ciclo de la conducta sexual hace décadas, fue ratificada y ampliada por estudios de neuroimagen funcional que estudiaron mediante resonancia magnética funcional el cerebro de distintos sujetos según género y discriminaron el procesamiento de imágenes sexuales en zonas distintas (Gráfico 1). En relación con la fase de excitación sexual, y desde un punto de vista neurobiológico, Redouté et al. (2000) plantearon un modelo neuroconductual con 4 componentes: cognitivo, emocional, motivacional y autonómico. El componente cognitivo se encarga de la categorización y evaluación del estímulo con aumento de la atención hacia el estímulo sexual, sus procesos se relacionan con las regiones de las cortezas prefrontal orbitaria y parietal superior; el componente emocio- EDITORIAL SCIENS // 5

Biblioteca