Neuro & cardio 1 - P Forcada - Julio 2018

  • Forcada
  • Cognitivo
  • Depresion
  • Estres
  • Cardio
  • Neurociencia
  • Claramente
  • Forcada
  • Respuesta
  • Depression
  • Enfermedad
  • Sistema
  • Riesgo
  • Factores
  • Cardiovascular
Neurociencias en cardiología - Dr. Pedro Forcada

Neuro & cardio 1 - P Forcada - Julio

Dr. Pedro Forcada Neurociencias en cardiología Las características de la humanidad hoy día, con la globalización y urbanización, exponen al hombre a niveles crecientes de estrés, muchas veces simultáneo y en particular, en algunos casos es percibido más que real. Esto determina la activación del sistema de alerta y la puesta en marcha de mecanismos de respuesta, encargados de recomponer la homeostasis (el equilibrio), conocidos como “alostáticos” (1) (Figura 1). Cuando el o los estresores se mantienen o los mecanismos de compensación se activan persistentemente se llega a una situación patológica conocida como “carga alostática”. Ambas condiciones o su coexistencia son causantes de enfermedad (2, 3). Con la subespecialización de la medicina y los avances tecnológicos de los últimos 50 años esta se ha compartimentalizado y se piensa en las patologías desde los diferentes sistemas u órganos enfermos en forma aislada y se pierde la visión holística del individuo. Por el contrario, las neurociencias han conectado a los sistemas nervioso, cardiovascular, endócrino e inmune y una nueva transdisciplina, la psicoinmunoendocrinología estudia la relación entre ellos bajo un suprasistema, denominado la red alostática (4, 5). Desde esta perspectiva, por ejemplo, la respuesta al estrés involucra a la red alostática y el éxito o el fracaso para lograr recuperar la homeostasis (el equilibrio) lleva a una “carga alostática” con el desarrollo de enfermedad “sistémica” (enfermedades psiquiátricas, cardiovasculares, endócrinas o autoinmunes entre otras) (6). El sistema nervioso percibe el estrés de uno o múltiples focos reales o imaginados y desde el hipotálamo y la hipófisis, activa la red y sus efectores: el sistema nervioso autónomo, el sistema cardiovascular, el sistema endócrino, fundamentalmente las glándulas suprarrenales y el sistema inmune. Enfocada la respuesta con el simple binomio “lucha o huida” puede llevar a controlar la situación y si el estímulo no cesa, a una situación indefinida o si el control no se alcanza, a sucumbir frente al mismo. La respuesta involucra claramente la activación la rama simpática del sistema nervioso autónomo y en consecuencia, aceleración del sistema cardiovascular, se activan las glándulas suprarrenales liberando mineralocorticoides y catecolaminas y el sistema inmune, con producción de citokinas inflamatorias. Al cesar la respuesta, el sistema de reparación involucra a la rama parasimpática, desacelerando el sistema cardiovascular, con producción de glucocorticoides y desactivación del sistema inmune. El desbalance de estos mecanismos, en más o en menos, lleva a la carga alostática con consecuencias sobre cada susbsistema y en la salud del sujeto (7, 8, 9). Hay múltiples ejemplos desde las neurociencias y la car- 4 // EDITORIAL SCIENS

Biblioteca