Psicosis agudas II - Cap 3 - Las psicosis afectivas monopolares según la escuela de Wernicke-Kleist-Leonhard - MNC Derito

Psicosis agudas II - Cap 3 - Las psicosis afectivas monopolares según la escuela de Wernicke-Kleist-Leonhard - MNC

Psicosis agudas 2 da edición Capítulo 3 Las psicosis afectivas monopolares según la escuela de Wernicke-Kleist-Leonhard María Norma Claudia Derito En una situación de urgencias los cuadros depresivos agudos deben ser evaluados correctamente, dado el riesgo de suicidio que conllevan. En líneas generales todo cuadro depresivo agudo debe ser considerado de riesgo, especialmente si hay antecedentes de intentos de suicidio anteriores. No hay que olvidas que los cuadros que voy a describir son depresiones psicóticas, por lo que es difícil acceder al paciente a través de la palabra solamente, ya que están certeramente convencidos que la única solución a su padecimiento es la muerte. De ahí la necesidad de actuar con rapidez y con la medicación adecuada y decidir la internación. En los casos de euforias psicóticas, también revisten el peligro de asumir conductas de riesgo para sí o para terceros, por exceso de confianza en si mismo, o por la facilidad con la que en algunos casos se irritan. Introducción En este artículo deseo introducir el concepto de las alteraciones del estado de ánimo, desde la escuela localizacionista y categorialista. Partiendo de las descripciones de Wernicke, la nosografía de Kleist, hasta las fasofrenias de Leonhard, nos detendremos en las formas monopolares (Única entidad reconocida en los DSM). La importancia de la descripción semiológica exhaustiva de cada uno de estos cuadros, estriba en que el complejo sintomático se expresa en toda su magnitud de forma aguda, que es la manera que comienza la fase. Si los conocemos profundamente, podemos hacer un diagnóstico certero en la situación recepción del paciente en la guardia. La ventaja de un diagnóstico rápido y certero, nos permite encaminar un tratamiento adecuado desde el principio y poder explicar a los familiares de que se trata. En cuanto al pronóstico, es en general bueno en las personas jóvenes, pero es reservado en adultos de más de 55 a 60 años. En este último caso, conviene ser cautos porque puede implicar el comienzo de un proceso involutivo que tiende a la cronicidad de los síntomas, aunque podamos atenuarlos. Para poder acercarnos a un pronóstico es imprescindible en estos casos recurrir a la neuroimágen anatómica y si es posible a la neuroimágen funcional, que nos ayudará a dirimir la situación. Carl Wernicke Para comenzar con Wernicke, no podemos obviar una alusión a su teoría de la sejunción. Para este autor, el sistema nervioso central funcionaba como un arco reflejo. Partiendo del estudio de las afasias, entiende que las enfermedades mentales son el producto de la alteración de ese arco reflejo, 83

Biblioteca