43 - E Zaidel - Septiembre 2018

  • Zaidel
  • Zaidel
  • Cardiovasculares
  • Psicofarmacologia
  • Cardiovasculares
  • Cardiovascular
  • Efectos
  • Riesgo
  • Eventos
  • Interacciones
  • Enfermedades
  • Antidepresivos
Eje corazón-cerebro: interacciones entre las patologías, los fármacos cardiovasculares y los psicofármacos - Dr. Ezequiel J. Zaidel

43 - E Zaidel - Septiembre

Fecha de recepción: 29 de junio de 2018 // Fecha de aceptación: 15 de agosto de 2018 Eje corazón-cerebro: interacciones entre las patologías, los fármacos cardiovasculares y los psicofármacos Dr. Ezequiel J. Zaidel 1ra. Cátedra de Farmacología, Facultad de Medicina, UBA. Servicio de Cardiología, Sanatorio Güemes. Resumen Existe una gran correlación entre las patologías psiquiátricas y las enfermedades cardiovasculares. La depresión, la ansiedad, el estrés y los trastornos de la personalidad se asocian con aparición de enfermedades cardíacas, y por otro lado, las enfermedades cardiovasculares funcionan como gatillo de depresión. Los fármacos antidepresivos y ansiolíticos poseen diferentes perfiles de seguridad, y algunos provocan efectos cardiovasculares directos. Además, existen interacciones farmacocinéticas directas, y en pocos casos, efectos psiquiátricos de los fármacos cardiovasculares. Se realiza una revisión acerca de estos aspectos. Palabras clave Fármacos cardiovasculares – psicofarmacología. Introducción Los avances en los estudios epidemiológicos y la investigación clínica llevaron a comprender que existe una gran relación entre los problemas psicológicos y la enfermedad cardiovascular. Por un lado, alteraciones psicológicas pueden provocar enfermedades cardiovasculares, y por el otro, la aparición de un evento cardiovascular puede desencadenar o exacerbar alteraciones psicológicas-psiquiátricas. A este vínculo se agrega el papel que desempeñan los fármacos cardiovasculares, los psicofármacos, y las interacciones farmacocinéticas y farmacodinámicas entre ellos. Los fármacos que son beneficiosos para las enfermedades mentales ¿son también beneficiosos para la salud cardiovascular o son perjudiciales? Con respecto a las patologías más frecuentes, se citan datos epidemiológicos actuales: la depresión conduce a más de 2 millones de consultas ambulatorias anuales en Inglaterra, la prevalencia de depresión (estado depresivo mayor o síntomas depresivos) en Occidente alcanza al 7.7 % de la población de Europa (registro Predict) y valores similares en Estados Unidos (7.8 %, CDC, aproximadamente 8 millones de sujetos), lo que lleva una tasa de suicidios de 13/100.000. Esto se asocia con un tiempo prolongado de años de vida con la enfermedad, y un 14 % de los sujetos con depresión reciben fármacos antidepresivos por más de 10 años consecutivos. Depresión como gatillo de enfermedades cardiovasculares Los pacientes con episodios depresivos mayores (EDM) tienen conductas autodestructivas en cuanto a la alimentación, el alcohol, el tabaquismo y, además, la adherencia a tratamientos prolongados con fármacos cardiovasculares es Zaidel, Ezequiel J. “Eje corazón-cerebro: interacciones entre las patologías, los fármacos cardiovasculares y los psicofármacos”. Farmacología Cardiovascular 2018;43:6-10. 6 // EDITORIAL SCIENS

Biblioteca