36 - D Aimone, E Esteban - Noviembre de 2016

  • Ldlc
  • Pacientes
  • Colesterol
  • Dosis
  • Cardiovascular
  • Tratamiento
  • Evolocumab
  • Estudios
  • Semanas
  • Mipomersen
  • Cardio
Nuevas drogas para el tratamiento de la hipercolesterolemia familiar

36 - D Aimone, E Esteban - Noviembre de

Fecha de recepción: 22 de julio de 2016 // Fecha de aceptación: 16 de septiembre de 2016 Nuevas drogas para el tratamiento de la hipercolesterolemia familiar Dr. Daniel Aimone (1), Dr. Eduardo Esteban (2) 1. Médico Especialista en Medicina Interna, Cat E. Medicina Interna UNLP. Servicio de Medicina Interna Hospital Alta Complejidad en Red El Cruce. 2. Médico Especialista en Cardiología. Asesor Área Dislipemias, Hospital el Cruce. Expresidente Sociedad Argentina de lípidos. Resumen La reducción de los niveles de la lipoproteína de colesterol de baja densidad (LDLc) demostró ser muy eficaz en la reducción de las tasas de eventos cardiovasculares mayores en numerosos estudios. La captación del LDLc por parte del receptor hepático específico mantiene una regulación que permite proveer al hígado la cantidad de colesterol que este requiere para las múltiples funciones que cumple, y disminuir la concentración plasmática de lo lipoproteína. Un mecanismo de regulación de la concentración de receptores de LDL hepáticos lo constituye la proteína PCSK9 y hoy es un blanco para lograr la reducción del colesterol en hipercolesterolemia familiar homocigota y en la heterocigota, así como en forma de enfermedad refractaria a la terapia convencional aún altas dosis (Inhibidores de la PCSK9). Otras posibilidades lo constituyen el mipomersen, un oligonucleótido no codificante contra el ARN mensajero de la apolipoproteína B-100 (Apo B100) y otras lipoproteínas aterogénicas, el lomitapide una molécula inhibidora de la proteína de transferencia de triglicéridos microsomales, y los inhibidores de la APO-CIII. Se describe en este artículo la farmacología de estas nuevas drogas. Los resultados actuales requerirán el tiempo para demostrar que pueden ser una nueva y promisoria página en el camino terapéutico de las dislipemias graves. Palabras clave Hiperlipidemias genéticas – inhibidores de la PCSK9 – Mipomersen – Lomitapide. La reducción de los niveles de la lipoproteína de colesterol de baja densidad (LDL) demostró ser muy eficaz en la reducción de las tasas de eventos cardiovasculares mayores en numerosos estudios. Por esta razón, la reducción del colesterol LDL (LDLc) se incorporó en las guías de práctica como un medio fundamental de reducir la morbilidad cardiovascular y mortalidad. Fisiopatología Con el proceso de captación del LDLc por parte de receptor hepático específico el sistema mantiene una regulación que permite proveer al hígado la cantidad de colesterol que este requiere para las múltiples funciones que cumple. Cuando hace falta colesterol, el hígado aumenta la producción de receptores por mecanismos que aumentan la expresión genética de síntesis, pero también inhibe el estímulo para la producción de una enzima, la proteína substilisinaconvertasa de la kexina, en este caso la número 9 (PCSK9). En ausencia de la PCSK9 los receptores que captan LDLc son introducidos en el hepatocito; luego el receptor es liberado y los lisosomas se encargan del metabolismo del LDLc. El receptor liberado vuelve a la membrana del hepatocito a captar más LDLc; este ciclo puede hacerlo hasta cien veces, lo cual provoca una disminución del colesterol LDLc en plasma. Cuando ya hay suficiente colesterol el hígado desde su núcleo estimula la producción del PCSK9. Se inicia así una nueva regulación, las PCSK9 forman con el receptor y las LDLc una unión que no permitirá que el receptor se libere del LDLc, por lo cual el lisosoma se encargará de la lipoproteína, del receptor y de la PCSK9; como consecuencia la cantidad de receptores que reciclen será mucho menor. El LDL circulará por más tiempo haciendo que aumenten las posibilidades de desarrollar aterosclerosis (Figura 1). Inhibidores de la PCSK9 La inhibición de la PCSK9 se estudia como un blanco para lograr la reducción del colesterol desde la década de los ochenta, cuando los anticuerpos monoclonales comenzaron a mostrar su potencial terapéutico en otras patologías. Aimone, Daniel; Esteban, Eduardo. “Nuevas drogas para el tratamiento de la hipercolesterolemia familiar”. Farmacología Cardiovascular 2016;36:10-14. 10 | Editorial Sciens

Biblioteca