70 - L Allegro - Octubre 2011

  • Psico
  • Etica

70 - L Allegro - Octubre

Psicofarmacología 11:70, Octubre 2011 é Sección ética Por el Profesor Doctor Luis Allegro Cuestiones éticas de la actualidad Los "vientres prestados" y/o alquilados ¿Qué fue el caso Baby M, en Estados Unidos? Melissa Stern había prestado su vientre para la anidación de un óvulo fecundado que resultó ser justamente Baby M. Cuando los padres biológicos de dicho óvulo fecundado reclamaron a la niña, Melissa se rehusó a cedérselos porque se había encariñado con la criatura. Esto ocurrió en Nueva Jersey y el tribunal terminó otorgando la custodia a los padres biológicos. Éste fue el punto inicial del que surgieron los "contratos de gestación". Parece ser que todo esto ha traído controversia legal entre varios países −como España, Francia, Holanda− en los cuales están prohibidos estos contratos cuando son de carácter comercial, pero lo permiten cuando no hay cuestiones de dinero de por medio. En Bélgica y Ucrania se admiten ambas formas. En la India, la "maternidad alquilada" se ha convertido en una industria, después del 2008 en el que la Corte Suprema sentenció la "maternidad comercial". Faltaría considerar la ética inherente a esta problemática. Se plantean algunos interrogantes. Por ejemplo, en el caso de la madre que gesta a su hijo dentro de su vientre durante nueve meses ¿no prepara mentalmente el maternaje que le va a ofrecer a su hijo? Esta preparación no existe con la misma calidad en el caso de la madre que alquila otro vientre. Otro punto es la ausencia del trabajo del parto. Y además, también ¿qué pasa con la mente del padre que carece de esos nueve meses de convivencia con la futura madre? El paciente debe participar en las decisiones médicas En el Curso de Bioética, organizado por la Fundación de Ciencias de la Salud (Madrid) la Doctora Beatriz Ogando señaló que el paciente puede, quiere y debe participar en la toma de decisiones sobre su salud”. Como sabemos, esto es lo opuesto de lo que se hacía anteriormente cuando era el médico quien decidía por el paciente. De este modo se planteaba una toma de decisiones de carácter paternalista en la que el médico asumía toda la responsabilidad. Por suerte esto se ha modificado y la toma de decisiones adquiere un carácter horizontal entre el médico y el paciente de tal modo que la responsabilidad es asumida por ambos. Agrega la doctora Ogando que “ambos tienen que llegar a acuerdos, y en ese proceso no es raro que se generen conflictos de valores”. En dicho Curso de Bioética es fundamental “fomentar la práctica de la deliberación entre los profesionales sanitarios para que se hagan las cosas de la forma más adecuada y prudente”. El profesor Diego Gracia, presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud ha encontrado un cambio importante en los médicos que están en formación y atribuye esto a la influencia del ejercicio de la democracia en ese país, porque esto les permite comprender mejor el juego de la participación. Agrega el doctor Gracia que la enseñanza debe cumplir con dos objetivos que son: la transmisión de conocimientos y habilidades, y el cambio de actitudes básicas. Este último es el más crítico porque allí se estrellan todos los intentos. La ética del primer contacto en la atención médica En El Día, periódico de Santo Domingo - República Dominicana, ha aparecido una nota en la que el doctor Fulgencio Severino, representante en el Consejo Nacional de la Seguridad Social del Colegio Médico Dominicano, subraya la necesidad de que la atención médica desde su primer contacto atienda fundamentalmente las “evidencias científicas determinadas por la clínica”. Esto ha sido publicado para enfatizar que el accionar médico sea un hecho científico y no un acto en el que se atienden más los objetivos de obtener beneficios económicos. Esta cuestión está destinada a limitar a lo estrictamente necesario la prescripción de estudios tecnológicos que siempre insumen costos elevados, siempre justificados por el alto costo de los aparatos e instrumentos empleados. Estos estudios diagnósticos deben ajustarse estrictamente a las necesidades clínicas del caso y sobre todo que es totalmente antiético servir a los intereses de la ganancia financiera. Poner la inteligencia al servicio del amor El acto médico debe ser un acto de amor al servicio del sufrimiento humano y la inteligencia debe ser puesta al servicio de ese amor. Saint Exupéry se refirió al sistema de oposiciones que se da entre el bien y el mal, lo sublime y lo aberrante, lo mejor y lo peor, la verdad y la mentira y, especialmente, que “es necesario poner la inteligencia al servicio del amor”. Esto fue publicado en El Nuevo Diario de Nicaragua por el doctor Juan B. Arríen, Ph. D. Agrega que es imperioso educar para humanizar la sociedad, para modificar el contexto de deshumanización y violencia en el que vivimos. Estos conceptos deben ser aplicados al quehacer médico. Prof. Dr. Luis Allegro Presidente de la Sociedad de Ética en Medicina, AMA. Miembro del Consejo Académico de Ética en Medicina, Academia Nacional de Medicina. Ex Profesor Titular de Psicopatología y Psiquiatría, Universidad de Rosario. Full Member of the International Psychoanalytic Association. EDITORIAL SCIENS // 7

Biblioteca