14 - L Allegro - Septiembre de 2011

Columna de Ética. Mala Praxis

14 - L Allegro - Septiembre de

Columna de Ética Prof. Dr. Luis Allegro Presidente de la Sociedad de Ética en Medicina, AMA. Miembro del Consejo Académico de Ética en Medicina, Academia Nacional de Medicina. Ex Profesor Titular de Psicopatología y Psiquiatría, Universidad de Rosario. Full Member of the International Psychoanalytic Association. Mala Praxis El planteo del problema Una periodista de la Matanza (Prov. de Buenos Aires) me pregunta lo siguiente: “- Cada vez más personas realizan juicios de mala praxis contra profesionales. El rubro más demandado es el médico y en especial la cirugía estética. Algunos dicen que esto se debe a la mala formación médica de algunos profesionales, otros dicen que es un negocio promovido por los abogados y las aseguradoras, otros dicen que es porque los pacientes se quieren hacer respetar.” Le respondo: “- Creo que estos motivos pueden ser válidos pero además considero que uno de los más importantes es una insuficiente o mala comunicación entre el médico y el paciente, cosa que provoca una deficiente información por parte del paciente sobre cuales pueden ser los resultados y las consecuencias del accionar médico.” La periodista me aclara que siente curiosidad por saber “cómo se siente un médico al correr el riesgo de sufrir un juicio de esta magnitud que le puede poner en juego su título o sus bienes.” Y… “Si esto no va en contra del mismo paciente.” Mi respuesta es: “Pienso que muchos médicos deben reaccionar limitando el desarrollo de su capacidad profesional, para asegurarse que se están manejando dentro de límites de máxima seguridad.” Este planteo significa que las cuestiones de “mala praxis” se están agudizando de tal modo que obliga a que se les preste mayor atención. El concepto de mala praxis En el ámbito de la Asociación Médica Argentina, la Dra. Lidia Nora Iraola y el Dr. Hernán Gutiérrez Zaldívar publicaron “Apuntes sobre la responsabilidad médica legal y la mala praxis”, dicen lo siguiente: “Mala Praxis, su definición conceptual: Existirá mala praxis en el área de la salud, cuando se provoque un daño en el cuerpo o en la salud de la persona humana, sea este daño parcial o total, limitado en el tiempo o permanente, como consecuencias de un accionar profesional realizado con imprudencia o negligencia, impericia en su profesión o arte de curar o por inobservancia de los reglamentos o deberes a su cargo con apartamiento de la normativa legal aplicable.” En la Argentina (www.intramed.net) se demanda por mala praxis a un médico de cada cinco. Esto hace que el sistema se encarezca en $ 500 millones anuales. Se piensa que hay una verdadera "industria del juicio" que estimula a producir demandas especialmente aquellos que pueden litigar sin gastos. Se supone que habría unos 40.000 médicos demandados. Esto convierte a la Argentina en uno de los países donde se producen más demandas por mala praxis en América Latina. Los médicos buscan defenderse aplicando una medicina defensiva. Por ejemplo piden más estudios que los necesarios para protegerse ante cualquier cuestión. La relación médico-paciente y la comunicación de la verdad La relación médico-paciente juega un papel fundamental. Es importante establecer una muy buena relación con el paciente para transmitirle seguridad en ese vínculo. El médico debe dar a su paciente toda la información necesaria para que éste tenga la seguridad de que no va a ser engañado y de que no se le está escondiendo nada. Debe hacer todos los intentos para lograr y mantener una buena comunicación con el mismo e informar todo aquello que atañe a la enfermedad o al problema de su paciente. Una buena comunicación cumple una función terapéutica importante. Ésta debe estar dentro de lo que el paciente pueda comprender y “metabolizar” psíquicamente. La verdad siempre cumple la mejor de las funciones pero debe ser graduada a las posibilidades emocionales del paciente. Es necesario que la verdad sea suministrada en forma gradual y progresiva en tantas sesiones cuantas sean necesarias. La mala praxis y el consentimiento informado Este es un problema que requiere suma atención. Ocurre habitualmente que el profesional médico se conforma con la firma del documento conocido como Consentimiento Informado, que habitualmente se efectúa en la rutina de la firma de un formulario impreso que contiene un texto uniforme para todos los casos que son atendidos en el servicio médico. Este procedimiento no es bueno. Generalmente el paciente no lo lee o lo lee mal, sin haber tomado conciencia cabal del contenido de dicho documento. En internet (www.diariomedico.com/2009/06/02) se publica que la Audiencia Provincial de Madrid condenó a un médico por haber seccionado la vena femoral en la liposucción efectuada a una paciente. En el fallo se puntualiza que “la existencia del documento de consentimiento no es válido” al haberse probado la negligencia del médico. Esto significa que la mala praxis convierte al Consentimiento Informado, en un documento ineficaz. Para que el Consentimiento Informado conserve su eficacia es importante que deba ser “personalizado” adecuándolo al perfil de cada paciente. Este es el problema del que adolece el documento si está impreso con un texto uniforme para todos los casos. No debe ser abordado con un criterio universal para todos los pacientes. Es necesario que se ajuste a cada individuo. Para esto es importante tener en cuenta el nivel intelectual de cada caso para adecuar la información -en cantidad y calidad- al mismo. 6 | Editorial Sciens

Biblioteca