22 - A Carli, B Kennel - Agosto de 2013

  • Cardio
  • Viena
  • Posmodernismo
  • Vida
  • Cuales
  • Sujeto
  • Historia
  • Unidos
  • Ciencia
  • Siglo
  • Mundo
Metodología de la investigación. Sujeto y objeto en la investigación científica (Tercera parte)

22 - A Carli, B Kennel - Agosto de

Metodología de la investigación Sujeto y objeto en la investigación científica (Tercera parte) Dr. Alberto Carli Prof. Consulto Adjunto, Cátedra de Metodología de la Investigación, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires (UBA). Médico. Doctor en Medicina. Magister Scientiae en Metodología de la Investigación. Dra. Beatriz Kennel Prof. de Enseñanza, Docente Adscripta, Cátedra de Metodología de la Investigación, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires (UBA). Psicóloga. Espec. en Psicología c/o Docencia e Investigación, Dra. por la UBA. El Círculo de Viena aspiraba a crear una teoría de la ciencia. Dividía las ciencias en tautológicas y empíricas. El campo de acción de las primeras, las formales (lógica y matemática), al no estar en el marco de la realidad, con resoluciones a priori, acceden a hablar de validez, mientras que las segundas, en cambio, están facultadas para proponer hipótesis que pueden ser verdaderas o falsas y las ponen a prueba recurriendo a la experiencia sensible. De esta manera, la filosofía cumpliría el rol de una suerte de comentador lógico-lingüístico, preocupada por el lenguaje con el que la ciencia comunica sus conocimientos. Un británico, Bertrand Russell (1872-1970) fue uno de los filósofos más importantes de la primera mitad del siglo XX. Formado como matemático poseía una sólida tendencia racionalista y pensaba el método científico como una combinación de acciones inductivas, en las que el investigador se enfrentaba a los hechos desde los cuales elaboraba hipótesis que le permitían entenderlos, para luego agruparlas junto a otras y construir marcos doctrinarios desde los cuales, mediante deducción, poder abordar otros nuevos fenómenos. Como comentario diremos que con esta manera de pensar el accionar de la ciencia y los científicos se aplicaría a ciencias con objetos de baja complejidad como la física, y se complicaría en casos de mayores niveles, como en la fisiología. Como un puente intelectual entre el Círculo de Viena y Bertrand Russell mencionaremos a Ludwig Wittgenstein (1881-1959) que desde la lógica simbólica llegó a una teoría del lenguaje. Lo que lo diferencia de otros colegas es su escepticismo, ya que pensaba que comprender el mundo era tan vano como la antigua pretensión de entender los decretos divinos. Los neopositivistas, partidarios de la parcelación y sub-parcelación del conocimiento lograron una hegemonía mundial en el mundo académico. Curiosamente las mayores resistencias las encontraron en el mundo de los hombres y mujeres de ciencia. El mismo Albert Einstein (1879-1955), tal vez el científico más relevante del siglo, se lamentaba del “nefasto miedo a la metafísica, que ha llegado a convertirse en una enfermedad de la filosofía empirista contemporánea”. La hegemonía del neopositivismo vino a ser cuestionada por la Escuela de Frankfurt. Creada en 1923 por un mecenas nacido en la Argentina, Félix Weil (1898-1975), tuvo como objetivo inicial la renovación de la teoría marxista recurriendo a la inter-disciplina y la reflexión filosófica sobre la problemática social y económica. Tampoco en esta escuela existió unidad doctrinaria entre sus miembros, no obstante lo cual fueron autores de diferentes e importantes desarrollos teóricos. La Segunda Guerra Mundial (1939-1945) determinó la diáspora de muchos intelectuales europeos. Esto afectó tanto al Círculo de Viena como a la Escuela de Frankfurt. Ascendido a canciller en 1933, Adolf Hitler, la inició con la invasión a Polonia el 1 de setiembre de 1939, con un número de muertos estimados en alrededor de los cincuenta millones. 18 | Editorial Sciens

Biblioteca