36 - LR Guelman- Febrero 2006

  • Homo
  • Obesidad
  • Alimentos
  • Alimentaria
  • Peso
  • Conducta
  • Hombre
  • Actividad
  • Alimento
  • Escasez
La conducta alimentaria humana en un contexto evolutivo

36 - LR Guelman- Febrero

Psicofarmacología 6:36, Febrero 2006 La conducta alimentaria humana en un contexto evolutivo Human eating behaviour in an evolutionary context. Fecha de recepción: 15 de septiembre de 2005 // Fecha de aceptación: 21 de noviembre de 2005 Resumen La conducta alimentaria refleja la interacción dinámica entre el estado fisiológico de un organismo y sus condiciones ambientales. Cuando fallan los sistemas endógenos de control, se pueden generar trastornos de alimentación, los cuales pueden ser explicados desde un punto de vista evolutivo. Los sistemas naturales de control de peso han sido diseñados más para proteger contra la pérdida de peso que para proteger contra la ganancia del mismo, sugiriendo que el peligro para la especie era más la escasez que la sobreabundancia de alimentos. Las sociedades de cazadores, consumidores de dietas de alta energía, eran mayores "sobre-consumidores" que aquellos que se dedicaban a la agricultura, sugiriendo ser los antepasados de los individuos obesos, aunque no se puede descartar que el sobreconsumo de cereales sea también responsable de la obesidad. Los hombres prehistóricos poseían hábitos fundamentalmente vegetarianos. La incorporación de la carne a la dieta fue concomitante con el desarrollo de la habilidad para capturar animales, el desarrollo de herramientas basadas en la piedra (por ejemplo, cuchillos y flechas) y con el mayor desarrollo intelectual y del lenguaje. Finalmente, el estilo de vida de nuestros ancestros, con frecuente actividad física destinada a la búsqueda de alimento y un consumo de energía adaptativo, contrasta con el modo de vida sedentario y el creciente consumo de grasas y azúcares de los últimos decenios. Más aún, la obesidad en el siglo XXI está facilitada por la mayor disponibilidad de alimentos de alto contenido calórico y una disminución de la actividad física. Abstract Eating behaviors reflect the dynamic interaction between the physiological state of an organism and its environmental conditions. When the endogenic control systems fail, eating disorders may arise, which can be explained from an evolutionary point of view. Natural weight control systems have been designed to protect against weight loss, rather than to protect against weight gain, which suggests that the danger posed for the species lied in the scarcity rather than the overabundance of food. Hunting societies, high-energy diet consumers, were more "overconsumers" than farmers, which suggests that they are the ancestors of obese individuals, although it cannot be dismissed that the overconsumption of cereals is a further cause of obesity. Prehistoric men had mainly vegetarian habits. The incorporation of meat into their diet was concomitant with the development of the ability to hunt, the development of tools made of stone (for example, knives and arrows) and with a further intellectual and language development. Finally, our ancestors' lifestyle, with the frequent physical activity devoted to the search of food and to the adaptive energy consumption, contrasts with the sedentary lifestyle and the increasing level of fat and sugar consumption of the last decades. What is more, obesity in the 21st Century is favored by the higher availability of high-calorie foods and the reduction in physical activity. Palabras claves Conducta alimentaria, antropología alimentaria, obesidad, evolución Key words Eating behaviour, anthropology of eating, obesity, evolution Dra. Laura Ruth Guelman Doctora de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Investigadora del CONICET. Jefa de Trabajos Prácticos. 1ª Cátedra de Farmacología, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires (UBA). Miembro del Grupo de Psiconeurofarmacología. Puede consultar otros artículos publicados por los autores en la revista psicofarmacología en www.sciens.com.ar

Biblioteca